Tipos de grúas para el remolque y rescate de vehículos

Las grúas son vehículos utilizados para remolcar a otros vehículos, en situaciones donde estos últimos no puedan realizar su desplazamiento de forma normal. Pueden ser remolcados por varias causas, por ejemplo, accidentes de tránsito, conductor en estado de embriaguez o bajo efectos de sustancias alucinógenas, o simplemente porque se estacionó en un lugar indebido.

En la actualidad, existen diferentes tipos de grúas, diseñadas para distintos propósitos. Por lo que, en esta entrada queremos dejar claro cuáles son y cuándo se utilizan. Los principales tipos de grúas para el remolque y rescate de vehículos, son:

Grúas de gancho de remolque y cadenas

Son conocidas también como grúas de remolque. Estas fueron las primeras grúas que salieron al mercado, pero su uso es cada vez menos frecuente. Se conserva este tipo de grúa para el remolque de vehículos comerciales y tractocamiones.

Se ha ido desplazando este tipo de grúa ya que su anclaje se realiza con cadenas que se envuelven alrededor del bastidor del vehículo, y esta forma de anclaje por lo general causa daños, abolladuras y rayones en el automóvil.

Se utiliza también en vehículos que no cuentan con sus llantas delanteras o traseras y los que no tienen paragolpes trasero.

Grúas de arrastre

Las grúas de arrastre utilizan un yugo de metal en lugar de cadenas. Este yugo se engancha bajo el tren delantero o en el sistema de ruedas traseras del vehículo.

Estos tipos de grúas se caracterizan por ser vehículos compactos y prácticos, además de que, gracias al poco largo de su brazo, cuentan con una excelente movilidad.

Son utilizadas para remolcar vehículos ligeros de una forma rápida y sencilla, su uso es frecuente para la asistencia de autos compactos y autos siniestrados.

Otra de sus ventajas es que gracias a que no posee cadenas, a diferencia de la grúa de remolque, no hay riesgos de dañar el vehículo.

En estos tipos de grúas, se utiliza un elevador hidráulico o neumático, que levantan la parte delantera o la parte trasera del vehículo desde el suelo para remolcarlo.

Grúas con cama plana o camilla

Son las más utilizadas para el transporte de vehículos, ya que no ejerce presión sobre el vehículo o requiere realizar un arrastre por un largo período de tiempo.

Se les conoce también como grúas de plataforma, porque posee una plataforma, generalmente de acero, en la cual es transportado el vehículo.

La plataforma se ubica en la parte trasera de esta camilla de auxilio, la cual se inclina con el fin de tomar la forma de una rampa para que pueda subir el vehículo.

Luego de que el vehículo se encuentre en posición, se utiliza un sistema hidráulico nuevamente para nivelar la superficie plana.

La principal característica de estas grúas es que no permiten el rodamiento de vehículos siniestrados, ya sea porque hayan tenido algún accidente automovilístico o que presenten desperfectos mecánicos y no sea posible arrastrar el vehículo de ninguna manera.

Las grúas de plataforma tienen diferentes longitudes y capacidades en función de la necesidad de carga. También permiten traslados rápidos de máquinas de movimiento lento como tractores.

Tienen una guaya o cableado metálico de arrastre que ayuda a subir el rodante en caso de que presente inmovilidad y para facilitar la subida a la plataforma. Una vez en la plataforma, cuenta con unas reatas o enganches para sujetar la rueda para evitar que el vehículo se deslice sobre el planchón.

Entradas relacionadas

Comentar