El motivo por el que no debes usar el móvil en la gasolinera

Seguro que muchas veces han llegado a una gasolinera para llenar su depósito y se han percatado del cartel que prohíbe fumar o del cartel que prohíbe la utilización del teléfono móvil en el recinto.

¿Saben a qué se debe y por qué sería tan peligroso atender una llamada en una gasolinera? Se lo contamos.

Móvil-Gasolinera: Cosas incompatibles

La idea es muy sencilla: el uso del Smartphone en gasolineras mientras repostamos puede provocar un incendio causado por una chispa de nuestro celular que, en unión con el combustible, desembocaría en una situación nada agradable.

Y es que hablamos de una explosión de una gasolinera, un recinto repleto de material inflamable como es el combustible. Pocos resistirían una explosión así, ¿verdad?

Sin embargo, es poco probable que esto ocurra porque simplemente respondamos una llamada, contestemos un Whatsapp o encendamos el celular. Y es que la explicación radica en la presencia de electricidad estática, un tipo de electricidad que nuestro cuerpo puede administrar simplemente por tocar una superficie metálica.

Por eso siempre se recomienda no tocar ninguna parte metálica del auto justo antes de sujetar la manguera para repostar.

En el caso de los celulares, las baterías y la potencia general de los mismos no serían capaces de provocar una ignición como las que aparecen en numerosos vídeos que circulan por lared o en películas de acción filmadas en gasolineras.

Pero, ¿de qué riesgo hablamos?

Según apunta la Comisión de Comunicaciones de Estados Unidos, FCC, la alerta que se mantiene a nivel mundial para que los conductores no atiendas llamadas en gasolineras o incluso ni enciendan su celular sería exagerada.

Y es que, según afirman los profesionales de esta comisión, el riesgo de ignición es muy bajo o casi nulo. Es decir, las posibilidades de un incendio causado por una chispa proveniente del celular que se junta con materiales inflamables como el combustible son totalmente remotas.

De hecho, el Instituto Americano de Petróleos (API) también afirma que la posibilidad de incendio por una chispa del celular es muy remota pero que obviamente algún antecedente existe y que debemos extremar las precauciones.

Las compañías telefónicas se curan en salud y advierten que el hecho de que los celulares presente un circuito eléctrico es motivo suficiente para que pueda suceder.

En definitiva, nos debemos preocupar más por la energía estática que podemos captar de superficies metálicas que por las posibles chispas que nuestro celular pueda provocar en una gasolinera o estación de servicio. Eso sí, el celular es un elemento que despista y que no permite a nuestro cerebro prestar la máxima atención a lo que estamos haciendo así que, ¿por qué no dejarlo dentro del vehículo mientras repostamos?

Entradas relacionadas

Comentar