Rebufo o zona de turbulencia

EL Rebufo es un fenómeno producido por la realimentación de corrientes de aire que se concentran entre un elemento fijo o pasivo y uno activo o en acción. Lo aprovechan los ciclistas, los pilotos de Fórmula 1 y es especialmente importante en otras competiciones automovilísticas como  Nascar.

Es utilizada por los pilotos de carreras, en Automovilismo como la Fórmula 1 y el motociclismo. Cuando uno o varios pilotos con sus vehículos se ponen detrás de otros y consiguen entrar en un túnel de succión aerodinámico que genera el que tiene delante, consiguiendo así una mayor velocidad punta al final de recta gracias a la poca resistencia que el aire genera en dicho túnel.

¿Qué es el rebufo?

Cuando un vehículo circula a una velocidad considerable y con pocos elementos delanteros que ofrezcan resistencia al viento, este se concentra en la parte delantera del vehículo. En la parte posterior, debido al diseño del mismo, ofrece una menor fuerza de resistencia al flujo de aire. Esto supone que la dirección del viento sea orientada a la dirección de circulación del rodante.

Si otro vehículo se acerca a la parte trasera del que está recibiendo la mayor fuerza de la corriente de aire, este se protege de las turbulencias y por tanto, necesita menor potencia para resistir la barrera ejercida por el aire.

Estas turbulencias se deben, básicamente, a que el fluido apartado intenta regresar a su sitio. Al verse forzado a moverse para dejar pasar el vehículo, choca contra el aire que había alrededor. Es algo que todos podemos notar en nuestra propia piel, basta con que un objeto pase a poca distancia de nosotros a gran velocidad, un vehículo o incluso una pelota. Aunque no nos toque, notaremos el choque del aire.

Tras rebotar contra el aire de los alrededores, gran parte de las moléculas que el primer vehículo había desplazado vuelven a la zona que ocupaban antes. Esto crea una corriente que aspira el aire hacia dentro, por decirlo así.

El vehículo que va detrás, o toda una fila de ellos pueden aprovechar esta aerodinámica. Por lo general, a la hora de adelantar, el segundo rodante se verá impulsado por la potencia de su motor y de la fuerza que ejerce el flujo del aire en el primero, siendo más sencillo realizar un adelantamiento.

Técnica del rebufo

Las consecuencias de entrar y salir de un rebufo no son menores y por lo tanto es muy importante estar atento a ellas, tanto en una carrera como en la calle o carretera, todos los días.

Para aprovechar los efectos hay que violar uno de los principios fundamentales de la seguridad vial: la distancia de seguridad. No medir bien la fuerza de la corriente puede llevar a que la hora de adelantar, la fuerza del flujo del viento desplace violentamente el vehículo. Y si nos quedamos a una distancia intermedia, las turbulencias nos pueden jugar una mala pasada. Y, aunque parezca casi anecdótico, un paso en falso y todo puede terminar en desgracia.

  • Colisiones con un tercer automóvil involucrado
  • Caídas sobre el pavimento
  • Atropellamiento posterior a la caída
  • Colisiones laterales al intentar hacer un esquive.

Las causas de estos accidentes pueden ser:

  • No guardar la distancia de seguridad
  • Distracciones
  • Inexperiencia
  • Velocidad excesiva
  • Somnolencia
  • Fallos mecánicos
  • Frenos
  • Animales sueltos sin control
  • Condiciones del clima muy adversas
  • Visibilidad escasa.

¿Qué se puede hacer para evitarlo?

Eventualmente uno puede verse involucrado involuntariamente en un rebufo, por lo que debería saber que debe sujetar el volante o manillar fuertemente sin realizar maniobras laterales, mantener en buen estado los espejos retrovisores para una buena visión si fuera necesario, en caso de viajar en moto siempre llevar un buen casco y en automóvil mantener una actitud de seguridad al volante.

Entradas relacionadas

Comentar