Sistema de asistencia a la frenada en ciudad

Mazda apuesta por las nuevas tecnologías en seguridad activa, sistemas que ayudan a los conductores a evitar accidentes o a reducir el impacto en caso de que sea inevitable. Uno de los principales sistemas que ha sido bien visto por la comunidad automotriz es el Sistema de asistencia a la frenada en ciudad (SCBS).

El sistema SCBS (Smart City Brake Support) evita los choques por despiste del usuario en ciudad, que hace parte de un paquete  de seguridad que la marca monta en el vehículo desde la versión básica.

Funcionamiento

El funcionamiento de este sistema es sencillo en cuanto a concepto. Al transitar a una velocidad entre 4 y 30 km/h, un sensor láser que va montado en la parte superior del parabrisas escanea continuamente en busca de obstáculos que pueda haber frente al vehículo, y  al detectar riesgo de colisión reduce la distancia entre los elementos de frenado para acelerar su respuesta si es necesario.

Cuando la diferencia de velocidad entre el automóvil y lo que nos precede es inferior a 30Km/h, el sistema se activa para salvar la situación o evitar en tal caso la gravedad de esta.

Si el riesgo de choque persiste y no hay acción alguna por parte del conductor, el SCBS frena el vehículo de forma autónoma, lo que evita choques por despiste, pero también abre una curiosa puerta a la falta de concentración en el tráfico.

Con esto, contribuye a evitar posibles colisiones o al menos a que los daños sean menores (si se tiene en cuenta que muchos de los pequeños accidentes que se dan son a poca velocidad o en ámbito urbano, este sistema es más que interesante).

Este novedoso sistema también incluye un control de la aceleración que trabaja conjuntamente con el cambio automático evitando aceleraciones que no son intencionales, aquéllas que se dan por error al pisar el pedal equivocado o en situaciones donde las pendientes son pronunciadas donde también ayudaría.

Asistente de frenado en ciudad delantero

El sistema de frenado en ciudad delantero o SCBS de Mazda, ayuda a prevenir o reducir el impacto de alguna colisión a baja velocidad. Mediante una cámara sensora, el sistema determina cuando la distancia  entre nuestro vehículo y el de adelante es demasiado corta, accionando los frenos para evitar el impacto a velocidades entre 4 y 80 Km/h, a velocidades entre 10 y 80km/h, el sistema es capaz de detectar peatones.

Asistente de frenado en ciudad trasero

El sistema de frenado en ciudad trasero o SCBS de Mazda, ayuda a prevenir colisiones a baja velocidad cuando estamos transitando en reversa. A velocidades entre 2 y 8 km/h, el sensor de ultrasonido del paragolpes trasero monitorea la posición trasera del vehículo. Si el sistema determina que existe la posibilidad de una colisión, se activa la alerta de advertencia en la cabina  y aplica automáticamente los frenos.

Entradas relacionadas

Comentar