Cómo cambiar el líquido refrigerante del motor

El líquido refrigerante es lo que la mayoría de conductores conocemos como líquido anticongelante y su función principal es la refrigeración del motor de nuestro vehículo. Este líquido integra una serie de elementos químicos que sirven para reducir el punto de solidificación del mismo.

Por eso, se evita que este líquido se congele a temperaturas bajas y no se produzca una avería que afecte a nuestro motor por no contar con una buena refrigeración.  De ahí que el cambio refrigerante sea tan importante.

Por lo que hemos comentado ya se puede deducir que el líquido refrigerante es uno de los líquidos esenciales de nuestro vehículo y por eso muy importante saber cómo cambiarlo. ¿Quieren saber cómo y cuándo se debe realizar un cambio de líquido refrigerante? Lo explicamos a continuación:

Cambio refrigerante: ¿Cuándo realizarlo?

A pesar de lo que la gran mayoría piensa, el líquido refrigerante tiene el mismo valor durante los meses de más calor del verano y durante los meses fríos del invierno.

En verano refrigera nuestro motor y evita excesos de calor que podrían provocar averías graves pero en invierno evita que el líquido se congele. Entonces, ¿cuándo debemos realizar el cambio refrigerante en el vehículo? Básicamente, la recomendación genérica es renovar el líquido refrigerante todos los inviernos, es decir, al menos una vez al año.

Cambio líquido refrigerante paso a paso

Ahora que ya sabemos qué es el líquido refrigerante, cuál es su misión y cuándo debemos cambiarlo es hora de conocer cómo realizar ese cambio. Vamos allá:

  1. Lo primero de todo es saber qué cada modelo de auto tiene unos requerimientos técnicos diferentes y el líquido refrigerante es uno de ellos. En su manual puede consultar qué líquido anticongelante es más apropiado para su vehículo y para el clima de su localidad:
    • En ambientes con temperaturas inferiores a los -5 grados centígrados es efectivo utilizar anticongelante 10%. Este es el anticongelante utilizado por la gran mayoría de conductores latinoamericanos.
    • En ambientes con temperaturas inferiores a los -10 grados se recomienda anticongelante 20%.
    • Si la cosa se complica y hablamos de lugares con temperaturas inferiores a los -18 grados deberemos comprar anticongelante 30%.
    • En ambientes realmente fríos con temperaturas que bajan de los -37 grados el anticongelante recomendado es el anticongelante 50%.
  1. Una vez elegido el líquido refrigerante ideal para su localización y su motor es hora de comenzar. Lo primero de todo es vaciar el depósito y eliminar todo resto de líquido refrigerante antiguo. Es esencial realizar este paso con el motor en frío y realizando el vaciado completo.
  2. Algunos fabricantes recomiendan limpiar el depósito del líquido refrigerante con agua a presión. Así el sistema de refrigeración quedará totalmente limpio antes de introducir el nuevo líquido anticongelante.
  3. Después de la extracción del líquido antiguo y la limpieza del depósito toca llenarlo de nuevo con líquido refrigerante. Siga las indicaciones que vendrán en su depósito en forma de marca para no dejar el depósito con líquido de menos, pero tampoco llenarlo con más de lo que debería.

Como verán, el cambio del líquido refrigerante es muy sencillo y no requiere de grandes conocimientos mecánicos. Eso sí, por el precio tan ínfimo que tiene un cambio de líquido refrigerante siempre recomendamos acudir a profesionales para evitar cualquier tipo de riesgo.

Entradas relacionadas

Comentar

Una opinión

Trackbacks

Check out what others are saying about this post...
  1. […] del motor que se encuentra ubicado de tal forma que permite la circulación a su alrededor de agua (refrigerante). Esta disposición permite una fácil sustitución o instalación en caso de recambio por desgaste […]