Consejos para cuidar las llantas de su carro o moto

Se puede comparar nuestros zapatos con las llantas de un automóvil. ¿Se imaginan caminar con un zapato roto o dañado? Esto afectaría notablemente nuestra forma de caminar, de igual forma sucede en el auto cuando las llantas se encuentran en malas condiciones o desinfladas.

Las llantas son los zapatos en el carro y la moto, y por ello es esencial mantenerlas en buen estado, para que el vehículo circule con mayor suavidad. Las llantas además de proveer una mayor suavidad en la marcha nos ayudan en la amortiguación y en la seguridad al frenar, participan  también en la dirección y en la estabilidad.

Dicho todo esto es clara la importancia de mantener las llantas de la moto o el carro en buenas condiciones, sino sabe como cuidarlas y cuando es tiempo de cambiarlas le recomendamos los consejos que les dejamos a continuación.

Presión de inflado

Verifique la presión de inflado de las llantas por lo menos dos veces en la semana. Tenga siempre a mano un medidor de presión de inflado y tenga en cuenta las especificaciones del fabricante. Calibre siempre las llantas teniendo en cuenta la ficha que se encuentra en la puerta del conductor de su auto.

Hábitos de conducción

El buen uso determina la vida útil de cualquier elemento de desgaste. Hábitos sanos de conducción alargan la vida útil de cualquier elemento. Tomando en cuenta las llantas, el caucho se desgasta con el solo contacto contra el pavimento. Si acelera o frena de forma brusca va a reducir la durabilidad de la llanta ostensiblemente.  Evite realizar frenadas y acelerones bruscos para conservar por mucho más tiempo sus neumáticos.

Modere la velocidad

Modere su velocidad en todo tipo de terrenos, en el pavimento el desgaste es más uniforme pero sigue siendo desgaste. En calles destapadas o rocosas, evite conducir a alta velocidad. Al circular a alta velocidad no podrá evitar los obstáculos para proteger la banda de rodadura contra las inclemencias del terreno.

Alineación

Su vehículo debe estar alineado, este proceso ajusta las llantas para que se mantengan perpendiculares al piso y paralelas entre sí. La alineación debe hacerse cada seis meses o cada 10.000 km, lo que se cumpla primero. El desgaste irregular de las llantas afecta la vida útil de las llantas e incide directamente en la estabilidad del vehículo, afecta la suspensión, dirección y la seguridad.

Balanceo

Esta operación se realiza de forma complementaria al proceso de alineación, con el tiempo el rin tiende a generar cierto juego y la llanta se degasta generando cierto desequilibrio en el peso de la misma (desgaste normal). En el balanceo se nivela el peso de la llanta para que gire de forma adecuada. De esta forma se evitan vibraciones y rebotes en el vehículo y el desgaste prematuro de las llantas. El balanceo se debe hacer cada 6 meses o después de 10.000 kilómetros junto con la alineación.

Rotación de llantas

La rotación de llantas es el mantenimiento que se realiza entre cada alineación y balanceo. Consiste en cambiar las llantas de posición para que el desgaste sea uniforme en cada una de ellas al pasar por el eje de tracción del carro. El procedimiento se debe hacer cada 5.000 kilómetros o cada tres meses.

Cambio de llantas

Las llantas se deben cambiar cada dos o tres años o cada que recorra entre 50.000 y 60.000 km con ellas. Asesórese muy bien al momento de comprarlas para que no le ponga a su carro o moto llantas de baja calidad o que no sean las indicadas.

Llanta de repuesto

La llanta de repuesto hace parte del equipo de carretera y es obligatorio portarla (salvo los que vienen sin este elemento). Verifique periódicamente la presión de aire de la llanta de repuesto y verifique que esta haga parte de la rotación cada vez que se realice.

Tenga en cuenta la limpieza

Cada que lave el carro o la moto, limpie las llantas. El barro y otros elementos pueden desbalancearla o dañarla poco a poco. Evite el uso de productos derivados del petróleo que degradan el neumático.

Aplica para motos también

Las motos también deben realizar estos mantenimientos a sus llantas de acuerdo a su estructura. Por ejemplo: los rines de “radios” deben ser ajustados para reducir la tensión y que recuperen sus movimientos normales. Si la moto tiene rines artillados (macizos, con una sola unidad de afuera hacia adentro), esta solamente tiene que balancearse.

Entradas relacionadas

Comentar