La moto de Honda que no se cae

El fabricante japonés Honda presentó en la feria de tecnología de las Vegas CES 2017 un novedoso sistema que impide que la motocicleta se caiga, permitiendo el balance por sí sola. Sin ninguna ayuda del piloto siempre y cuando esté detenida o se conduzca a baja velocidad.

Al momento de ser presentada al público la nueva motocicleta de Honda logró balancearse y mantenerse equilibrada sin la ayuda de ningún humano. La idea de Honda al agregar esta tecnología es ayudar a reducir un poco los accidentes automovilísticos en los cuales se involucran motocicletas.

Honda Riding Assist

Es una idea brillante que evita incorporar elementos pesados que reduzcan el desempeño de las motocicletas. Cuando el sistema detecta la posibilidad de que el vehículo caiga al piso, alarga el ángulo entre ambas llantas y comienza un leve balanceo en el neumático delantero.

Con la misma dirección de la llanta, mantiene en pie al vehículo, todo de forma automática, lo que también podría facilitar el momento de estacionar una moto en el futuro cercano.

La moto también contará con un sofisticado sistema de inteligencia artificial, que utilizará la información de sensores de posición para comprender los movimientos del piloto a medida que éste use la moto. El sistema de AI es el mismo que lleva el robot Asimo, también creado por la marca japonesa.

En este momento no existe ningún comunicado que avise sobre la posibilidad de llevar esta tecnología a producción.

Comunicado de prensa

 

Desde la fundación de esta compañía, Honda se ha centrado en crear tecnologías que ayudan a la gente”, “nuestro objetivo es desvelar una línea de tecnologías para el futuro que den como resultado la redefinición de la experiencia de la movilidad”, declara YoshiyukiMatsumoto, presidente de la división de Investigación y Desarrollo de Honda R&D,  y sin duda en esta ocasión sus palabras expresan perfectamente lo que este prototipo supone para el mundo de la motocicleta.

Detrás de cámaras

El “milagro” se consigue por el empleo de la tecnología UNI-CUB. Honda destaca expresamente que no tiene nada que ver con los sistemas que emplean giroscopios que están siendo desarrollados por otros fabricantes.

Según el gigante japonés el empleo de tecnología giroscópica cuenta con un gran inconveniente, y es que la sensación para el conductor no se percibe de forma intuitiva ni natural. La tecnología UNI-CUB emplea el cambio de posición del peso para controlar la velocidad, desplazarse en cualquier dirección y detenerse. Honda lanza en estos días una API destinada a la generación de nuevo software para desarrollar y extender su idea.

No sabemos cuándo podremos disfrutar de esta tecnología en las motos de calle, pero una evolución de tal magnitud en materia de seguridad vial será evidentemente prioritaria y más aún ahora que ha sido revelada públicamente.

Video

Entradas relacionadas

Comentar