Portabicicleta para carro ¿Cuál es mejor?

¿Conoce los tipos de portabicicletas que hay en el mercado? ¿Cuál es el más cómodo y seguro? transportar una bicicleta de forma incorrecta puede acarrear riesgos para la seguridad y/o daños a su vehículo.

Existen diferentes sistemas para el transporte de la bicicleta, para seleccionar el sistema más adecuado debe tener en cuenta el tipo de vehículo y la cantidad de bicicletas que desea transportar.

Existen portabicicletas de uso universal, o que le sirven a cualquier vehículo pero es conveniente evaluar qué sistema es el más adecuado para el carro y para la cantidad de bicicletas, todo en función de la seguridad vial y la seguridad para su auto.

1. Portabicicletas del techo

Es una de las opciones que menos espacio ocupan y tiene un desmontaje fácil. Como punto negativo afecta la aerodinámica del auto y tiene el riesgo de atascarse en las ramas de los árboles. La ventaja de estos portabicicletas es que no obstaculizan la visión del conductor. Además, estos modelos permiten llevar hasta tres bicicletas dependiendo del tipo escogido.

La opción más segura y cómoda para llevar un número elevado de bicicletas es usando la bola de remolque. En esta categoría entran los remolques adaptados para transportar hasta diez bicicletas y aquellos portabicicletas (rígidos o plegables) más comunes que llevan 2 ó 4 bicicletas suspendidas detrás del portón trasero del vehículo.

2. Portabicicletas de bola o remolque

Debido a que tapan la matrícula, estos portabicicletas suelen venir con un espacio para colocar la placa de forma visible durante el trayecto en carretera. Estos modelos se caracterizan por su ligereza y por su capacidad de plegarse. La forma de anclar y desanclar la bicicleta del vehículo es muy rápida: en un momento estás conduciendo y cinco minutos más tarde pedalea por una de sus rutas favoritas. Su precio variará en función de su peso, su capacidad de carga y su facultad para llevar cualquier tipo de bicicleta (incluidas bicicletas eléctricas).

3. Portabicicletas de portón trasero

El portabicicletas de portón trasero es la solución perfecta para autos familiares. La posición en el dependerá del tipo de modelo (suspendido, con carril o de alerón) quedando la matrícula del libre en todo momento.

Estos elementos de sujeción también conocidos como portabicicletas de maletero suelen fijar la bici a través del cuadro y la rueda. En algún caso cuentan con antirrobo y pueden llevar un máximo de tres bicicletas.

4. Portabicicletas de rueda de repuesto

Este tipo de portabicicletas son específicos de carros todoterreno o 4×4. Su colocación es similar al portabicicletas de portón trasero pero la estructura se fija en la rueda de repuesto colocada en el exterior del vehículo.

5. Portabicicletas integrados

Las marcas están empezando a descubrir que cada vez son más los conductores que valoran el espacio o la comodidad a la hora de transportar su bicicleta. Poco a poco las dimensiones de los automóviles van variando para ganar un mayor espacio interior que permite llevar bicicletas e incluso optan por otras alternativas como es el caso de FlexFix® de Opel.

FlexFix® es un sistema de sujeción de bicicletas que viene de serie en los vehículos Opel. Un portabicicletas integrado en el propio vehículo que se despliega desde la parte baja del carro en el momento en que es necesario su uso. Está habilitado para llevar hasta 4 bicicletas sin necesidad de realizar ningún tipo de instalación y, una vez usado, se recoge debajo del vehículo totalmente sin ocupar espacio.

Tips para elegir el mejor portabicicletas para el carro

Existen varias tipologías que se adaptan a las necesidades de cada usuario. Por otro lado, cualquier conductor que quiera adquirir este accesorio para su vehículo debe tener en cuenta, en el momento de su elección, las siguientes características:

  • Permite que la bicicleta sea transportada con total seguridad.
  • Facilita el transporte de la bicicleta, evitando esfuerzos de manipulación innecesarios e incómodos para el conductor.
  • Su fabricación y diseño garantizan que el producto cumple unos criterios mínimos de calidad y seguridad.

El tipo de portabicicletas

Su tipología determina el tipo de trayecto para el cual se ha destinado este accesorio, por lo que dependiendo de ello se tiene que escoger uno u otro.

  • La medida máxima y mínima de marco de bicicleta que admite.
  • El tipo de fijación. Es recomendable que la fijación sea de tipo rápido mediante correas ajustables para facilitar su anclaje.
  • La posibilidad de que sea plegable. Esto facilitará su almacenaje cuando se desmonte del vehículo.
  • El tipo de marco que es capaz de fijar, generalmente ovalado y/o redondo.
  • La incorporación de sistemas antirrobo, tanto para la bicicleta como para el mismo portabicicletas.
  • Los puntos de fijación de la bicicleta. Por lo general, se recomienda que se fije al cuadro y a la rueda.
  • La capacidad de transporte. Dependiendo del número de bicis que se quieran transportar, es más conveniente utilizar un tipo u otro de portabicicletas.
  • La carga máxima que soporta.
  • El material de fabricación, puede influir en el peso del accesorio y en la durabilidad del mismo. Por ejemplo, los de acero pesan más y con el tiempo se pueden oxidar. Además, la inclusión de piezas de plástico puede quitarle robustez.

Entradas relacionadas

Comentar