Funciones de las bujías

Las bujías son las encargadas de provocar la combustión de la mezcla, lo hacen a través de un arco voltaico. El funcionamiento de la bujía es trascendental para que se realice una combustión completa, de esta forma se puede evitar emisiones contaminantes a la atmosfera y se ahorra combustible.

En artículos anteriores hemos hablado sobre bujías, tipos de bujías y como diagnosticar el motor observando las bujías. En esta entrada vamos a conocer la función, rangos, duración y consejos sobre su instalación.

Funciones principales de las bujías

Las bujías cumplen con dos funciones principales, encender la mezcla y disipar el calor de la cámara de combustión.

Encender la mezcla de aire/combustible

La bujía es el último paso en el circuito de encendido. Transmite energía eléctrica que transforma el combustible en energía útil o de trabajo. La bujía toma carga de la bobina y produce una chispa o arco voltaico que enciende a la mezcla de combustible y aire comprimido dentro de cada cilindro.

Remover el calor en la cámara de combustión

La bujía trabaja como intercambiador de calor, retirando la energía calorífica no deseada en la cámara de combustión llevándola hacia el sistema de enfriamiento del motor.

El rango térmico de la bujía es la habilidad de la misma para disipar calor y se determina por:

  • Longitud del aislador cerámico.
  • Material del centro del electrodo.
  • Material del aislador.

funciones-bujias

Rangos de temperatura

El rango de temperatura de una bujía determina la capacidad de la misma para retirar el calor generado en la cámara de combustión para ser llevado al sistema de enfriamiento. La temperatura de la punta de la bujía debe ser lo suficientemente baja como para prevenir preigniciones y/o destrucción de los electrodos, pero suficientemente alta para quemar los depósitos de la combustión y no acumular hollín en la punta de la bujía.

Cada motor es diferente, por tanto el rango de temperatura varía entre las diferentes marcas y modelos. Los motores de los autos de modelos más antiguos funcionan con bujías calientes o de bajo desempeño, ya que tienen motores fríos y requieren de bujías de baja disipación de calor para evitar la formación de depósitos en la cerámica (material aislante).

Los motores modernos contrario a lo descrito tienen motores calientes que requiere de bujías frías que disipen el calor que se genera. Por esta razón, es importante que al momento de cambiar las bujías de nuestro auto instalemos las bujías con el rango térmico que especifica el fabricante del vehículo. Al utilizar bujías diferentes se reduce considerablemente la eficiencia del motor y la vida de las bujías.

Duración de la bujía

Con el uso las bujías, estas  sufren electro-erosión que provoca un desgaste en el electrodo aumentando la distancia de salto de la chispa, esto ocasiona que la bujía requiera de un mayor voltaje para cubrir la distancia y por lo tanto, durante situaciones de aceleración a fondo o altas velocidades pueden perderse explosiones en el motor desperdiciando combustible y perdiendo potencia.

Una de las formas más económicas de mantener el motor trabajando de forma eficiente es evitar que queme la mezcla de forma incompleta ¿Cómo hacer para lograrlo? Mediante el cambio de bujías en intervalos regulares (entre los 30 mil y 40 mil kilómetros aproximadamente) como lo establezca el fabricante para el caso de los automóviles.

El intervalo de cambio de bujías en las motocicletas también depende del tipo de bujía, de la cantidad de electrodos y la calidad de la gasolina. Regularmente las bujías de cobre con un electrodo se cambian cada 10,000 km. Existen bujías de cobre con varios electrodos que pueden durar funcionando correctamente hasta 20,000 km por electrodo (es decir, hasta 80,000 km para bujías de 4 electrodos). El caso de las bujías de platino es diferente, ya que estas pueden durar hasta 160,000 km dependiendo de la cantidad de electrodos.

Entradas relacionadas

Comentar