Fallas en el sensor de temperatura ECT

El sensor de temperatura del refrigerante es el que informa a la unidad de control la temperatura de servicio del motor, esta lectura le permite a la unidad ajustar la cantidad de combustible y el punto de encendido. En esta entrada les contaremos cuales son las fallas y como detectarlas.

Funcionamiento

El sensor de temperatura del refrigerante es utilizado por el sistema de preparación de la mezcla para registrar la temperatura de funcionamiento del motor. La unidad de control adapta el tiempo de inyección y el ángulo de encendido a las condiciones de funcionamiento en función de la información que recibe del sensor. El sensor es un sensor de temperatura con coeficiente de temperatura negativo. Esto significa que la resistencia interna disminuye a medida que aumenta la temperatura.

En función de la temperatura del refrigerante, se modifica la resistencia del sensor de temperatura. A medida que va aumentando la temperatura, la resistencia va disminuyendo y se reduce con ello la tensión en el sensor. La unidad de control evalúa estos valores de tensión, ya que éstos están directamente relacionados con la temperatura del refrigerante (las bajas temperaturas dan como resultado valores de tensión altos en el sensor, mientras que las temperaturas altas dan como resultado valores de tensión bajos).

Como detectar fallas en el sensor de temperatura

Un sensor de temperatura del refrigerante defectuoso puede manifestarse de diferentes formas a través de fallos de la unidad de control y del consiguiente funcionamiento en modo de emergencia.

1. Rendimiento pobre del combustible.

Un sensor ECT defectuoso puede enviar una señal falsa a la computadora de a bordo, lo que resulta en una regulación incorrecta de la presión del combustible. Por ejemplo, un sensor defectuoso puede enviar una señal que indica que el motor está frío cuando no lo está y, como resultado, se utilizará más combustible para calentar el motor rápidamente. Esto hará que la economía de combustible disminuya, y afecte el rendimiento del motor.

2. Luz del motor se activa.

Uno de los primeros síntomas que notará es que la luz del motor se activará (Check Engine). Si la computadora detecta algún problema con el circuito del sensor, se iluminará la luz de verificación del motor que indica que el auto necesita una inspección.

3. Humo negro del tubo de escape.

Debido a una señal de temperatura incorrecta, la ECM puede enriquecer la mezcla de combustible hasta un punto en el que el proceso de combustión se vuelve difícil. El combustible excesivo se quemará en el tubo de escape y producirá humo negro espeso.

4. El motor se recalienta.

El ventilador de enfriamiento que está detrás de la rejilla del radiador elimina el calor del refrigerante del motor. Este ventilador se controla eléctricamente y se basa en la señal de la computadora. Si el ventilador recibe una señal falsa, es posible que no se encienda y que el motor se recaliente. Algunos vehículos pueden tener un sensor de temperatura de refrigerante separado para el ventilador, pero muchos autos usan el mismo sensor.

5. Pobre ralentí. Mínimo deficiente.

Debido a un sensor ECT defectuoso, la mezcla de combustible se ajustará en consecuencia. Esto hará que el motor vibre o se agite cuando el automóvil está a baja velocidad y dará otras pérdidas de potencia y comportamientos extraños.

Revisión de fallos con multímetro

  1. Localice el sensor de temperatura de refrigerante del vehículo consultando el manual de servicio.
  2. Conecte el multímetro digital al sensor de temperatura de refrigerante conectando la sonda roja al extremo terminal del sensor de temperatura de refrigerante y la sonda negra a la conexión a tierra sólida.
  3. Verifique las lecturas.
  4. De encendido al motor y déjelo funcionar durante al menos un par de minutos.
  5. Anote las lecturas inicialmente mientras el motor está fresco.
  6. Mantengalo funcionando hasta que el motor esté caliente.
  7. Tenga en cuenta las lecturas de nuevo cuando el motor está caliente.
  8. Encuentre la diferencia entre la lectura máxima cuando el motor estaba caliente y la lectura mínima mientras el motor estaba frío.
  9. Revise si la diferencia entre la lectura del motor caliente y la lectura del motor frío es más de 200 ohmios.

Si la diferencia entre lecturas no supera los 200 ohmios, es un indicativo que el sensor ECT se ha dañado. También puede probar el sensor ya desmontado, mediante los pasos descritos en el siguiente video.

Consecuencias

Esta parte, cuando está defectuosa, podría hacer que el ventilador funcione de forma intermitente o no funcionar, lo que a su vez provoca un sobrecalentamiento o un uso excesivo del motor del ventilador de refrigeración. Si falla el sensor de temperatura los daños pueden llegar a ser graves, el recalentamiento es un problema grave, y no debe subestimarse, ya que puede ocasionar serios daños al motor, tanto al bloque como a la culata.

Video

Entradas relacionadas

Comentar