Cómo saber si el rodamiento del coche está defectuoso

rodamiento del coche

En algunas ocasiones, cuando cogemos el coche, escuchamos algunos ruidos que nos pueden indicar que tenemos un problema. Suele ser algo que se puede corregir antes de que haya una avería.

Uno de los ruidos que usted podría detectar le indica que tal vez un rodamiento tenga un desgaste excesivo y no esté en buenas condiciones. ¿Cómo puede saber si un rodamiento defectuoso es la causa de esos extraños ruidos? Haciendo la verificación que le mostraremos a continuación.

Consejos para hacer una verificación efectiva

Lo primero que necesitará para asegurarse de que se trata de un rodamiento es escuchar muy bien su coche. Si realmente el rodamiento es el que produce el ruido este será bastante sutil, y casi siempre se oye a velocidades lentas. Por ello tiene que moverse y estar atento.

Para saber si el problema con su coche se debe a un rodamiento, necesitará comprobar si hay holgura entre la rueda y la pieza que lo sostiene. Lo ideal es elevar el vehículo con la ayuda de un gato y empujar la rueda hacia usted con movimientos de vaivén, adelante y atrás. Si nota que se mueve, el problema es el que sospechaba. De no ser así, podría deberse a un desajuste en la suspensión o la dirección.

Si ha comprobado que hace ruido algún rodamiento rodamiento al girar la rueda, tal vez aún no necesite sustituirlo. En ocasiones un poco de grasa puede subsanar el problema, en especial cuando el ruido es leve. Si es más fuerte será necesario cambiar el rodamiento.

Cómo cambiar un rodamiento defectuoso o desgastado

Para cambiar un rodamiento necesitará desmontar la rueda. Es posible que, dependiendo del tipo de frenos que tenga su vehículo, también tenga que apartarlos para acceder al cubo en el que se encuentra el rodamiento. Después desmonte el cubo y retire el rodamiento que hace ruido, para cambiarlo por otro en buen estado.

En determinados modelos de automóvil esta labor no es tan sencilla como parece, y por tanto será necesario que acuda a su taller para que solucionen su problema. Si puede hacerlo usted, el proceso es el siguiente:

  1. Afloje los tornillos que sostienen la rueda. Hágalo solo un poco, no del todo.
  2. Eleve el coche con la ayuda de un gato o similar y suelte los tornillos por completo. Retire la rueda.
  3. En el centro del freno verá una tapa abombada que tiene que retirar haciendo palanca con cuidado. Algunos modelos tienen una rosca y necesitará aflojarlo con la ayuda de un alicate.
  4. Retire el bloqueo de la tuerca interior que retiene el rodamiento.
  5. Gire la tuerca hacia dentro para poder extraer el rodamiento que da problemas.
  6. Para que el nuevo rodamiento funcione bien, engrase el interior antes de colocarlo en su sitio.
  7. Invierta los pasos para montar la rueda de nuevo.

Si ve que se trata de una tarea para la que no está preparado, lo mejor es llevar el vehículo al taller y que sean ellos quienes lo comprueben.

¿Alguna vez ha tenido un rodamiento defectuoso? ¿Cómo lo ha detectado? Esperamos sus experiencias en los comentarios.

Entradas relacionadas

Comentar