Síntomas de un carro agonizando

Todo en la vida tiene una fecha de vencimiento, todas las cosas tienen en consecuencia una vida finita, aunque muchos nos den fe de autos que sobreviven a las inclemencias del paso del tiempo, lo más normal es llegar a un punto final.

Aunque algunos puristas del mundo del motor dicen que todo tiempo pasado fue mejor, y aun en contra de los cambios en seguridad y el afán por salvar vidas y no autos, acompañado de un debate sobre obsolescencia y fiabilidad, existen síntomas muy generales que dan señales de que un auto está agonizando.

Tiene los testigos encendidos

Los testigos encendidos son sinónimo de que algo anda mal, lo primero que debe hacer es revisar si este testigo esta encendido por una falla o por un mal contacto. Si enciende el Check Engine, es importante revisar nivel de aceite, refrigerante y batería, si todo está bien todavía estamos a tiempo para salvar su vida.

El problema aparece cuando el auto está continuamente iluminando testigos pidiendo ayuda de forma desesperada. Si por ejemplo se ilumina el testigo por falla en el motor no es bueno postergar la visita al mecánico, el motor podría estar a punto de un infarto y necesita la visita al especialista.

Consume demasiado aceite

 

Es normal que entre cada cambio de aceite su auto consuma un poco de aceite, no es normal si no consume aunque sea un poco. Cada motor tienes necesidades diferentes de aceite con el fin de realizar una correcta lubricación que garantice la durabilidad del mismo. Sin embargo, si los niveles de consumo se sitúan en cifras considerablemente altas (superior a ¼) estaríamos ante un motor cansado. Para esta situación existen productos específicos que garantizan un mejor cuidado del motor.

Si el excesivo consumo de aceite se debe a que el auto sufre pérdidas de aceite, una vez más no lo dude y acude a un taller. Si omite esta operación puede llevar a un nivel extremo que acabará por destrozar el motor.

Parece una chimenea andante

Si su auto emite grandes cantidades de humo, y de diferentes colores, resulta importante saber cual es problema exacto del motor. En algunas entradas anteriores profundizamos en el tema y lo pueden ver en el enlace.

Sin embargo en resumen, si el color del humo es de un tono azulado, el motor estaría quemando aceite de manera excesiva y debemos prestar atención a cualquier anomalía en las válvulas y los anillos de pistón, y por supuesto solicitar una revisión técnica en un taller.

Si el humo es de color blanco y la densidad del mismo es gruesa, este proviene del quemado de líquido refrigerante en el motor. Para que esto se produzca debe haberse producido una avería extraña como una posible grieta en el bloque motor, o en la junta de culata. A partir de aquí muchos se hacen la pregunta de si vale la pena gastar una gran cantidad de dinero en la reparación o despedirse definitivamente de su auto.

Las correas están mostrando hilos

El debate entre si es mejor la correa o la cadena de distribución siempre suscita un debate entre los usuarios. Nos limitaremos ahora a dirigirnos a todos los propietarios de autos con correa de distribución. Es bien sabido que la vida útil de las correas oscila entre los 60.000 y los 120.000 kilómetros, a partir de este punto resulta crucial proceder a su sustitución.

Si la correa de distribución finalmente cede y se rompe, se detiene la sincronización de los pistones y las válvulas, por lo que se acabarían tocando y estas últimas se doblarían. Una de las averías más caras que podría tener.

Presenta demasiada corrosión

El oxido no solo afecta el aspecto exterior, también afecta la resistencia y las características técnicas de la lámina. Una vez el óxido ha infectado su autoeste comienza a propagarse por todo el vehículo alcanzando incluso las partes vitales como los frenos.

Si dejamos pasar mucho tiempo el oxido puede llegar a podrir por completo su auto, hasta el punto de que se vaya cayendo a pedazos.

El bloque del motor se está agrietando

Los bloques de motor por lo general están hechos en fundición de hierro o aluminio, materiales orientados a una resistencia y protección de los cilindros. Por tanto una grieta o un agujero teniendo en cuenta la severidad es muestra de que es momento de invertir en una reparación.

Los inyectores están averiados

En el mejor de los escenarios, la avería se focaliza únicamente en un inyector. No obstante, no sería extraño que dicho problema se extienda a todo el sistema de inyección del motor. En este caso, una recomendación o incluso la única solución es sustituir cada uno de los inyectores para evitar daños mayores en el motor.

La culata está averiada

Por causa de un recalentamiento o el sello inadecuado de las juntas, es posible que esta pieza importante de la mecánica del motor sufra daños en la planitud que nos lleva a una de las averías más comunes y costosas del motor.

Se ha gripado el motor

El infarto del motor, la avería más grave para un motor de gasolina o diésel. Un autoen coma donde la única reparación pasa por hacer una operación a motor abierto cuyo precio puede ser un gasto tremendo teniendo en cuenta si el valor del autoen el mercado no compensa el precio de la reparación.

La reparación vale más que el propio vehículo

En relación a lo último mencionado, si el valor de la reparación se acerca o incluso supera el valor del autoen el mercado, no lo dude, es hora de dejar el auto sin mirar atrás, hay que darle los santos oleos, muchos románticos gastan dinero en autos que se convierten en cariño verdadero y desangran el bolsillo sin parar.

Entradas relacionadas

Comentar