Deformación programada

En materia de seguridad en el automóvil no podemos dejar a un lado la carrocería. Una carrocería con deformación programada permite que se absorba hasta cierto punto la magnitud del impacto, dirigiendo la energía de manera programada y en unos puntos establecidos previamente por el fabricante.

Esto se logra  a través de pliegues, canales, orificios, largueros, refuerzos; su ubicación también es importante, se deben colocar de forma estratégica a fin de que estos actúen de forma progresiva distribuyendo las fuerzas recibidas en la colisión a través de los concentradores de esfuerzos. Se buscan distintas soluciones para lograr la deformación, se usan aceros de diferente resistencia y se aprovechan las formas geométricas, los espesores de lámina, o un tratamiento térmico focalizado,

Dentro de los elementos de deformación también se usan elementos colapsibles (columna de dirección colapsible, soportes de motor). Estos están diseñados para evitar la penetración de estos elementos en el habitáculo.

La finalidad de la carrocería no puede ser otra que la de proteger la vida de los ocupantes. La estructura de la carrocería utilizada actualmente cuenta con una Jaula  o caja central donde se protejan los ocupantes. Los elementos de deformación y absorción de impactos está en la parte posterior y anterior del vehículo. Uno de los puntos más críticos en los autos en materia de accidentalidad está en las puertas, razón por la cual se han acondicionado barras laterales de refuerzo en las puertas y refuerzos en parales, la capota y el piso fabricados en aceros de alta resistencia formando una jaula de allí y de allí su nombre.

Se busca que en caso de impacto o volcamiento la jaula o caja central mantenga su forma y las partes deformables absorban la mayor parte de la energía. En los últimos años, los fabricantes de vehículos han apostado por la evolución de la carrocería enfocada a la seguridad de los ocupantes y a la reducción del peso; los fabricantes están evolucionando hacia carrocerías más seguras con el objetivo de que esas “jaulas” nos protejan mejor en caso de impacto.

Entradas relacionadas

Comentar