La importancia de tener una póliza todo riesgo para mi vehículo

El que tiene vehículo tiene dinero escuché algún día; cuando tenemos vehículo y pensamos en lo que cuesta el mantenimiento, combustible, liquido refrigerante, lavar el auto o llevarlo a un car wash, el impuesto de rodamiento, el soat, la revisión tecnicomecanica, la póliza todo riesgo, etc. entendemos que cuesta, que hay que invertirle dinero al vehículo, y por lo tanto hay que proteger esa inversión, y para ello es preciso adquirir una póliza de seguro.

Para reducir gastos algún día pensé en no renovar la póliza todo riesgo. La cultura del seguro hoy en día en Colombia va en aumento. Antes ni se pensaba en asegurar el auto o adquirir una póliza de vida; tenemos un pensamiento positivo de que no nos va a pasar nada; llevamos cuatro años pagando la póliza para el auto y nunca hemos reclamado, solo solicitamos una grúa el día que se nos vara el auto por batería, o que se encendió el testigo del refrigerante y por precaución pedimos grúa y eso nos hace pensar que es innecesaria la póliza de seguro.

Las compañías de seguros ofrecen anualmente un descuento del 10% por no reclamación si renovamos la póliza y hasta el 30% de descuento si ya tienes una tarifa preferencial, ósea que sale por el 70% del valor; ejemplo la póliza vale un millón de pesos el año ya nos vale setecientos mil pesos, directamente con la compañía de seguros dos cuotas de doscientos mil y una de trescientos, pero nunca nos ha sucedido nada lo que nos lleva a  tener la tentación de dejar de pagar el seguro.

Recordemos los amparos básicos que tiene una póliza todo riesgo para comprender los beneficios que esta ofrecen:

  • Pérdida parcial por daños
  • Pérdida parcial por hurto
  • Pérdida total por Daños
  • Pérdida total por Hurto
  • Responsabilidad civil extracontractual
  • Daños a bienes de Terceros
  • Lesiones o muerte a una persona
  • Lesiones o muerte a dos o más personas
  • Temblor, terremoto, erupción volcánica, asonada y demás hechos producto de la naturaleza.

Lo más preocupante en un accidente de tránsito es contra que nos podemos accidentar: otro automóvil, una motocicleta, una bicicleta, contra una persona o más, un árbol, un poste, un animal, una señal de tránsito, una vivienda, etc.

Cuando tomamos el volante estamos expuestos a generar o sufrir un accidente y lo más importante para pensar a la hora de enfrentarse a un accidente es que todo tiene un precio, por lo que hay que tener presente que lo más importante a tener en cuenta al adquirir una póliza es el valor limite o valor de cobertura en la responsabilidad civil y demás amparos. Hay pólizas 100/100/300, 300/300/600, 1000/1000/2000 (millones) y lo que es más,  una responsabilidad civil en exceso cuando estos valores de cobertura no son suficientes, de manera que  la compañía de seguros tiene un exceso para responsabilidad civil de 50/ 200 o 500 y el deducible o valor que nos corresponde pagar en un siniestro.

En una póliza de seguro aparecen los amparos de la siguiente forma:

importancia-seguro-2

Es muy importante a la hora de tomar una póliza tener claros  estos aspectos, pues  implica que si el límite de la cobertura en el caso de bienes a terceros tiene un monto determinado,  y nos estrellamos contra un equipo  que cueste mil millones de pesos y la cobertura máxima es de quinientos millones y la responsabilidad civil en exceso es de doscientos millones (esto nos da setecientos millones) nos toca pagar los mil millones, de manera que nos quedaría un excedente de trescientos millones de pesos debemos pagar de nuestro bolsillo, lo que refleja la importancia de tener coberturas lo suficientemente amplias para estar más que seguros y tranquilos.

Existen amparos adicionales que también ayudan a tomar una decisión respecto a donde tomar la póliza

  • Amparo Patrimonial
  • Asistencia Jurídica Penal y civil
  • Gastos de transporte en caso de pérdida total
  • Asistencia en viajes
  • Billetera Protegida
  • Ruptura de vidrios o cristales
  • Desmembración en accidente de transito
  • Muerte en accidente de transito
  • Auxilio exequias
  • Abogado al sitio
  • Vehículo de remplazo por siniestro
  • Cobertura de daño moral o lucro cesante

Después de esta radiografía y la experiencia adquirida en compañías de seguros tomé la decisión de renovar la póliza y meses después me hurtaron el vehículo de donde lo había dejado  estacionado.  Realmente estamos expuestos todos los días a cualquier situación de riesgo, por lo que entendí  la importancia de tener una póliza todo riesgo para mi auto.

Entradas relacionadas

Comentar