Adaptaciones de vehículos para personas con discapacidad

El derecho a la movilidad para las personas con discapacidad no solo consiste en modificar la estructura de los medios de transporte públicos y las vías peatonales para su libre desplazamiento. En la actualidad se puede modificar cualquier vehículo particular para el uso especial de personas con discapacidad.

En el siguiente artículo vamos a mencionar algunas de las posibles modificaciones que se pueden llevar a cabo con el fin de hacer posible que una persona con discapacidad lo conduzca de manera segura.

Antes que nada, quisiera aclarar que los cambios a realizar en el vehículo dependen de diversos factores, y que cada modificación depende del vehículo y de la discapacidad que la persona presenta.

Para documentarnos un poco acerca del tema, acudimos a Fabio Francisco Moreno“Junior” como le dicen cariñosamente en la empresa donde labora, quien nos contó su experiencia y nos mostró su Kia Picanto, que ha sido modificado de forma exclusiva para su uso personal.

Características del vehículo

Lo primero que debemos tener en cuenta del vehículo es sus características, si es mecánico o automático. El mecánico es el que requiere de mayores modificaciones, debido a que tiene un pedal adicional que es el del embrague. El vehículo automático es ideal para la modificación de autos para las personas discapacitadas, desde el punto de vista de adaptación, debido a que no cuenta sino con dos pedales y los movimientos de la palanca son menos.

El conductor

Para el caso del conductor, según lo que nos contaba Junior, no conoce ninguna escuela donde enseñen a conducir un auto a discapacitados. Para su caso particular, antes de la lesión el ya conducía, nos contó que desde los 12 años maneja el tractor en la finca de sus padres y de allí su gusto por los carros.

Junior luego de su lesión accidental, perdió la movilidad de sus piernas y debido a que reside en la ciudad de Neiva, y por su tratamiento tenía que desplazarse hasta Chía, vio la necesidad de movilizarse en trayectos largos, además de la idea de tener una independencia, donde pudiera valerse por sí mismo y sin la necesidad de que alguien más tuviera que transportarlo.

Sin embargo, a pesar de el gusto por el auto y que antes de la lesión los hubiera conducido, Junior tuvo que pasar por una valoración medica, donde se certificara su capacidad mental y física para conducir un auto, según nos manifiesta, en la Clínica Universitaria La Sabana antigua teletón le entregaron un certificado de aptitud con el cual se dirigió a transito para obtener el permiso especial y la licencia para conducir el auto.

¿Cuáles son las posibles modificaciones?

De acuerdo al tipo de lesión que presente la persona, se pueden dar las adaptaciones. En algunos casos como el de Junior que perdió la movilidad de las piernas, la modificación se presenta en los pedales y se realiza a través de palancas que le permiten controlar el vehículo solo con las manos.

Si por el contrario la lesión es de las extremidades superiores o que no pueden realizar las presiones manuales la adaptación se realizará a través de una prótesis que le permita controlar el vehículo.

Volante

El volante es una de las partes indispensables en cualquier vehículo, gracias a él podemos dirigirlo hacia un determinado punto y el usuario debe  poder manipularlo de algún modo. Para manipular un volante se requiere tener un buen rango de movilidad y fuerza de toda la extremidad superior, desde el hombro hasta la muñeca y la mano. Existen algunas adaptaciones que hacen más fácil su uso en las personas con discapacidad. Podemos mencionar al respecto perillas integradas al aro del volante, como lo muestra la imagen.

vehiculo-discapacitados-6

Cuando se tiene una movilidad muy limitada existen joysticks o controles mediante los cuales es posible manipular el auto con un simple dedo. En caso de que la persona no pueda emplear de ningún modo ambas extremidades superiores, actualmente existen en el mercado sistemas electrónicos de control del volante y volantes que pueden ser maniobrados con las extremidades inferiores. El volante también puede adaptarse para poder manipular los pedales a través de él.

Control de Pedales.

Un vehículo automático posee dos pedales, uno para acelerar y otro para frenar; en los vehículos manuales o estándar se incluye un tercero que es el del embrague, necesario para realizar los cambios de velocidad. Los pedales pueden adaptarse dependiendo de las circunstancias funcionales de la persona.

En los casos en los que no le sea posible a la persona manipular uno o ambos pedales con sus miembros inferiores, puede adaptarse un sistema de pedales con control manual, cuyo mando va integrado al volante al lado del mismo como lo muestra la imagen o como una palanca aparte colocada en el piso del automóvil. Del mismo modo, se puede adaptar una versión manual del embrague para las personas que no puedan manipularlo directamente con el pedal.

Accesorios.

Algunos otros aditamentos que es necesario considerar mientras se adapta un automóvil son por ejemplo espejos retrovisores extras o con dimensiones y tamaño distintos a lo convencional. En este contexto también incluimos los expansores de pedales, empleados en los casos en los que la persona es de talla baja, motivo que hace imposible alcanzar los pedales de tamaño estándar, asientos o cojines que le permiten ganar altura o le permiten acceso al vehículo.

Experiencias de manejo

Es muy fácil operar el vehículo y el actual lo recibió nuevo de concesionario, es muy dócil al tacto tanto en el frenado como en la aceleración, así que no le reviste mayor esfuerzo. Para acelerar lleva la palanca hacia arriba, hacia su cuerpo,  y para frenar se obtura la palanca hacia abajo, ayudándose con la inercia para frenar. Le agregó a la palanca el pito para mayor facilidad.

Conoce y respeta todas las normas y señales de tránsito, nunca ha tenido un accidente de tránsito, este es su segundo auto. Ha viajado hasta Florencia y Bogotá, con la ayuda de algún familiar para no llegar tan cansado.

Para finalizar quisiera acotar algo que dice Junior en el video y es que él es un cristiano mas pero sentado en su silla, igual a todas las personas, y mientras se desplaza en su auto sigue siendo uno más en la vía.

Video

A continuación podemos apreciar las modificaciones y como se opera un vehículo para una persona con discapacidad, junto con la experiencia de Junior.

Entradas relacionadas

Comentar