Historia de Ford: la marca que popularizó el uso del automóvil

historia de ford

¿Quién no conoce la marca Ford? Una de las marcas de automóviles más emblemáticas de la historia y, con casi total seguridad, la gran "culpable" de que cualquier ciudadano, tenga el dinero que tenga, pueda conducir un coche hoy en día.

Si quieren conocer la historia de Ford, de sus fundadores, los orígenes de la marca estadounidense y su evolución desde el año 1903 hasta la actualidad, sigan leyendo y disfruten de este viaje a través de la historia.

El origen de Ford

Ford Motor Company fue fundada el 16 de junio del año 1903 por 12 inversores diferentes, entre los cuales estaba por supuesto el famoso Henry Ford. El presupuesto inicial de la compañía era de 28.000 dólares y la fábrica se ubicaba en la ciudad de Detroit (Michigan).

Curiosamente, Henry Ford no era el presidente de la empresa, ya que John S. Gray ostentaba ese cargo. Además de los 28.000 dólares, contaban con herramientas, maquinarias antiguas, proyectos, patentes y algunos modelos procedentes del resto de inversores de la marca.

¿Saben cuánto tardaron en conseguir vender su primer coche? ¡Tan solo un mes! En julio de 1903, su Modelo A de 2 litros es vendido al primer propietario de un Ford de la historia.

henry ford

Henry Ford toma el poder

Desde 1903 hasta 1906 la evolución de Ford es lenta. A pesar de que en sus primeros 15 meses venden 1.700 vehículos Modelo A, el resto de versiones (crearon coches desde la A hasta la Z) no se venden demasiado bien.

Todo esto lleva a realizar cambios en la cúpula de la empresa: Henry Ford pasa a ser presidente en 1906. Antes de que él se convirtiera en presidente, la marca se había trasladado desde su pequeña fábrica reconvertida hasta una factoría muchísimo más grande para satisfacer la demanda de los Ford T, un modelo exitoso que se populariza y comienza a levantar el vuelo de la compañía.

El éxito de Ford: la producción en cadena

La marca, ante la inmensa cantidad de pedidos de su Ford T, decide cambiar su manera de trabajar: pasa a crear la denominada producción en serie. Consiguen reducir drásticamente los tiempos y cada 10 segundos son capaces de crear un Ford T perfecto y listo para ser vendido.

Esto provoca que en 1911 la marca se expanda fuera de Estados Unidos, exactamente hacia Inglaterra, y que fuera ya la líder del mercado. De hecho, de cada 10 personas que tenían coche en Norteamérica, 5 tenían un Ford T.

Ford, al ver que necesitaba que los empleados produjeran más y fueran felices a la vez, decidió cambiar el mundo laboral de la fábrica: impuso un salario mínimo que doblaba el anterior (5 dólares era lo que pagaban al día) e implantó la jornada de 8 horas laborales. Más allá de suponer un gasto, esto produce que en 1915 Ford llegue a fabricar un millón de coches e incluso comience a contratar mujeres.

Todo este éxito llevo a que en 1917 Ford construyera un inmenso complejo en Dearborn (Michigan), pasando de tan solo producir coches a crear camiones, tractores, barcos y, en un futuro, aviones.

El propio Henry Ford se retira en 1919 y deja la empresa en manos de su hijo, Edsel Ford, además de que se encarga de comprar el 100% de las acciones del resto de socios para que la marca sea totalmente de su familia.

produccion en cadena ford

II Guerra Mundial: Ford suministra al ejército estadounidense

Desde 1921 hasta 1936 la evolución de Ford es estratosférica. Ya no solo compiten con otros coches utilitarios, sino que al comprar la marca Lincoln (8 millones de dólares), comenzar a construir aviones y gestar un nuevo modelo tan exitoso como el T (Ford Modelo A) la marca pasa a otro nivel.

Ford empieza a "invadir" todo el mundo con fábricas en cada rincón el planeta y sus Ford y Lincoln son el coche de moda allá donde iban. Y por si fuera poco, también crearon la submarca Mercury, con la cual introdujeron los coches de 65 CV y dominaron el sector intermedio entre Ford y Lincoln.

Sin embargo, en 1936 debido a la II Guerra Mundial deciden dejar de producir y ayudar al ejército. En 3 años construyeron 8.600 bombarderos, 57.000 propulsores de avión y al menos 500.000 tanques, destructores y todo tipo de maquinaria bélica. Tras el fin de la guerra, el nieto de Hnery Ford se hace con el control de la empresa tras la muerte de Edsel Ford, por lo que Ford II tuvo que encargarse de "reconstruir" la marca tras la guerra.

tanque ford

Historia hasta la actualidad

A partir de 1945 Ford volvió a coger vuelo. No fue hasta 1954, con la salida del Ford Thunderbird, cuando decidieron salir a bolsa. Además, en 1961 también crearon el archiconocido Mustang, un coche que siempre quedará para el recuerdo. Eso sí, su salida coincidió con la primera huelga general de la historia de Ford, por lo que no estuvo exenta de problemas.

En 1978 la marca ya tenía más de 40 plantas de fabricación fuera de Estados Unidos y su infraestructura crecía cada vez más. Se sucedían presidentes como Robert McNamara, Lee Laroca o Phillip Ladwell, mientras que a su vez se construyen coches míticos como el Ford Fiesta, Escort o Taurus.

Con la muerte en 1987 del mítico Ford II, la marca supera a General Motors y se convierte en la más grande del mundo, llevándola incluso a comprar Jaguar por 2.500 millones dólares.

En los siguientes años expandieron el mercado, compraron parte de la marca Mazda, llegaron a China, fueron los primeros en incorporar el airbag o también compraron la marca de alquiler de coches Hetz. Todo fue de color de rosas hasta 2005, cuando el mercado entró en crisis y la situación provocó que a día de hoy se hayan cerrado más de 20 plantas Ford y haya una reestructura total de modelos y diseños de la marca.

ford mondeo

Modelos míticos de Ford

  • Ford A
  • Ford T
  • Ford Thunderbird
  • Ford Fiesta
  • Ford Mustang
  • Ford Escort
  • Ford Taurus
  • Ford Mondeo

Entradas relacionadas

Comentar

Una opinión

Trackbacks

Check out what others are saying about this post...
  1. […] en el fabricante más grande del mundo, con 15 millones de unidades producidas, superando incluso a Ford y su Ford T. Sin embargo, había un problema: las ventas del Beetle caían en picado. Había que […]