Origen del Automóvil

El primer vehículo auto propulsado conocido en la historia del automóvil es el carromato de Nicolás Cugnot en 1769, diseño  que se consideró el primer vehículo autopropulsado con energía térmica. Era un triciclo que montaba sobre la rueda delantera una caldera de vapor. El fardier contaba con una caldera y dos cilindros verticales con 50 litros de desplazamiento, las dimensiones del carromato eran 7,25 m de largo, 2,19 m de ancho, el diámetro de las ruedas era de 1,23 m, su peso en vacio era de 8 toneladas, la caldera de vapor media cerca de 1,50 m y tenía una velocidad de 4km/h.

También protagonizó lo que se consideró como el primer accidente producido por un auto móvil cuando era presentado en la ciudad de Francia, no se pudo controlar y choco contra un muro.

También existe una versión de un misionero llamado Ferdinand Verbiest, un sacerdote  nacido en Pittem que ahora hace parte de Bélgica que fue misionero Jesuita en China, astrónomo que corrigió el calendario chino y demostró que la astronomía europea era más acertada que la China. Nan Huaire que tenía una  buena amistad con el emperador Kangxi, según un texto escrito por Verbiest, construyó un vehículo propulsado por vapor, la que se denomino la turbina de Verbiest, fue en 1670, un tren de juguete que hizo para el emperador propulsado a vapor el cual describe en su libro Astronomía Europea y  lo describe de aproximadamente 65cm de largo, pero no se encuentran evidencias de que en realidad fuera construido.

Desde 1784 hasta 1889 diferentes personajes como William Murdoc, Richard Trevichick, Joseph Bozek y Siegfried Marcus hasta Karl Benz en 1886 desarrollaron diferentes modelos donde se desarrollaron el freno de mano, las velocidades, el volante, motores de combustión  interna, a base de gas de carbón hasta la gasolina, sistemas de encendido de bajo voltaje. En 1886 Karl Benz construyo el primer vehículo de combustión interna.

En 1900 se inició la producción en masa de automóviles, empezó en Francia y Estados Unidos, la más conocida de ellas por su producción en masa muy exitosa fue la de Henry Ford, donde se produjo una gran cantidad de carros en ese momento.

Entradas relacionadas

Comentar