Riesgos en los vehículos eléctricos

Los vehículos eléctricos e híbridos están llegando a diferentes partes del mundo. El arribo de automóviles eléctricos e híbridos a Colombia trae consigo nuevos retos para los consumidores y para los talleres reparadores.

Los talleres reparadores tienen que actualizarse y prepararse para atender este tipo de autos que al igual que en los vehículos de combustión interna, la manipulación trae sus riesgos.

Por estas razones se hace necesario tener en cuenta la seguridad en: el sistema de tracción eléctrica, la batería de tracción, la recarga de las baterías, los conectores, el cableado, ante un impacto accidental del vehículo y ante el ruido que dejan de percibir los peatones.

Riesgos en la manipulación de las baterías de tracción

Las baterías de tracción se encuentran debajo del piso del carro para protegerlas de los agentes externos, de las colisiones y lejos del acceso de los usuarios. Se recomienda solo la manipulación por parte de expertos.

Se alojan de esa forma tan celosa por el inminente peligro eléctrico, debido a la presencia de altos voltajes y de una alta corriente de cortocircuito de la batería. También por el peligro mecánico, por el elevado peso de la batería. Unido a lo anterior, hay peligro químico por la presencia de productos químicos altamente reactivos dentro de la batería, así como peligro de explosión, por la formación de gases explosivos (de hidrógeno).

La ventilación del compartimiento de la batería debe ser  el adecuado; de tal forma que el aire sobrante no entre a la cabina porque, primero, se podría tener riesgo de explosión (posibilidad de personas fumando en el interior) y, segundo, porque el aire sobrante de dicha ventilación podría contener pequeñas gotas de ácido.

Riesgos en los conectores para la recarga del vehículo

Los primeros vehículos eléctricos han venido equipados a nivel mundial con una clavija común, estandarizada por la norma NTC 1650/2004 (IEC 60884-1) la cual incluye funciones de detección de proximidad, lo cual impide el movimiento del vehículo mientras está conectado al cargador; y control de la línea piloto de comunicación, para coordinar nivel de carga entre él y el vehículo y el cargador, entre otras.

Riesgos al momento de la colisión de un vehículo eléctrico

Los componentes esenciales de los vehículos eléctricos se limitan básicamente al motor eléctrico y a las baterías que lo alimentan.

Con el fin de sacar mayor provecho del motor, se trabaja con voltajes elevados, desde 200V hasta 600V aproximadamente. Por lo anterior, la seguridad de los ocupantes del vehículo, así como la determinación de la posición de las piezas de elevado voltaje en el vehículo, entra a ser un factor importante, sobre todo en el escenario de un impacto o choque del mismo.

En el mundo se han realizado pruebas de colisión con vehículos eléctricos. En Europa, por ejemplo, el ente normativo NCAP realizó pruebas de colisión frontal a 64 km/h y un choque por alcance desalineado, según normativa americana, a una velocidad de 80 km/h. También se han realizado ensayos donde se corta o cizalla en la carrocería del vehículo accidentado, para determinar el nivel de seguridad para las personas que realizan los rescates tras un accidente de tránsito.

Seguridad en caso de un accidente o rescate

En caso de presentarse un accidente de tránsito debe tener en cuenta los siguientes factores de seguridad en la manipulación. Estas deben ser parte del manual de instrucciones de todo vehículo.

  • Tenga en cuenta las instalaciones de alto voltaje, verifique con el manual como opera la desconexión en caso de choque.
  • Es indispensable que los organismos de rescate cuenten con la información necesaria para atender un vehículo siniestrado, conocer los sistemas de desconexión de la batería.
  • Algunas baterías de tracción cuentan con la desconexión de la batería de tracción en caso de accidente, por tanto es indispensable conocer cómo funciona, en caso de que no cuente con esta programación.
  • En el caso de que los airbags se activen, será una señal de que la batería de tracción se ha aislado eléctricamente a consecuencia de la colisión.
  • Tenga en cuenta que las baterías están ubicadas en un lugar que esté protegido contra impactos, en una zona adecuada con respecto al centro de gravedad ya que, según su capacidad, llegan a suponer el 20% del peso total del vehículo.
  • Tenga en cuenta la ubicación de los cables de alto voltaje, pues al momento de una colisión no deben quedar expuestos directamente. El recubrimiento de los cables, en combinación con relés, evita que en caso de rotura del cable o contacto con la carrocería se genere un cortocircuito. Los cables de alto voltaje deben estar separados de la batería. Esto es lo que se conoce como la seguridad intrínseca del vehículo. Deben ser de color naranja.
  • Por tratarse de nuevas tecnologías, se debe poner a disposición del usuario la información unificada y estandarizada para el rescate. Es razonable, pensar en la posibilidad, de poner esta información a disposición de los equipos de rescate de manera electrónica en el lugar del accidente.

Otros riesgos asociados a los vehículos eléctricos:

En caso de incendio:para realizar la extinción se recomienda el uso de elementos de protección personal como guantes de látex o nitrilo debajo de los guantes de trabajo. Además equipos de respiración autónomos, ya que las baterías de alta tensión contienen hidróxidos de sodio y potasio.

Por inundaciones: en caso de inundación, el fabricante recomienda retirar el vehículo del agua y realizar la desconexión de la batería de forma normal. No existe riesgo de choque eléctrico si se toca la carrocería o piezas metálicas, ya que el sistema está completamente aislado.

En caso de remolque: se recomienda transportar este tipo de vehículos eléctricos en grúas de plataforma; de lo contrario, se deben elevar las ruedas motrices para su correcto traslado.

Entradas relacionadas

Comentar