Preguntas y respuestas sobre el gas natural vehicular

El gas natural también se utiliza como combustible vehicular, éste es acondicionado y comprimido para que pueda insertarse en unos cilindros especialmente fabricados para esto, y de esta manera puedan ser instalados en los vehículos.

El Gas Natural Vehicular no es una nueva tecnología. Tiene 70 años de historia. Está ampliamente probada y sus progresos tecnológicos son constantes. El GNV, es una solución más económica, segura y ecológica que  el combustible tradicional.

En Colombia existen más de 400.000 automóviles y camiones propulsados a GNV exitosamente y una red de infraestructura de casi 700 estaciones operativas distribuidas en 78 ciudades. Resuelva a continuación algunas de las inquietudes más frecuentes acerca del uso del gas natural vehicular.

¿El motor pierde mucha potencia?

No es cierto que el motor pierda tanta potencia, esta pérdida es menor que la de usar el aire acondicionado, quedando potencia para que el motor tenga un buen funcionamiento. Además hay que tener en cuenta que normalmente los motores de los vehículos no se utilizan al 100%.

¿Se acorta la vida útil del motor?

No es cierto que la vida útil del motor se acorta, ésta depende del buen mantenimiento que se realice al vehículo (sincronización, cambio de aceite y filtros, etc.).

¿Se daña la culata del motor?

No es cierto que se dañe la culata del motor. El daño no depende del combustible sino de la calidad de la combustión (aire, combustible, energía, mezcla y compresión). Las conversiones a gas incluyen un proceso de calibración que garantiza una buena combustión. Es por eso que debe asegurarse de acudir a un taller autorizado que cuente con los equipos y herramientas adecuadas a parte del personal técnico calificado.

¿El mantenimiento es más costoso?

No es cierto, el mantenimiento no depende del combustible, sino del trato que se le dé al vehículo, el estado de las vías, el kilometraje recorrido, entre otros.

¿Cuánta energía libera el gas natural en comparación con la gasolina?

El contenido de energía del gas natural es de alrededor de 47 MJ/kg o 40 MJ/m3 (poder calorífico superior). Los valores para una gasolina típica son 60 KJ/kg y 44 MJ/lt. Sobre una base volumétrica 1 m3 de gas natural es equivalente a alrededor de 1,13 litros de gasolina o 0,82 litros de diesel.

Al hacer comparaciones se debe tener en cuenta también la eficiencia energética relativa de los motores que usan  varios combustibles. En general, los motores que están diseñados para gas natural son levemente más eficientes que un motor a gasolina similar (porque pueden operar con una relación de compresión más alta). Los motores a gas natural y diesel de tamaños similares tendrán una eficiencia térmica similar.

¿Cómo se comportan los vehículos a GNV en grandes alturas?

Existe un problema con el carburador mecánico estándar de gasolina cuando se conduce a grandes alturas, donde la densidad del aire es más baja, y es que el motor opera con una mezcla progresivamente más rica. La potencia disminuye tanto porque el motor está aspirando menos oxígeno (debido a la densidad decreciente del aire con la altura) como también porque un carburador actuado por venturi proporcionará una mezcla más rica a medida que disminuye la densidad del aire.

Una conversión a gas natural, usando un carburador mecánico típico con un dosificador tipo venturi tendrá el mismo problema, de modo que en este sentido la situación no será ni mejor ni peor. Pero es importante recordar que la potencia de un motor a gas natural también decrecerá alrededor de 12 a 14 % porque el gas ocupa alrededor del 12 % del volumen de la admisión y, por lo tanto, se tendrá menos aire u oxígeno. Por otro lado existe la posibilidad de usar un sistema de dosificación de gas natural electrónico operado por un sensor de oxígeno, que mantendrá una relación aire/combustible constante con la altura y esto resolvería el problema del enriquecimiento, pero no la pérdida del 12 %.

¿Es peligroso manejar con cilindros llenos de gas a presión?

Los cilindros se fabrican y prueban de acuerdo con normas muy estrictas de seguridad y han resistido ensayos de resistencia severa bajo condiciones mucho más exigentes que los estanques diseñados para almacenar gasolina.

Se usan cilindros de aluminio reforzado de paredes gruesas, cilindros de acero o materiales 100 % compuestos para almacenar gas natural vehicular como combustible automotriz. Se han sometido vehículos a gas natural a colisiones de prueba hasta 84 Kilómetros por hora, en los cuales los vehículos han quedado totalmente destruidos, pero los cilindros de gas comprimido han mostrado muy poco o ningún daño.

Ensayos con fuego y dinamita han llevado a los cilindros hasta temperaturas y presiones que exceden los límites especificados, demostrando que los cilindros para gas natural vehicular son duraderos y seguros. Naturalmente, como todo sistema de combustible, estos cilindros no son indestructibles y deben inspeccionarse periódicamente para asegurar que no han sufrido daños superficiales.

Entradas relacionadas

Comentar