Las cebras, el sendero del peatón

El nombre de paso de cebra es porque en combinación con el negro del asfalto típico de la vía pública, las rayas blancas nos recuerdan a este animal. Es un espacio especialmente designado en la vía pública para el cruce de los peatones.

Entérese la función principal de una cebra o sendero peatonal y cómo se clasifican, para que haga un uso adecuado de las vías para convivir de forma adecuada con los peatones.

Senda peatonal

La senda peatonal es fácilmente reconocible porque es una columna relativamente ancha compuesta de líneas blancas horizontales por las cuales tienen autorizado el cruce las personas.Se encuentran siempre en las esquinas de las calles y su objetivo principal es organizar el tránsito de peatones así como también protegerlos de los automóviles que pasan por cada calle o avenida.

Esto es así porque los autos deben parar siempre detrás de la senda peatonal ante un semáforo en rojo, dejando entonces asegurado un espacio cómodo y amplio para las personas que van a pie.

Las sendas peatonales nunca se encuentran a mitad de una calle ya que se considera altamente peligroso que un peatón cruce por ese espacio en vez de las esquinas (la mitad de la calle es siempre el espacio en donde los vehículos aceleran). En muchos casos, las sendas peatonales suponen también prioridad para los transeúntes en el caso de que los autos tengan también permitido pasar (por ejemplo, cuando doblan en una esquina y hay en ella una senda peatonal).

Clasificación de las cebras

La función de dichas líneas es señal de pare para los vehículos e indica áreas exclusivas para el cruce de peatones o bicicletas.

Líneas de Detención

  • Ceda el Paso
  • Pare y Semáforo

Líneas de Cruce

  • Línea cruce peatonal Cebra y semaforización
  • Línea cruce de Ciclo vías

Líneas de alerta

  • Las líneas transversales son continuas o segmentadas.
  • Las líneas transversales son blancas
  • Indican prioridad de cruce de peatones sobre los vehículos motorizados.

Según esta clasificación, la Cebra no es una línea de detención como tal, por esa razón, antes y después de la cebra debe haber una línea de detención, ante la cual como su nombre lo indica, debemos detenernos.

Pero no todas las Cebras tienen estas líneas de detención, ¿será por esta razón que muchos conductores no se detienen ante una Cebra? No creo, nos falta mucha cultura y consideración con el peatón y eso que todos al bajarnos del carro, nos volvemos peatones inmediatamente.

Cultura ciudadana

 

En muchas de nuestras ciudades las cebras son sinónimo de “acelere” en vez de ceder el paso, ¿Por qué pasa esto?  ¿Por qué es tan difícil dar la vía al peatón? Sin importar su edad, el clima o si va muy encartado con paquetes o personas a su cuidado ya sean niños o ancianos.

Lo más paradójico del asunto, aunque suene obvio, la preferencia la tiene el conductor y no el peatón, por esto el conductor se molesta, pues debe detener su bólido para dejar pasar al peatón, sino es que el peatón tiene que evadirlo como el novillero a los toros.

Aunque no falta el conductor que ceda el paso a los peatones así sepa que los demás conductores le van a pitar, son pocos pero existen. Como también encontramos a peatones que siempre usan la cebra y adecuadamente, pero en este punto insisto que el peatón ya sabe que tiene dos cosas seguras, una que pasar por la Cebra no garantiza que le den la vía y dos, qué necesidad tengo de ir hasta la Cebra si puedo pasar por cualquier parte de la vía, prácticamente con el mismo riesgo.

Nos queda entonces recomendarles que cada vez que estén conduciendo, recuerden lo difícil que es pasar una cebra con seguridad, frene despacio y ceda el paso, y cuando pase caminando, no sobra una sonrisa o una señal de agradecimiento a quien se detuvo.

Entradas relacionadas

Comentar