8 consejos prácticos para lavar el carro

Lavar el auto es un trabajo que a primera impresión parece ser una labor sencilla, sin embargo dependiendo del segmento al que pertenezca el auto puede ser más grande y por ende puede acarrear mayor trabajo.

En estas épocas de lluvia en nuestro país, lavar el auto parece un asunto en el que de todas formas vamos a perder. Un simple descuido y el vehículo ya quedó embarrado por un charco lleno de lodo.

Sin embargo, si pasamos por alto el lavado del auto, somos responsables de los daños que puede generar en la pintura, se reduce el brillo, aparecen nuevos rayones y perdemos valor en la unidad. Con el fin de evitar que esto ocurra, aquí les traemos 8 tips para lavar su auto.

1.     No deje acumular la suciedad

La lluvia, el barro, el viento, los insectos y las personas que se apoyan en el auto, son los que le dan el mal aspecto al auto, y por mas inofensivas que parezcan estas, pueden dañar la carrocería y la pintura. Por esta razón no espere a que el auto esté completamente sucio para darle una lavada.

2.     Cuándo lavar el carro

Lo más recomendable es que laves tu auto una vez a la semana. Sin embargo, en época de lluvias, esta acción debe intensificarse. Es decir, una vez que la lluvia o llovizna cese, retire las sustancias químicas del agua que quedan en la superficie ya que, una vez que estas se evaporan, puede marcar de forma permanente la pintura del vehículo.

3.     Lavar el auto por partes

Algunos personajes comenten el error de mojar el auto completo y aplicarle el champú de una vez a todo el auto. Lo mejor es que, con ayuda de un balde de agua, aplique agua a toda la carrocería con el fin de que la presencia de pequeñas partículas no raye la pintura. Luego, continúa limpiando el auto por segmentos.

4.    Uso adecuado del champú

Algunas personas optan por aplicar el champú solución limpiadora directamente en la carrocería. Sin embargo, este procedimiento es erróneo ya que el componente tiende a opacar el brillo o color de la pintura.

En este caso, impregna una esponja con la solución y enróllala para que genere abundante espuma. Asimismo, enjuágalo y reemplázalo cuando se encuentre muy deteriorado.

5.     Uso de la cera

Las ceras son ideales porque le dan un brillo extra al auto. Además, son muy fáciles de aplicar ya que podemos hacerlo justo cuando estemos terminando de enjuagar el auto; posterior a ello, procedemos a secarlo como siempre. Eso sí, intente no pasar el trapo por los vidrios. La cera no tiene el mismo efecto sobre estos.

Otra de las dudas que se generan en torno al asunto de las ceras para auto es sobre su presentación. Sea cera líquida o en pasta, ambas fórmulas ofrecen la misma protección. Obviamente, la solución líquida es mucho más fácil de aplicar.

6.     Los autolavados

Los servicios de autolavado o ‘car wash’ son muy eficientes si buscamos una solución rápida al problema. Es una alternativa que podemos tomar en cuenta si no disponemos de tiempo o queremos ahorrarnos el trabajo. Pero tenga en cuenta que la limpieza de su auto no será muy detallada.

7.     Limpieza profunda

La limpieza profunda y detallada es parte de un buen mantenimiento, puede que le tome un poco más tiempo, pero una limpieza profunda y detallada siempre es lo mejor. Para que el procedimiento sea eficaz, le recomendamos lo siguiente:

  • Hacer uso de paños de micro fibra
  • Utilizar varios paños, para las ruedas, otro para la carrocería, otro para los vidrios, etc.

Utilice productos para el lavado de los autos (Champú, limpiavidrios, gel para llantas, etc.) no utilice detergentes.

  • Abra el capó y el baúl para llegar a todos los lugares.
  • Aspire las alfombras y asientos del auto para eliminar el polvo (algunas marcas especializadas en la venta de electrodomésticos ofrecen aspiradoras pequeñas especiales para el auto).
  • Agregue productos para la limpieza de interiores con protector solar UV al volante y palanca de velocidades, así como a los accesorios que lo requieran.

8.     El secado

El auto debe secarse inmediatamente, no deje que el medio ambiente se encargue de esta operación. Cuando el agua se evapora por el calor y el viento, deja marcas en los vidrios y la carrocería que pueden ser perjudiciales a largo plazo (afectan la pintura y manchan los vidrios).

Para el secado utilice un paño de microfibra, no utilice toallas o trapos viejos que pueden rayar la pintura. Ahora si ¡Listo! ¡Su auto quedará impecable!

Entradas relacionadas

Comentar