Limpieza de los frenos de disco

La mayoría de los automóviles actuales tienen frenos de disco por lo menos en las ruedas delanteras y otros en sus cuatro ruedas. Los frenos de disco funcionan mucho mejor que los de tambor y su sencillez mecánica los hace más fiables.

Los componentes del sistema de frenos de disco, están expuestos al entorno, aunque su rotación contribuye a retirar la suciedad y los residuos de desgaste de las pastillas.

A veces sucede que gran parte de estos residuos quedan atrapados entre la pastilla y el disco, o en la mordaza y ya que la holgura que estos tienen es bastante reducida se hace complicado retirarlos.

Mantenimiento

Mantener limpio el disco de frenos mantendrá el rendimiento de frenado óptimo y eliminará el irritante chirrido de los frenos y otros problemas molestos. Debido al polvo y suciedad acumulados en las partes de sistema de frenos, las pastillas de freno se traban y empiezan a producir sonidos en el tren delantero, ruidos que muchas veces nos desorientan y empezamos a creer que existe un daño en otras piezas o partes de nuestro automóvil.

Con una limpieza de las partes del sistema de frenos de disco podremos mejorar el rendimiento del frenado a la vez que eliminamos una serie de ruidos provenientes del tren delantero. No requerimos prácticamente de ningún material adicional a unas herramientas y un poco de líquido de frenos o una línea de aire para aplicar a las partes involucradas del freno delantero.

Podemos realizar esta limpieza cada seis meses y así tendremos el sistema de frenos funcionando en óptimas condiciones y sin ruidos molestos.

Como limpiar los frenos de disco

  1. Estacionar el auto en una superficie nivelada, colocar el freno de estacionamiento, para los carros automáticos en parking.
  2. Aflojar las tuercas de los pernos del rin, con la cruceta o una llave L, realizar la operación con el vehículo en el suelo para evitar que las llantas se giren
  3. Colocar el gato en una parte segura del automóvil, para mayor seguridad colocar dos torres o colocarlo sobre unas plataformas
  4. Retirar completamente las tuercas de rin
  5. Retirar la llanta
  6. Con un destornillador de pala, retirar un poco el cilindro, para liberar las pastillas y poder retirar la mordaza
  7. Con una llave 14 mm, retirar el tornillo de sujeción de la mordaza
  8. Desplazar la mordaza hacia arriba
  9. Retirar con el destornillador de pala las pastillas
  10. Luego con una prensa recoger el embolo del cilindro, lo que facilitará la recuperación del sistema para su instalación.
  11. Se puede limpiar todo el conjunto con la línea de aire o una aspiradora que nos permita la opción de soplador, con la presión del aire se puede retirar todo el polvillo que generan las pastillas. También se puede usar líquido para limpiar partes de freno.
  12. Se puede pulir un poco la pastilla con un esmeril o una lija muy suave, a fin de retirar la rebaba que se genera por desgaste irregular.
  13. Se retira el pasador, también para limpiarlo
  14. Luego se procede con el montaje de las láminas de ajuste, pastillas, se coloca el pasador, luego se ajusta el tornillo de la mordaza.
  15. por último se obtura el pedal del freno, hasta que el cilindro regrese a su posición.
  16. Se repite el procedimiento en la rueda contraria
  17. Finalmente se instala la llanta.

Entradas relacionadas

Comentar