Marussia B2, el Ferrari Ruso

Marussia, un fabricante de automóviles ruso que apareció en el 2007, el primero en la fabricación de este tipo de modelos en Rusia. Creada por Nikolái Fomenko, un conocido actor y piloto ruso, que durante el tiempo de producción presentó dos series el B1 y B2.

Estéticamente no hay duda de que los modelos de Marussia son lo suficiente llamativos para recibir el apelativo de superdeportivo, al más puro estilo Lamborghini, por recurrir a un ejemplo sencillo.

Marusia B2

El Marussia B2 es el segundo superdeportivo de la compañía y fue construido como una evolución del B1, el primer superdeportivo de Rusia. Con las mismas impresionantes tecnologías del B1, pero se distingue por una cara más poderosa y un interior único.

El Marussia B2 fue construido por Valmet, la misma empresa que produce el Fisker Karma. El B2 se distingue por la pintura negra satinada en la toma y los elementos geométricos en las aberturas de la parrilla y los faros. También por unas tomas muy empotradas delante de las ruedas traseras. Todos estos elementos se colocaron en el B2 para darle la apariencia de un insecto.

Características técnicas

El Marussia B2 equiparía el mismo motor V6 de Renault-Nissan que el B1, un V6 de 240 caballos de potencia y 330 Nm de par que está lejos de acercarse a lo que se espera de un deportivo de estas características, más aún teniendo en cuenta que su precio subirá de los 100.000€. Del motor eléctrico no se conocieron los detalles, en cualquier caso la marca aseguraba que conseguiría hacer el 0 a 100 km/h en solo 4 segundos.

Interior

El interior del automóvil también es único y cuenta con todos los equipos y sistemas multimedia que diferencian a Marussia de los demás superdeportivos. La mejor parte es que Marussia les ofreció a sus clientes la posibilidad de personalizar su superdeportivo de la forma deseada.

El B2 también está equipado con suspensión ajustable (desarrollada en asociación con la marca alemana KW), frenos de gran potencia, llantas de aleación ultraligeras y neumáticos de alto rendimiento.

Adiós a Marussia

La idea de los fundadores de la marca estaba más en competir con Ferrari o Lamborghini, puesto que lo que hicieron fue dos coupé de altas prestaciones, diseñados por el también ruso Maxim Chashchin, denominados B1 y B2.

La historia de Marussia se inició en 2007, su promotor fue un expiloto de competición llamado Nikolai Fomenko, cuya idea se vio respaldada por Efim Ostrovsky, un hombre de negocios, y Andrei Cheglakov, un experto en productos de tecnología avanzada.

El proyecto tuvo un cierto apoyo del Gobierno ruso que incluso les hizo estudiar el proyecto de crear una marca 100% rusa que pudiera competir con Audi, BMW o Mercedes. De paso, hicieron una propuesta de limusina para ser el vehículo de representación de las altas jerarquías del estado.

Para fabricarlos, se construyó una nave en los alrededores de Moscú, de la que debían haber salido 2.999 unidades de cada uno de los dos modelos, puesto que ese fue el máximo de fabricación que se estableció.

Video

Entradas relacionadas

Comentar