Primer auto que utiliza grafeno en su carrocería: BAC Mono

El BAC  Mono ha sido el modelo elegido para estrenar el grafeno, un material un 20 por ciento más ligero que el carbono y 200 veces más resistente que el acero.BAC  (BriggsAutomotive  Company) es una empresa británica que construye autos deportivos con homologación de calle que tienen su sede principal en Speke Liverpool.

Para conocer el primer auto con aplicación de grafeno debemos conocer quién es BAC , su primer modelo el BAC  Mono y la aplicación de los materiales. Acompáñenos.

BAC  Mono

El BAC  Mono es el primer vehículo de la marca, presentado en 2011. Actualmente BAC  se ha asociado con Cosworth ,Hewland , Sachs , AP y Kumho Tires para la construcción de su monoplaza, que en un inicio fue construido con chasis de acero y fibra de carbono.

El BAC  Mono se trata de un len el que la atención a los materiales empleados en su construcción prima sobre cualquier otro factor. Su potencia 280 caballos y su peso, tan solo 550 kg. El resto del auto esta hecho de titanio, plástico reforzado y fibra de carbono. Como una apuesta más futurista se ha atrevido a incursionar con el grafeno en los arcos de las ruedas traseras para comenzar.

BAC  Mono y el grafeno

Para iniciarse en la aventura del grafeno, BAC  se ha asociado con Haydale Composite Solutions. Este material está hecho de láminas de carbono del grosor de un átomo, aunque a la vista es muy similar a la fibra de carbono.

En el futuro, cuando el uso de este material se popularice, podría incidir positivamente en las prestaciones, el ahorro de combustible e incluso en el coste de los vehículos del mañana. Todo apunta a que el grafeno va a protagonizar los próximos años de la historia del automovilismo.

“Este trabajo de desarrollo pone de manifiesto nuestra habilidad para trabajar con los últimos materiales e innovaciones. En BAC  no esperamos a que las nuevas tecnologías lleguen hasta nosotros, somos nosotros los que las buscamos activamente y trabajamos con lo mejor de la industria para estar en la vanguardia del sector automotriz”, declara el director de desarrollo y cofundador de BAC , Neill Briggs.

“Lograr significativos ahorros de peso y mejorar la rigidez de la carrocería nos permitirá ofrecer a nuestros clientes prestaciones mejoradas. Esto es lo último en la larga lista de innovaciones del Mono, y estamos encantados de haber trabajado con los líderes en la industria del grafeno, Haydale, en este proyecto excitante”, añade.

Materiales en la industria automotriz

Dentro de la carrera de los fabricantes en el desarrollo de piezas y el uso de los materiales en nuevas aplicaciones hay una palabra que prima en la actualidad: el grafeno.  Un material asociado al desarrollo de baterías por su gran conductibilidad, pero lo cierto es que el grafeno tiene unas condiciones estructurales sobresalientes para sustituir a la fibra de carbono.

La fibra de carbono reforzada con plástico y/u otros materiales son en la actualidad el material más usado a la hora de desarrollar carrocerías de bajo peso para los vehículos deportivos y autos de competición. Sin embargo, la llegada del grafeno puede romper las reglas del juego y en este aspecto el fabricante británico BAC  ha dado el primer paso.

El BAC  Mono es el primer vehículo en incluir piezas de grafeno en su carrocería gracias a la colaboración de la marca Haydale Composite Solutions.

Por el momento se trata de un primer experimento y el BAC  Mono sólo incorpora este ligero material en los arcos de las ruedas traseras, aunque es el primer paso para la futura utilización del grafeno en toda su carrocería. Y estamos convencidos de ello porque BAC  ha explicado que el grafeno reporta un ahorro del 20% de peso respecto a la fibra de carbono común y su resistencia es 200 veces superior a la del acero.

Como quiera que sea, el uso concreto del grafeno en carrocerías, unido al desarrollo en baterías de alta duración con este mismo material son los pilares más sólidos para que el grafeno sea uno de los protagonistas en la evolución de los autos de las próximas décadas. Eso sí, cabe aclarar que el precio del grafeno en relación con el de la fibra de carbono es todavía muy elevado.

Entradas relacionadas

Comentar