Los (nefastos) efectos de conducir bajo los efectos del alcohol

efectos del alcohol conducir

Conducir bajo los efectos del alcohol es un riesgo innecesario que todos hemos cometido alguna vez. Por desgracia, a veces nos tomamos a la ligera los efectos que produce el alcohol sobre nuestros sentidos y el peligro que conlleva manejar en esa situación.

Desde Prueba de Ruta queremos recordarle hoy cuáles son los efectos de conducir alcoholizado, la sanción que podrían recibir por hacerlo y el peligro que puede suponer para su vida, la de cualquier persona que vaya en su vehículo y cualquier otra que circule por la carretera.

Efectos de conducir alcoholizado

Los efectos negativos son tan numerosos que los hemos tenido que resumir en 10. Tenga en cuenta que, aparte de estos ya de por sí negativos efectos, hay incluso más que podría experimentar si se atreve a hacer esta temeridad:

  1. Disminución de los reflejos: olvídese de frenar a tiempo, de poder esquivar cualquier obstáculo o reaccionar a cualquier problema. No le dará tiempo.
  2. Excitación: con el alcohol en sangre creerá que es mucho mejor conductor, que no necesita respetar ciertas leyes e incluso irá más rápido de lo normal.
  3. Reducción del tiempo de reacción: al no poder calcular bien las distancias y la velocidad, su capacidad de reacción es mucho mayor.
  4. Menor agudeza visual: cualquier luz o cambio de luz en el entorno podría deslumbrarle o dejarlo cegado durante unos segundos.
  5. Torpeza: todos los movimientos son torpes. Frenará más fuerte, irá zigzagueando con el coche e incluso puede dar volantazos.
  6. Adiós al control: las personas que han bebido suelen perder el control y reaccionar mal ante cualquier posible incidencia, pudiendo entrar en una pelea con cualquier otro conductor o peatón sin motivo aparente.
  7. Desequilibrio y pérdida de capacidad de habla y oído: hablar puede no ser necesario para conducir, pero el desequilibrio puede hacerle no ver bien la carretera y la falta de oído no hacerle escuchar un pito de otro vehículo.
  8. Alteraciones respiratorias: en caso de que usted tenga problemas de asma o cualquier enfermedad respiratoria, se agravarán con la ingesta masiva de alcohol.
  9. Pérdida de orientación: podría olvidar el camino que tiene que coger o incluso cuál de los dos carriles es en su sentido y cuál en el contrario.
  10. Somnolencia: notará que cada minuto que pasa conduciendo alcoholizado le produce más y más sueño.

Cualquiera de estos 10 efectos puede provocar un accidente. Imagine el peligro que supone que en su cuerpo se mezclen los 10 a la vez.

Para que se haga una idea, al menos un 30% de las multas que se reciben en la mayoría de países están relacionadas con multas de tráfico por controles de alcoholemia. ¿Y qué queremos decir con esto? Que, por desgracia, todavía no somos realmente conscientes del peligro que supone.

Sanción por conducir ebrio

Ahora vamos a hablar de la multa económica, e incluso penal, en la que puede incurrir por conducir bajo los efectos del alcohol. Dependiendo del país, la multa es distinta, pero aquí les dejamos algunos ejemplos de diferentes países latinos:

  • España: desde 300 € hasta pena de cárcel de un año con suspensión del carnet de conducir.
  • Colombia: desde 850.000 pesos colombianos con suspensión del carnet de conducir de hasta 10 años.
  • Argentina: desde 2.4328 pesos argentinos con suspensión del carnet de hasta un año.
  • México: hasta casi 13.000 pesos mexicanos, pérdida del carnet de conducir y arresto entre 24 y 48 horas.

No es ningún juego y en países como España ya hay decenas de personas que pisan la cárcel por culpa de conducir alcoholizados. ¿Por qué no pedirán un taxi o le dirán a otro que maneje?

Esperamos que con esta pequeña reflexión haya quedado claro que si conduce tras haber tomado unas "copitas" podría acabar muy mal. Y tenga en cuenta que lo mínimo es la sanción, ya que lo peor es el desastre que podría provocar si provoca un accidente o hace daño a otra persona.

Por todo esto, de verdad, si beben, no conduzcan.

Entradas relacionadas

Comentar