Guía para detectar un amortiguador dañado

Los amortiguadores en el auto están expuestos a desgaste continuo, se encargan de soportar las inclemencias de los terrenos en mal estado, y a la inclemencia de las influencias ambientales, como el polvo, la humedad, la concentración salina y los cambios de temperatura durante el día que aumentan las condiciones de desgaste.

Identificar cuando un amortiguador está fallando para muchos conductores puede ser enigmático, por lo general se logra establecer cuando fallan y generan un sonido extraño al pasar por terrenos irregulares y en casos más avanzados sobre cualquier terreno, razón por la cual nunca se le presta la atención necesaria.

Es frecuente que el conductor, con los amortiguadores desgastados tanto tiempo, se acostumbre al andar irregular (recordemos que los amortiguadores influyen también en la suspensión) por lo que muchas veces no se le presta la atención necesaria a cada cambio progresivo.

Señales de un amortiguador dañado

Existen algunas señales que podemos buscar para identificar si tenemos un amortiguador dañado o próximo a fallar.

  • Los faros delanteros vibran demasiado y alumbran de forma irregular el camino.
  • Existe un desgaste irregular y prematuro en el neumático
  • Se aumenta la distancia de frenado, con riesgo de deslizamiento
  • La dirección del vehículo se inclina y hala hacia alguno de los lados cuando se transita en línea recta.
  • Se percibe ruido de tipo golpeteo en la parte delantera.
  • Comportamiento errático en el paso por las curvas y frenadas fuertes.
  • Vehículo desnivelado

Consecuencias de un amortiguador averiado

Detectar amortiguadores en mal estado puede ahorrarnos más de un susto en la carretera.

  • La adherencia en las curvas, la pérdida de dirección y el aquaplanning son algunas de las consecuencias más habituales.
  • Además, la distancia de frenado también aumenta notablemente.
  • Finalmente, el mal estado de los amortiguadores también puede hacer que el resto de las piezas del sistema de suspensión (rótulas, cojinetes, brazos y demás soportes) se desgasten más rápidamente.

¿Cuándo cambiarlos?

La principal razón debería ser como mantenimiento preventivo. Se recomienda cambiarlos cada 60,000 km; así se restablece el control del auto y sus condiciones de suspensión para evitar accidentes de tránsito.

También se los debería cambiar cuando se presentan fallas. Es importante no dejar pasar ningún síntoma que indique que los amortiguadores necesitan cambio. Esto solo empeorará el sistema de suspensión.

Daños comunes en los amortiguadores

Los cauchos de los montajes sobre la carrocería suelen generar muchos ruidos cuando se gastan o se han colocado mal desde la reparación, cosa bastante frecuente.

Golpeteo del amortiguador internamente cuando sus partes están gastadas, síntoma fácil de detectar. En casos de golpe se pueden torcer los ejes, momento en el cual se bloquea y se siente como si el carro no tuviera resortes pues empieza a seguir todo el contorno de la ruta.

El más grave cuando el amortiguador estalla o se 'descogota' el eje y entonces el asunto es como tener a bordo la batería de una orquesta. Siempre se reemplazan por pares y son en un 95%, componentes sellados que no tienen reparación.

 

Entradas relacionadas

Comentar