Las averías que pueden causar los atascos o trancones

La congestión vehicular hace de las grandes ciudades un problema a la hora de movilizarse. Los atascos o trancones como llamamos acá en Colombia consumen gran parte de nuestro tiempo. Desplazarse de un lugar a otro ya no depende del trayecto sino de la afluencia de vehículos hacia esta zona.

La congestión y los trancones no solo nos pasan la cuenta de cobro en tiempo de nuestras vidas (tiempo irrecuperable) y en el gasto de combustible; sino que también nos pasan la factura por cuenta de las averías que se presentan en los automotores por las horas que podemos durar en un atascamiento.

A continuación les mostramos las averías más usuales que provocan los embotellamientos. Daños que podemos evitar mejorando los hábitos de conducción, realizando un mantenimiento periódico y utilizando alternativas para desplazarnos.

Embrague

El embrague es un elemento fundamental para la conducción de los autos mecánicos, y no es una intervención que sea del todo barata, dadas las operaciones necesarias para realizar la revisión y diagnostico. Definitivamente esta pieza es una de las que más sufre, a parte de nuestra pierna que dura tiempo aplicando el pedal. Durante una hora de circulación en un atasco se realizan más cambios de marcha que en 1.000 kilómetros de autopista, algo que no resulta bueno para este pedal. La mejor solución para lograr que sufra lo menos posible es evitar arrancar con acelerones; reanudar la marcha con suavidad de modo que el motor no supere las 1.200 -1300 rpm, evitar estar parado con la primera velocidad engranada y pisar el embrague completamente a fondo al realizar los cambios.

Frenos

El desgaste de las pastillas y los discos de freno se pueden incrementar hasta en un 40% si no se respeta la distancia de seguridad. Cuando esperamos al último momento para frenar los frenos se resienten y deterioran: ajuste la velocidad respecto al auto de adelante y levante el pie del acelerador para evitar frenazos. Si aún no asimila la importancia de este gesto, es hora de que lo intente.

Filtro del aire

Horas y horas con el motor encendido y si lo multiplicamos por la cantidad de vehículos que pueden estar en un atasco podemos imaginarnos lo que implica en contaminación para el medio ambiente. Considerando que el filtro de aire del motor se encarga de reducir la cantidad de partículas que ingresan al motor; cuando las partículas de hollín y polvo que generan otros vehículos ensucian el filtro, se disminuye la entrada de aire necesario para la combustión, y puede provocar que no llegue suficiente aire limpio al motor.

Para hacernos una idea, al conducir un auto sin filtro, conductores y ocupantes de un vehículo estaríamos expuestos a una concentración de gases contaminantes mucho mayor de la que soportan los peatones que circulan al lado de la carretera. El carro puede llegar a convertirse en una cámara de gas, incluso circulando al aire libre. Por otra parte, si el flujo de aire disminuye a causa de un filtro obstruido, las ventanillas pueden empañarse, disminuyendo la visión del conductor significativamente.

Sistema de refrigeración

Este sistema sufre sobre todo en verano, cuando se presenta un mayor riesgo para que el vehículo llegue a recalentarse, ya que el aire que entra por la parrilla frontal ayuda a refrigerar el motor, pero al estar detenido, el sistema de refrigeración es el encargado de mantener la temperatura del motor, y si no está en buen estado el motor puede recalentarse. Lo recomendable en este caso es poner la calefacción o el aire acondicionado al máximo para forzar el funcionamiento del electroventilador para reducir la temperatura del radiador.

Caja de cambios

El sistema de transmisión permite que una misma velocidad de giro del cigüeñal se convierta en distintas velocidades de giro en las ruedas de tracción. Cuando se disminuye la velocidad de giro, aumenta el torque motor. Por lo tanto la caja de cambios es un componente necesario para el sistema de transmisión del vehículo. Juega un papel de intermediaria entre el cigüeñal y las ruedas, para que obtengan siempre el par motor necesario para hacer rodar al vehículo, sacando el máximo partido al motor.

Los atascos someten a un gran esfuerzo a las cajas de cambio manuales, sobre todo en primera. Los principales problemas que se presentan al circular así son holguras en los engranajes (las marchas rascan), un fallo en las varillas del cambio (dificulta la inserción) y el desgaste de los sincronizadores (el carrodevuelve o salta los cambios).

Entradas relacionadas

Comentar