Bomba de gasolina

La bomba de gasolina o combustible es una pieza fundamental en el funcionamiento del motor del automóvil ya que es el corazón del vehículo y es la encargada de suministrar la gasolina (o diésel) en la presión adecuada al sistema de inyección para que se produzca posteriormente la combustión en el motor.

Es prácticamente el corazón del sistema de alimentación de combustible ya que al motor no puede faltarle en ningún momento combustible independientemente del régimen de vueltas en el que esté el motor gire.

Por lo general, se trata de bombas eléctricas que suelen estar instaladas en el interior del depósito de combustible o en los alrededores del mismo. Normalmente, el voltaje al que funciona la bomba de gasolina de un coche es de 12 V y se acciona a través del relé de la bomba.

Función principal

La principal función de la bomba de gasolina es mandar el combustible que se encuentra en el depósito del coche hacia el sistema de inyección, para que posteriormente sea pulverizado por cada inyector en la cámara de combustión y se mezcle con el aire.

La bomba de gasolina puede estar ubicada en el motor si se trata de bombas mecánicas o en el propio tanque de combustible si se trata de bombas de gasolina eléctricas.

¿A qué presión de trabajo debe funcionar la bomba de gasolina?

Será necesario, por tanto, que en la rampa de inyectores exista una presión mínima de entre 2 y 4 bares, mientras que a medida que se aumente la velocidad y con ello las revoluciones, esta presión aumentará progresivamente hasta alcanzar los 3 o 4 bares.

Además, es importante mencionar que la bomba de gasolina actúa de forma similar a la bomba de inyección diésel, puesto que las dos son las encargadas de impulsar el combustible con la presión necesaria hacia los cilindros haciendo que el motor funcione de manera óptima y eficiente.

Posibles fallos en la bomba de gasolina eléctrica

Independientemente de la calidad de nuestra bomba de gasolina, su vida útil estará afectada por una serie de componentes. El uso de gasolina con partículas extrañas, el óxido o el uso indebido de alcohol o metanol acortarán su duración. También el mantenimiento juega un papel importante, por lo que se deberán cambiar los filtros de la gasolina cuando proceda para evitar que se obstruyan.

Comprobar una avería en la bomba de gasolina

  • Medir si llega voltaje a la bomba de combustible.
  • Para comprobar el funcionamiento de la bomba dar el interruptor de arranque sin llegar a encender el motor. Entonces se oirá el zumbido de la bomba funcionando durante unos dos segundos, que es lo que tarda en presurizar el sistema de combustible para que esté listo.
  • En caso de no escuchar el zumbido hay que comprobar si le están llegando corriente al enchufe del cableado de alimentación eléctrica de la bomba. Dos opciones:
  • Si no hay lectura del voltaje que requiere la bomba, revise el circuito hasta encontrar donde está la interrupción del flujo de la corriente. Puede deberse a cables dañados, mal contacto o sulfatación de las conexiones.
  • Si hay lectura del voltaje, mida con un ohmímetro la continuidad del motor eléctrico en los terminales de la bomba. En caso de que la lectura de la resistencia sea alta o infinita, la bomba está dañada.

Consejos para alargar la vida de la bomba de gasolina eléctrica

Que siempre haya gasolina en el tanque. No confiarse del indicador de nivel de nuestro panel de instrumentos si el vehículo es muy viejo, ya que puede dar una lectura errónea. No apures el depósito de combustible, porque las impurezas se pueden meter dentro de la bomba de gasolina y estropearla.

Cuando se sustituya una bomba de gasolina eléctrica dañada será importante limpiar el tanque y las tuberías de combustible. También hay que tomar precauciones de seguridad para evitar cualquier tipo de accidente, para ello lo mejor es seguir las instrucciones del fabricante.

Antes de instalar la nueva bomba en el depósito conviene comprobar su funcionamiento. Algo que se consigue haciendo pasar corriente por si sistema, para ver si el solenoide mueve la varilla de metal y empuja correctamente el diafragma. Al retirarle la corriente el resorte de retorno, tiene que ser capaz de devolverla a su lugar sin nada que obstruya el movimiento.

Para terminar este repaso a la bomba de gasolina eléctrica, queremos hacer hincapié en uno de los consejos. Aunque sea el más sencillo, es de gran importancia que no circulemos de forma continuada con el coche en reserva. Como la bomba está alojada en el depósito si éste está vacío no habrá combustible para refrigerar la bomba. Esto podría llevar a un sobrecalentamiento y una posible avería, que derivaría en otros fallos en el sistema de inyección.

Si te interesa conocer mas acerca del sistema de combustible puedes hacerlo aquí 

Comentar

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio. Al seguir navegando acepta su uso.