Que es una Pick Up y tipos

Una camioneta pick-up es una herramienta que es perfecta para trabajo de carga o de remolque. Pero, sin duda es la carga que la distingue ante todo. Su parte trasera es descubierta, denominada como caja de carga, y por lo general tiene una puerta abatible que facilita la carga y descarga de objetos.

Según el mercado, las pickups pueden variar según su tamaño, configuración de cabina y área de carga, tracción, motor y chasis. Sus orígenes provienen del transporte de mercancías y la necesidad de albergar objetos voluminosos. La cualidad principal es su zona de carga abierta, denominada platón, caja, taza, cama, entre otros términos.

Tipos de pick up

Existen diferentes tipos de éstas, dependiendo del largo del chasis, del tamaño de su cabina y, de la transmisión y tracción que tenga. Empezando con la cabina sencilla concebida para un mayor espacio de carga, space cab también denominada cabina y media y doble cabina.

Cabina sencilla

Son las más clásicas, y las de mayor uso para el trabajo, cuentan con una cabina para una sola fila de asientos, ya sea para dos o tres plazas. Tener solo esa parte hace que la zona de carga pueda ser lo más amplia posible, de esta forma es más aprovechable y puede albergar objetos de mayor longitud.

Space Cab

Es una pick up de cabina más espaciosa, de dos puertas y una fila de asientos adicionales; en algunos modelos tiene una puerta trasera de apertura casi imperceptible o de acceso a la parte posterior reclinando la fila de asiento delantero.

Doble cabina

Las pick-up de doble cabina son modelos de cuatro puertas con una capacidad para hasta cinco pasajeros y ha venido evolucionando en temas de equipamiento y confort. Las que se concentran mayoritariamente en el lujo y la comodidad, suelen ser mucho más grandes con cabinas tan amplias como cualquier SUV.

Capacidad de carga

La mayoría de compradores de pick-up les interesa su generosa zona de carga. Se trata de una superficie completamente plana y rectangular que va acotada por la carrocería y que tiene una puerta abatible para acceder a ella. Su capacidad dependerá en gran medida del tipo que se elija. Porque en las cabinas simples podemos tener más de dos metros de longitud en esta zona, mientras que en las de doble cabina se suele reducir hasta los 1,5 metros aproximadamente.

En todos los casos la anchura suele estar alrededor de los 1,5 metros, la capacidad de carga que tienen las pick-up. En la mayoría de casos suele rondar los 1.000 kg, de ahí su aprovechamiento en el sector profesional. Por otro lado, también se ofrecen todo tipo de accesorios para cubrir distintas necesidades, pudiendo tapar la superficie de carga con cubiertas rígidas a distintas alturas o poniendo un suelo de un material más rígido.

Interior

En un comienzo, los interiores de las pick-up eran lo más rustico que se podía encontrar en el mercado. Al igual que pasaba con las furgonetas, no había concesiones al lujo y todo era en busca de la practicidad y el ahorro de costes. Ahora las tendencias han cambiado y eso nos lleva a que estos habitáculos sean cada vez más parecidos a los del resto de turismos. Por supuesto, esto dependerá del acabado que se elija, pues para aquellos usuarios que necesiten lo imprescindible se mantendrá esa opción.

En los más avanzados podemos encontrar una dotación realmente completa. Hablamos de sistemas multimedia con una pantalla táctil de generosas dimensiones y con funciones como la navegación o la conectividad con Apple CarPlay y Android Auto. También en la instrumentación puede aparecer una pantalla para hacer las veces de ordenador de a bordo, mientras que la climatización puede ser bizona en muchos casos.

Motores y tracción

Aunque la tendencia se ha ido decantando del lado de la gasolina por encima del diésel y se está yendo poco a poco hacia la electrificación, el segmento de las pick-up parece una isla remota al que no le afecta nada. Aquí parece haberse parado el tiempo y hay una apuesta total por el diésel, el tipo de mecánica más adecuada para estos vehículos y que siempre ha estado muy ligada al mundo industrial. No vemos motores de gasolina ni electrificados, por el momento, entre los pick-up en nuestro país.

Viendo todos los modelos que hay disponibles es fácil advertir que la tendencia general es a montar mecánicas turboalimentadas de cuatro cilindros de entre 2.0 y 2.5 litros. También se utiliza algún V6 de mayor cilindrada, pero son minoría. Las potencias suelen estar entre los 150 y los 200 CV, aunque también hay algunas opciones (las de seis cilindros) que son más capaces. El cambio manual es el que viene de serie en todos, pero cada vez más ofrecen transmisiones automáticas.

Otra peculiaridad del segmento pick-up que va en contra de las tendencias actuales (por suerte) es que la tracción total es innegociable. Mientras que cada vez menos usuarios salen fuera del asfalto con sus coches, los compradores de pick-up buscan precisamente esas altas capacidades off-road, de ahí a que la potencia se transmita a las cuatro ruedas en todos estos modelos.

Aquí es habitual el uso de diferenciales, algunos mecánicos otros electrónicos, algunos en el eje trasero otros central. La tracción tiene que quedar garantizada en todo tipo de terrenos y condiciones. Por eso también es habitual que haya distintos modos de conducción y funciones de la tracción. Suele ser conectable, por lo que por defecto serán de propulsión y luego se puede elegir la tracción total, la tracción total con diferencial e incluso un modo con reductora en algunos modelos.

Seguridad y equipamiento

En este apartado sucede algo similar a lo que veíamos en el interior. Se mejora una barbaridad en temas de seguridad, en parte gracias a que muchas de las ayudas a la conducción ya son obligatorias a nivel europeo. En todo caso, muchos modelos contarán con la frenada de emergencia con detección de peatones, avisador de cambio involuntario de carril, sistema de reconocimiento de señales, control de crucero adaptativo… Si el cliente se lo propone (y paga por ello) podrá contar con todo lo que se ve en el resto de turismo.

Incluso se pueden percibir algunas concesiones al lujo y la comodidad. Hay modelos que pueden llevar asientos con regulación eléctrica y calefactados. También vemos algunos equipamientos que no consideraríamos de este tipo de vehículo como es la iluminación Full LED, los sensores de aparcamiento, la cámara de visión 360º y muchas ayudas a la conducción. No hay que olvidar que incluso algún fabricante premium se adentra en este segmento

Entradas relacionadas

Comentar

Una opinión
  1. Pedro Rodriguez Dice:

    La recogida es muy conveniente y cómoda. Existe la opinión de que esto es conveniente para todos. Pero quiero decir que esto solo es necesario para las personas que tienen una granja o rancho. Tomé el dinero para ese auto de los chicos de: «https://prestamos-inmediatos.mx/». Para que sea más conveniente transportar la mayor cantidad posible de herramientas y cosas útiles. Después de todo, es realmente importante en este caso tener una camioneta. Y en la ciudad lo mejor es un automóvil pequeño, si es personal, por supuesto. Todo lo mejor, gracias por el artículo, muy útil!

    Responder