Cómo se baja la suspensión del coche

bajar la suspension del coche

Todos hemos visto las películas en las que los coches botan, las suspensiones están muy bajas y el tuning hace su aparición. Y lo que más nos atrae de todo, por encima incluso del aspecto general de los vehículos, es la baja suspensión del coche.

Buscamos mejorar la apariencia del vehículo y darle un look más deportivo y agresivo. Queremos ser un poco más Too Fast & Too Furious. Pero... ¿cómo se baja la suspensión del coche? ¿Es difícil?

Ahora mismo lo va a descubrir. Le diremos las diferentes formas que existen para bajarla y la dificultad que tiene cada una de ellas. Vamos a reducir esa distancia entre su coche y el suelo.

1. Cortar los resortes de suspensión

Este es el método más popular y barato de todos. Simplemente se acortan los espirales o resortes de suspensión para reducir la distancia con un disco de corte, soplete o amoladora.

Normalmente se corta poco a poco, empezando por 1/4 de una vuelta del resorte y aumentando la distancia poco a poco para medir bien. Nunca se corta a lo loco gran parte del resorte porque esto es irreversible y si se equivoca puede decir adiós a los resortes.

Hay que tener cuidado con este método porque el manejo puede ser más complicado y puede llevar a estropear otros componentes del chasis y de la suspensión. Depende del vehículo, pero es una posibilidad.

2. Calentar los resortes de suspensión

La segunda opción es calentar los resortes y hacer que estos se "ablanden" o colapsen. Básicamente se destempla el acero y se reduce la distancia entre los resortes para que el coche baje un poco su altura. Se puede hacer con un soplete, aunque lleva bastante más tiempo que el caso anterior y es más complicado de hacer si no está acostumbrado a tratar con la mecánica.

Este método también puede empeorar la resistencia del resorte y puede provocar algunos fallos en otras partes del vehículo.

3. Comprar resortes deportivos

Esta es la opción más segura de todas. Al fin y al cabo, no estamos modificando los resortes originales, sino que estamos comprando unos especiales para nuestro modelo fabricados para bajar la suspensión.

Además, no solo es un método más seguro, sino que también mejora la estabilidad, disminuye la distancia de frenado y mejora el dominio del vehículo a la hora de acelerar.

Eso sí, de los 3 métodos este es el que menos baja la suspensión. Con los otros puede elegir cuánto quiere bajarla, pero con este método está condicionado por la distancia que haya elegido el fabricante de la pieza.

4. Cilindros hidráulicos

Este método es bastante caro y difícil de mantener, aunque permite hacer la clásica subida y bajada del vehículo que hemos visto en las películas. Simplemente se sustituyen todos los resortes por cilindros hidráulicos, aunque eso supone tener que instalar un sistema de control, bombas hidráulicas y baterías adicionales para esas bombas.

Como puede suponer, el consumo de batería del coche aumenta muchísimo, por lo que mantener su vehículo le será mucho más caro que antes. Además, cambiar los resortes por cilindros hidráulicos no es una operación fácil ni económica.

¿Va a bajar la suspensión de su coche?

Ya conoce los métodos, ahora solo tiene que elegir: ¿bajará o no la suspensión de su coche? Y, en caso de que lo haga, ¿qué método elegirá? Le esperamos en los comentarios para hablar sobre el tema.

Entradas relacionadas

Comentar