Guía para detectar un amortiguador dañado

Los amortiguadores en el auto están expuestos a desgaste continuo, se encargan de soportar las inclemencias de los terrenos en mal estado, y a la inclemencia de las influencias ambientales, como el polvo, la humedad, la concentración salina y los cambios de temperatura durante el día que aumentan las condiciones de desgaste.

Identificar cuando un amortiguador está fallando para muchos conductores puede ser enigmático, por lo general se logra establecer cuando fallan y generan un sonido extraño al pasar por terrenos irregulares y en casos más avanzados sobre cualquier terreno, razón por la cual nunca se le presta la atención necesaria.

Es frecuente que el conductor, con los amortiguadores desgastados tanto tiempo, se acostumbre al andar irregular (recordemos que los amortiguadores influyen también en la suspensión) por lo que muchas veces no se le presta la atención necesaria a cada cambio progresivo.

¿Cómo saber si un amortiguador esta dañado?

Señales de un amortiguador dañado

Existen algunas señales que podemos buscar para identificar y detectar si tenemos un amortiguador dañado o próximo a fallar.

  • Los faros delanteros vibran demasiado y alumbran de forma irregular el camino.
  • Existe un desgaste irregular y prematuro en el neumático
  • Se aumenta la distancia de frenado, con riesgo de deslizamiento
  • La dirección del vehículo se inclina y hala hacia alguno de los lados cuando se transita en línea recta.
  • Se percibe ruido de tipo golpeteo en la parte delantera.
  • Comportamiento errático en el paso por las curvas y frenadas fuertes.
  • Vehículo desnivelado

Consecuencias de un amortiguador averiado

Detectar amortiguadores en mal estado puede ahorrarnos más de un susto en la carretera.

  • La adherencia en las curvas, la pérdida de dirección y el aquaplanning son algunas de las consecuencias más habituales.
  • Además, la distancia de frenado también aumenta notablemente.
  • Finalmente, el mal estado de los amortiguadores también puede hacer que el resto de las piezas del sistema de suspensión (rótulas, cojinetes, brazos y demás soportes) se desgasten más rápidamente.

¿Cuándo cambiar los amortiguadores?

La principal razón debería ser como mantenimiento preventivo. Se recomienda cambiarlos cada 60,000 km; así se restablece el control del auto y sus condiciones de suspensión para evitar accidentes de tránsito.

También se los debería cambiar cuando se presentan fallas. Es importante no dejar pasar ningún síntoma que indique que los amortiguadores necesitan cambio. Esto solo empeorará el sistema de suspensión.

Daños comunes en los amortiguadores

Los cauchos de los montajes sobre la carrocería suelen generar muchos ruidos cuando se gastan o se han colocado mal desde la reparación, cosa bastante frecuente.

Golpeteo del amortiguador internamente cuando sus partes están gastadas, síntoma fácil de detectar. En casos de golpe se pueden torcer los ejes, momento en el cual se bloquea y se siente como si el carro no tuviera resortes pues empieza a seguir todo el contorno de la ruta.

El más grave cuando el amortiguador estalla o se 'descogota' el eje y entonces el asunto es como tener a bordo la batería de una orquesta. Siempre se reemplazan por pares y son en un 95%, componentes sellados que no tienen reparación.

La función de los amortiguadores

Los amortiguadores, en interacción con los neumáticos y los frenos, garantizan una excelente estabilidad del vehículo y, por tanto, una conducción suave y, sobre todo, segura. Su tarea principal es mantener una distancia de frenado corta, independientemente de las condiciones de la carretera. Además, se mantiene el centro de gravedad, es decir, el vehículo no es empujado hacia delante en caso de frenada brusca y el peso del vehículo no se desplaza hacia un lado en caso de curva cerrada.

Otra función es absorber los golpes causados por los baches u otras irregularidades de la carretera, para que las ruedas siempre toquen el suelo. Los daños en los amortiguadores son fáciles de detectar. Sin embargo, los amortiguadores dañados requieren una visita al taller, donde un especialista realizará un diagnóstico completo y decidirá si hay que sustituir todo el amortiguador o sólo una parte.

Otras señales de un amortiguador dañado

Puede reconocer un amortiguador defectuoso observando cuatro señales principales, que son muy fáciles de detectar.

Rebote en los baches de la carretera.

Si el amortiguador está defectuoso, notarás un comportamiento inestable en el habitáculo cuando el coche pase por carreteras irregulares, baches, etc.

Comportamiento anormal en las curvas y en las frenadas.

Si la distancia de frenado es demasiado larga, todo el coche se desplaza hacia delante con la distancia de frenado o se pierde fácilmente el control en carreteras mojadas, el problema es probablemente de los amortiguadores.

Otro síntoma de este comportamiento anormal es que el tren trasero tiende a deslizarse lateralmente en las curvas debido a la inercia. Esto se debe a que el sistema de suspensión del coche debe garantizar que los neumáticos tengan suficiente agarre al suelo. Si el primer componente falla, también lo hace el segundo.

Puede notar que el coche se desplaza hacia un lado o funciona de forma errática. Si la presión de los neumáticos es correcta, el problema podría ser la alineación de las ruedas o el amortiguador.

Desgaste rápido o irregular de los neumáticos

El desgaste de los bordes y del centro suele estar causado por una presión insuficiente de los neumáticos. La mejor manera de saber si un amortiguador está defectuoso es observar un desgaste irregular.

Indicaciones acústicas y visuales

Una de las mejores maneras de saber si un amortiguador está defectuoso es agudizar los sentidos. Puede saber si un amortiguador está defectuoso si escucha ruidos inusuales al conducir sobre baches o superficies irregulares.

La inspección visual de un amortiguador defectuoso consiste en estacionar el vehículo en una superficie plana para comprobar si alguna parte del vehículo está en una posición anormal.

Se puede realizar otra comprobación visual buscando fugas de aceite alrededor de la rueda.

Un sencillo consejo para comprobar un amortiguador defectuoso

Para comprobar si el problema está en el sistema de amortiguación, antes de ir al taller, detenga el coche en una superficie plana y empújelo con las manos en la parte delantera y trasera. Si el coche tarda mucho en volver a su posición normal después de pararse, es fácil ver que ha llegado el momento de ir al taller.

¿Se puede andar con amortiguador roto?

La recomendación es NO hacerlo, ya que, por las razones anteriores pondrías en riesgo innecesariamente tu seguridad y la de los demás, además del coche. Si consideras esto y el costo de un amortiguador realmente no vale la pena demorar en hacer el reemplazo. Considera también que los amortiguadores son elementos que duran mucho tiempo, si tu coche tiene un amortiguador roto o dañado es bastante probable que sea porque ya ha recorrido un montón y es hora de reemplazarlos.

Otros Ruidos que denotan fallos en los amortiguadores

Otro síntoma común es un ruido o golpeteo al pasar por un bache. Tanto si los amortiguadores de nuestro vehículo son de gas o de doble efecto, como de aceite o de simple efecto, las fugas son la causa más común.  Sin embargo, también pueden ser el resultado de un ajuste incorrecto de la suspensión, juntas o piezas desgastadas. Se pueden clasificar de la siguiente manera:

Ruido de tableteo: este ruido está causado por el desgaste de la goma o el juego de los neumáticos y se produce cuando el coche se conduce a gran altura, por ejemplo, cuando los neumáticos no están correctamente alineados. También hay marcas de rosca en el soporte.

Ruidos de traqueteo: Son causados por marcas de desgaste en la columna de dirección debido a tornillos sueltos o viejos o arandelas desgastadas, que pueden hacer que partes del puntal traqueteen.

Silbidos: Son causados por las válvulas de amortiguación debido a que la tapa de aislamiento del ruido de amortiguación no está bien colocada.

Si se produce alguna de las anomalías mencionadas en el artículo, lo mejor es acudir a un taller para que un especialista revise cada uno de los componentes que conforman los amortiguadores y solucione el problema a tiempo.

Sigue leyendo: Suspensión McPherson

Comentar

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio. Al seguir navegando acepta su uso.