Lo que debe saber sobre las válvulas de las llantas

Este elemento pasa desapercibido y no se encuentra dentro de las cosas que tenemos en cuenta del auto. Tal vez por su tamaño o ubicación poco le prestamos la debida atención. Tal vez estamos más pendientes de la pérdida de su tapa cuando calibramos el aire de las llantas. Es ese tipo de elementos que llaman su atención cuando tiene que cambiar la llanta por completo, cuando la llanta ya terminó su vida útil.

Pero nada más lejos de la realidad, hay muchas pequeñas cosas que dependen de nosotros mismos y que afectan a la integridad del vehículo y sus ocupantes. Es un hecho que no son la mayoría quienes se preocupan de todo lo que atañe a la rueda, a pesar de que es el único elemento de contacto entre la máquina y el suelo.

¿Qué es una válvula de la llanta?

El término exacto es válvula Schrader o válvula americana, ya que el diseño original fue patentado en Estados Unidos en 1893 por la compañía de nombre homónimo. Desde entonces, se ha empleado, prácticamente, en todas las ruedas envueltas en un neumático. Está formada por tres partes: un cuerpo de goma o metálico, un tubo metálico con una rosca interior y una tuerca que evita la entrada de suciedad.

La válvula es parte de la seguridad

Dada la estrecha relación entre la seguridad y los neumáticos, es importante destacar que las válvulas están sometidas a un gran esfuerzo. Una válvula es responsable de mantener la presión de aire en su interior. Sin una de ellas está defectuosa o rota, el aire se escapará lentamente del vástago causando una pérdida de presión. Un juego de llantas desequilibrado, en lo que se refiere a la presión, es extremadamente peligroso cuando se conduce a altas velocidades.

El vástago es la parte de la válvula ubicada en la rueda desde donde se infla el neumático. Contienen un núcleo de válvula con un resorte que se sella usando la presión de aire dentro de la goma. Si la estructura está dañada (puede doblarse momentáneamente hasta 30 grados), su deformación puede causar una pérdida de estanqueidad en el neumático. En el mejor de los casos, una válvula en mal estado puede disminuir su presión de 0,2 a 0,7 bares semanales.

¿Cuándo es momento de reemplazar la válvula de una llanta?

Como todo, la válvula se deteriora con el uso y el tiempo. Eso quiere decir que es importante cambiarla cada cierto tiempo, ya sea cada vez que cambiemos los neumáticos o tengamos que reparar alguna de las llantas del auto. El tipo de válvula de cada vehículo (también se engloba a los camiones, autobuses, motos y bicicletas) varía conforme a tres factores principales: la presión requerida, las condiciones de manejo y las características de la llanta.

Si desconoce cuándo es recomendable cambiar la válvula de un neumático, es porque no hay una fecha de caducidad exacta. En general, el mejor momento para sustituir las válvulas de los neumáticos es cuando toca el cambio de las llantas.

¿Cómo remplazarla?

En la mayoría de los casos, la forma más rápida de reemplazar un vástago de válvula es llevarlo a un taller o tienda especializada en neumáticos. En este caso, el proceso es sencillo: rueda fuera del auto (es lo más recomendable) y reemplazar el vástago con la ayuda de una herramienta específica. Sin embargo, en los casos en que esto no sea una opción, también podemos hacerlo nosotros mismos. No es lo más cómodo, pero siempre se aprende más y se ahorra algo de dinero.

Entradas relacionadas

Comentar