Seguridad en carretera cerca de un tractocamión

Las carreteras en Colombia han cambiado, algunas ciudades se han acercado. Los trayectos se han reducido, existen nuevas vías, los tramos de doble calzada han aumentado en los últimos años.

Las nuevas vías y caminos inspiran confianza, cada vez es menor la cantidad de curvas cerradas y peligrosas y cada vez son más las vías pavimentadas que las destapadas, todo esto nos lleva a conducir con mayor tranquilidad.

Muchas veces olvidamos que, aunque los caminos cambien, muchos riesgos siguen presentes.  Conducir cerca de vehículos de carga o de pasajeros es una de las situaciones a las que nos enfrentamos todos los días

Conducir cerca de un tractocamión

Conducir cerca de un tráiler, remolque o semirremolque suele causarnos un poco de preocupación, lo ideal es mantener la suficiente distancia de este tipo de vehículos sobre todo si nos encontramos delante de ellos.

Cuando un tractocamión se detiene, no es como frenar un sedan o una camioneta, se trata de un vehículo de carga que debe detener la carrocería y la carga, por tanto necesita mayor espacio para realizar la maniobra.

Cuando un tráiler frena de improviso su caja se colea y se desliza hacia el frente por alguno de sus lados, así que lo más recomendable para conducir en una carretera es mantener distancia de ellos.

Adelantar

Muchos automovilistas, a la hora de adelantar se pegan al camión, se limitan a poner el direccional y en cuanto hay línea discontinua, se ponen a adelantar, sin más cuidados. Entonces, ¿cómo deberíamos adelantar? Lo primero es cambiar nuestra actitud al respecto.

Adelantar un vehículo de carga es una maniobra peligrosa y debemos tener en cuenta no adelantar en curva, no adelantar por la derecha, no adelantar sobre un puente, no adelantar en línea amarilla continua y doble línea amarilla continua.

En una carretera de doble sentido, adelantar es una maniobra peligrosa. Se mire por donde se mire. Y es que durante un determinado tiempo vamos a estar circulando en el carril contrario. Entre la distancia de seguridad, el camión y la velocidad a la que nos incorporaremos de nuevo a nuestro carril, en un adelantamiento seguro necesitamos en promedio 150 metros, esto es una gran distancia.

Antes de realizar la maniobra debemos tener en cuenta la respuesta de nuestro vehículo,  las condiciones de carga, entre otros factores para que la distancia se alargue lo suficiente para rebasarlo;  algunos son tan osados que se atreven a sobrepasar dos o más camiones en línea,  se recomienda adelantar un solo vehículo a la vez.

Por último, las líneas continuas están ahí por una razón. Se debe adelantar únicamente si se completa la maniobra antes de llegar a la línea continua.

Para adelantar un tractocamión tenga en cuenta lo siguiente

  • Evite pegarse demasiado al vehículo que tieneadelante para luego cambiar de carril y adelantar. Haciendo esta maniobra se reducela visibilidad de lo que viene de frente. Y dos, es más factible lograr  la misma velocidad que el auto que nos precede
  • Antes de adelantar, no se olvide mirar los retrovisores y poner el direccional. Si otro vehículo que va detrás ve que deja espacio, lo más factible es que el también trate de adelantar su vehículo y el tractocamión siendo posible que se tropiecen en la maniobra. Tenga en cuenta siempre en ese orden: “retrovisor, intermitente, maniobra”.
  • Acelere y salga del carril, si surge un imprevisto o nota que la velocidad de un vehículo que viene en el sentido contrario es superior a la suya o pone en riesgo completar la maniobra opte por regresar a su carril.
  • Realice la maniobra con decisión, si tiene dudas mejor espere a tener una mejor oportunidad, tampoco hay que tener miedo de acelerar, qué sentido tiene adelantar si apenas logramos 5 km/h más que el vehículo que vamos adelantando.
  • Una vez se ha adelantado el camión, hay que seguir acelerando o al menos mantener una velocidad significativamente superior a la del vehículo adelantado hasta que estemos de nuevo en nuestro carril. Algunos automovilistas fallan en este punto. Una vez han pasado el camión se vuelven a incorporar al carril justo delante de ellos, casi cortándole el paso y obligándole a frenar.
  • En caso de que seamos el adelantado, lo mejor es no cambiar nuestro comportamiento. Si vemos que detrás se preparan para adelantarnos, no sirve de nada acelerar. Probablemente no cambie su decisión y no hay razón por la que debamos ir más rápido si no estamos cómodos con ello.
  • ¡Nunca! Adelante en curva, en zonas prohibidas o por la derecha.
  • Si es motociclista o ciclista, conserve la distancia de los vehículos de carga y evite a toda costa adelantar por la derecha, en esta maniobra muchos han perdido la vida, ya que entran en la zona de turbulencia y pueden ser absorbidos.

Muchas veces, tenemos esa tendencia a querer adelantar a la más mínima oportunidad. Es una cuestión de actitud que habría que cambiar. Muchos adelantamientos no nos hacen ganar tanto tiempo como pensamos. En un trayecto de una hora sin tráfico, adelantando en cada oportunidad, puede que no ganemos más que un par de minutos al final. ¿Vale la pena?

Cuántas veces no hemos visto un automovilista adelantar en cada oportunidad, apurando al máximo el adelantamiento de ese camión que había delante para, al cabo de unos metros, meterse en una gasolinera o girar en un cruce. Ese conductor no ha ganado nada de tiempo, un par de segundos quizá, sin embargo se ha puesto en peligro, ha puesto en peligro a los demás usuarios y ha pasado por irracional. Si sabe que va a dejar la carretera muy pronto, no adelante al carro lento que lleva delante, es innecesario.

Entradas relacionadas

Comentar