Comunicación al volante

La comunicación entre los conductores de los  vehículos podría mejorar el tráfico y evitar accidentes de tránsito. En la actualidad para comunicarnos con los demás actores viales contamos con la ayuda de las luces y el pito.

Sin embargo es un lenguaje muy poco explorado y utilizado por quienes conducen. Utilizamos el claxon y lo hacemos para agredir o para “Insultar” a quien se atraviesa en nuestro camino. Las luces las utilizamos para encandilar a los demás conductores, pero no las utilizamos para comunicarnos.

Entre conductores existen señales para comunicarse con las luces, con el fin de evitar palabras o gestos faciales que los hacen mejores conductores. Bajémonos del pedestal de ser humano que tenemos y debemos empezar a comunicarnos para evitar accidentes.

Medios de comunicación al volante

Adelantar, ceder paso, dar las gracias o hasta insultar, las luces del carro son un lenguaje y aunque no existe una guía formal o estándar sobre cómo usarla, los automovilistas han creado indicaciones para comunicarse entre sí para evitar accidentes en carretera.

Los autos por ley o como mínimo para su circulación deben contar con las siguientes luces:

  • Bajas: Proyecta luz clara y es contenida en los faros principales delanteros con el fin de usarla para circular de noche o ver en la oscuridad.
  • Altas: Ubicadas en los faros delanteros y al tener una mayor intensidad y alcance de luz son usadas para circular en carretera de noche.
  • Niebla delantera y trasera: La luz delantera produce luz clara y situada en la parte baja del paragolpes y  proporciona la luz suficiente para no perder la vista en el camino en caso de encontrar niebla. Mientras que la trasera es de color rojo intenso y sirve para indicar la posición a otros conductores.
  • Cuartos delanteros y traseros (luces de posición): Se localizan en las cuatro esquinas del carro y su color puede ser rojo o amarillo, y su función es servir de noche y día como indicadora de posición del vehículo.
  • Direccionales delanteras y traseras: están ubicadas en las esquinas y en los laterales, son de un color ámbar o rojo, y deben ser activadas desde el volante para indicar a otro conductor la intención de dar vuelta hacia un lado u otro.
  • Direccionales laterales: este tipo de luces se encuentran en algunos modelos recientes y son ubicadas al costado del vehículo (ya sea en la carrocería o bien en los espejos retrovisores con colores en ámbar y rojo), con una función principal para indicar cambio de carril y hacerse notar.

Forma de comunicarse al volante

De esta forma, haciendo uso de los diferentes tipos de luces los conductores han establecido una especie de comunicación en carretera, con el objetivo de crear una conexión con otros automovilistas y entender sin palabras lo que otro necesita o quiere hacer.

Encender las luces estacionarias

Esta señal es de las más comunes, al encender las luces intermitentes o estacionarias se llama la atención y se indica que debemos tener precaución, por una avería, problemas mecánicos, accidentes en la vía, niebla intensa, entre otras situaciones de peligro, es una forma de avisar a los demás que deben tener precaución.

Decir “gracias” a otro conductor

Un hábito originalmente usado por los camioneros, algunos automovilistas decidieron copiarlo en carretera y sólo después de adelantar a un conductor, tras ceder el paso, un toque de las luces de emergencia se traduce en “gracias”. También se usa tocar el claxon en dos rápidas ocasiones.

Subir y bajar las luces delanteras

Cuando viajamos en carretera de doble sentido, se realiza un cambio de luces bajas y altas, para informar al conductor que tiene las luces altas activadas y nos está deslumbrando de forma peligrosa en el camino. Se puede indicar para que regule sus luces por seguridad.

Avisar de peligros en el camino

Se realiza una ráfaga de luz para poner en aviso al conductor que viene en dirección contraria que tenga precaución en su carril por algún accidente o problema.

Adelantar sin problemas

Si transita detrás de un auto y lo quiere adelantar, la indicación adecuada para no fallar en el intento es la siguiente: Primero que todo realice una ráfaga de luces altas, como quien pregunta si puede adelantar, una vez reciba la respuesta (encender luz direccional derecha en aprobación), significa que tiene la vía libre para adelantar; e izquierda, se traduce en perdiste la oportunidad o mejor espera ya que el adelantamiento no es posible. Acto seguido encienda la luz direccional del lado izquierdo para anticipar a los autos que le anteceden que usted va a realizar el adelantamiento.

Recuerde y aprenda el uso adecuado de las luces, ya que el mal uso de estas, además de traducirse en un peligro en el camino, también se suponen en una falta de consideración hacia los otros conductores.

Entradas relacionadas

Comentar