Historia de BMW: la insignia alemana

historia de bmw

BMW no es una marca cualquiera. Solo su insignia y decir su nombre nos evocan imágenes de los clásicos coches alemanes que han reinado en toda Europa durante años y que se pusieron de moda en el mundo entero en cuestión de décadas.

Una marca cuyos orígenes, mucho menos glamourosos de lo que se piensa, y cuya historia ligada a Alemania le hecho pasar por muchísimas etapas, tanto buenas como malas.

¿Quiere conocer qué significa BMW? ¿El por qué de su insignia? ¿O cómo evolucionó una marca que creaba aviones hasta ser uno de los fabricantes más grandes del planeta? Siga leyendo y conocerá toda la historia de BMW.

avion bmw

Fabricando aviones

BMW en sus inicios tuvo el nombre de BFW (Bayerische Flugzeug-Werke) y fue fundada en marzo de 1916 por Kart Rapp. Todos sus diseños se llevaban a cabo en la planta de Otto-Werke, pero no fue hasta 1917, cuando Max Fritz asumió el cargo de ingeniero jefe, cuando la marca comenzó a despuntar.

Fritz quería diseñar un propulsor que hiciera volar a los aviones mucho más alto. A través de la mecánica de 6 cilindros en linea comienza a dar con la tecla y sin haber terminado el diseño la Aviación Nacional alemana le encarga la friolera de 600 motores para la I Guerra Mundial. Con este éxito, la empresa se reorganiza y decide prescindir de los servicios de su fundador, Kart Rapp.

BMW R32

Adiós aviones, hola motocicletas

Tras finalizar la I Guerra Mundial el Tratado de Versalles prohibe a Alemania fabricar motores de aviones. Por este motivo, BFW pierde todo su potencial y fabricación y tiene que cambiar totalmente de rumbo.

Decidieron fabricar motocicletas, fabricando propulsores e incluso sus propios modelos. Entre ellas destacaría la R32, una moto con gran éxito de 8.5 caballos y que, a pesar de tener un precio abusivo (2.200 Reichsmark), vendió como pocas. Parecía que ahora BFW había dado de nuevo en la tecla y hasta 1931 seguiría fabricando más y más motos.

En estos años la marca pasa a llamarse BMW, ya que este nombre refleja mucho más su actividad actual: Bayerische Motoren Werke o "Fábricas bávaras de motores".

BMW 303

Por fin llegan los automóviles

La adquisición de la factoría de coches de Eisenach en 1928 hacia presagiar la siguiente jugada de BMW: fabricar automóviles. En estos años se fabrica el primer coche, un BMW 3/20 PS, del que se fabrican 7.200 unidades en solo dos años.

BMW no se frenó ahí, sino que en 1933 fabricó un modelo bajo el eslogan de "El más perfecto utilitario aleman de grandes prestaciones": el BMW 303. Le seguirían el 315/1 (un fantástico coche de carreras), el BMW 326 (un avance para su época), el BMW 328 (estrenado por Ernst Henne con medalla de oro) y el BMW 335.

La marca, en menos de 10 años, había pasado de no ser nada a ser uno de los exponentes de la automoción mundial, tanto en utilitarios como en coches de carreras. Pero la guerra, como no podía ser de otra forma, lo cambiaría todo.

bmw r75

Motocicletas para el ejercito

En 1941 el ejercito nazi comienza a demandar motocicletas con sidecar. Esas famosas motos que hemos visto en miles de fotografías, películas y documentales: la BMW R75.

Se producen casi 20.000 unidades en tres años, la marca vuelve a fabricar aviones y parece que todo va viento en popa. Hasta que en 1944 los ataques aéreos de los aliados destruyen la mitad de la producción (planta de Munich) y obligan a BMW a reparar vehículos estadounidenses.

Sin la planta de Eisenach, el futuro para BMW parecía incierto. Pero supieron volver a recuperarse, aunque tardaron más de 7 años.

bmw 501

Los 50, década de esplendor

Tras pasar muy malos años tras la II Guerra Mundial, BMW consigue reiniciar la producción en 1951 con un coche mítico: el BMW 501 o "Ángel Barroco". Su exterior clásico unido a su interior totalmente renovado le hacen tener ese nombre.

La producción sigue avanzando con el BMW 502 y, sobre todo, el BMW Isetta. Ese pequeño modelo (solo 2,30 metros) se convierte en el más vendido de la década, con hasta 160.000 ventas, y se gana a pulso el nombre del coche aleman por excelencia.

Después vendrían el BMW 507 (muy exclusivo, solo 250 unidades) y el BMW 700 (primer vehículo soldado y unitario), el cual se vuelve muy popular entre público y carreras y hace que BMW por fin vuelva a conseguir la prosperidad anterior a la guerra.

bmw 1500

Los 60, la confirmación de la expansión

La marca no para de crecer. El número de modelos que salen de las fábricas es cada vez mayor y con la llegada del BMW 1500 sientan la base de los automóviles de la década: un coche de tamaño medio asequible, deportivo, rápido y con clase.

Después se fabrica el BMW 1800 en el '63 y el BMW 1600 en el '66. Este último sería el más exitoso, ya que comienza a dar el toque de lujo a la marca, sector en el que se posicionaría claramente más adelante.

bmw 2002

Más y más series

En 1972 nace la Serie 5, una serie de modelos que buscan satisfacer a la clase media y alta y que se venden como si fueran casi limitados. La innovación, que siempre va de la mano con BMW, se vuelve a ver reflejada en su siguiente vehículo, el BMW 2002, primer automóvil europeo con turbocompresor en serie.

En 1975 otra serie nace: la Serie 3, que llegaría a tener 30 modelos desde el BMW 316 hasta el BMW M3. En esta época BMW llega a vender 7 millones de automóviles en menos de 25 años, lo que les lleva a seguir produciendo más y más con la Serie 6 y Serie 7.

bmw 720 il

Sentando las bases del futuro

En los 80 BMW sienta las bases estéticas de todas las siguientes gamas a partir del BMW 750i/iL. Esta berlina alemana, con 12 cilindros, 300 CV y solo 240 kilos de peso, se convierte en la insignia de la marca y en el caballo de batalla con el que copan completamente el mercado.

Estos años también sirven para que BMW se introduzca en el mundo del diésel, lanzando varios modelos (542td o 525e) para intentar ocupar su espacio en este mercado. Entran en una "guerra" contra el consumo y consiguen que sus vehículos no lleguen a consumir ni 8,5l/100km en la mayoría de los casos.

bmw c1

Rover, Rolls-Royce y motos con techo

En 1994 BMW compra Rover y en 1998 adquiere los derechos de Rolls-Royce. De esta forma, la marca consigue tener sus propias fábricas en suelo británico y poder diseñar coches de auténtico lujo bajo la seña Rolls-Royce, aunque no pudieron hacerlo hasta 2003.

Lo más destacable de este periodo, más allá de la fabricación de modelos exitosos como el Z3 o el BMW X5, es la creación de la BMW C1: la moto con techo. Una motocicleta que se puede conducir sin casco, que tiene todas las protecciones de un vehículo y la comodidad de una moto.

Sin duda alguna, BMW no paraba de innovar y ya no solo acaparaba mercado en los automóviles, sino que ya innovaba en motocicletas y se expandía de manera importante en todo el mundo.

bmw 2015

Luchando contra el consumo

En el siglo XIX la marca ha destacado por su programa EfficientDynamics, el cual busca crear coches de una potencia muy alta a un consumo muy bajo. De ahí han salido tecnologías como el Brake Energy Regeneration o el Auto Start/Stop.

También han intentado entrar en el mercado de los coches eléctricos con el BMW i3 y el i8, aunque su reciente implicación en el fraude de Volskwagen les ha dejado en una posición delicada en cuanto a su "guerra contra el consumo". ¿Se verá muy afectada la marca por esta polémica? ¿O seguirá con paso firme como en los últimos años?

Modelos míticos de BMW

  • BMW R32
  • BMW 303
  • BMW R75
  • BMW 501
  • BMW 700
  • BMW 1500
  • BMW 2002
  • BMW 720i/iL
  • BMW C1

Entradas relacionadas

Comentar