¿Por qué se empañan los vidrios de los carros?

Los vidrios del auto se empañan, con mayor frecuencia en época de lluvias, el porqué se empañan los vidrios tiene una explicación muy sencilla, diferencia de temperaturas. La diferencia de temperatura entre el habitáculo y el exterior, producen una condensación del vapor de agua que está en el medio ambiente.

Con la sola saturación de la respiración de una persona al ingresar al vehículo es suficiente para saturar la capacidad de aire, el vapor de agua y se condensa en la superficie fría más cercana o sea la del parabrisas.

Cómo desempañar los cristales del auto, ¿aire frío o aire caliente?

El aire caliente es capaz de contener más cantidad en estado gaseoso, por lo tanto lo ideal para desempañar el vidrio es utilizar aire caliente y no aire frio. Con el aire frío es posible, llegará un momento que también será capaz de desempañar, pero será un proceso mucho más lento y lo único que conseguirá es generar incomodidad al interior para los ocupantes. En cualquier caso lo ideal es hacerlo con el aire acondicionado o el climatizador encendido.

El aire acondicionado y el climatizador son ideales para desempañar

El principio de funcionamiento del aire acondicionado y del climatizador es muy parecido. Su diferencia estriba en la forma de operar con la temperatura, la automatización del climatizador.

El aire acondicionado simplemente introduce aire frío al interior, para ello utiliza un enfriador o evaporador, un compresor y un condensador y funciona de manera muy similar a los aparatos domésticos. Los de gama alta incorporan un dispositivo de des humidificación.

La diferencia entre el aire acondicionado y el climatizador está en la existencia en este último de un mecanismo electrónico pilotado por un termostato que, una vez preseleccionada la temperatura, es capaz de utilizar el ciclo necesario de calor o frío para conseguir esos grados. Es un control sobre el sistema de calefacción y aire acondicionado. Existen varios tipos:

Hay climatizadores cuya función se limita a mantener la temperatura a modo de simple termostato.

Hay otros que, además, controlan el flujo de aire, pero no las salidas que son manuales.

También hay algunos totalmente automáticos que controlan el flujo y las salidas en función de diferencias de temperatura: interior, exterior, real y programada.

Los más desarrollados, se acompañan de un sensor solar que intensifica la potencia de funcionamiento del equipo si el auto ha estado estacionado mucho tiempo al sol.

En los climatizadores “bizona” o “multizona”, incluso los ocupantes de la parte trasera disponen de regulador propio. Se pueden regular independientemente las temperaturas de la parte trasera y delantera o del lado del conductor y del acompañante. Estos dispositivos suelen tener una horquilla máxima de diferencia de actuación entre los diferentes lados de 5 ó 6 grados.

Precisamente cuando necesitamos desempañar los vidrio, debemos aprovechar la particularidad en el funcionamiento del aire acondicionado o el climatizador ya que el aire habrá pasado por el evaporador, y tendrá por lo tanto menos cantidad de agua en su interior al llegar al parabrisas.

Al estar su temperatura más caliente respecto al cristal, absorberá las gotas que se hayan formado en el cristal siendo por lo tanto la forma más rápida de desempañarlo. De hecho, si pulsamos la función de desempañado, esto es lo que hace automáticamente.

Si por el contrario no contamos con este botón, conectaremos el aire acondicionado y enviaremos hacia el vidrio aire caliente. No es bueno hacerlo con la recirculación interior conectada porque lo único que conseguiremos es que el aire interior cada vez contenga más humedad procedente de la respiración y agravaremos el problema.

Por último, si nuestro vehículo no tiene ningún sistema, ni climatización ni aire acondicionado, aire caliente al cristal a la máxima potencia posible y quitaremos la condensación.

Trucos para evitar que el vidrio se empañe

Existen en la cultura popular algunos trucos para evitar que el vidrio se empañe, a continuación les dejamos un listado de los más populares.

  1. Mantener el vidrio limpio y desengrasado
  2. Utilizar un paño scotch brite o “sabra” utilizada y desengrasar los vidrios con jabón para loza, los jabones líquidos para platos también son útiles.
  3. Limpiar el cristal con champú de uso cosmético, se frota sobre el cristal sin agua y luego se retira con papel periódico.
  4. Frotar el parabrisas con una papa cortada en la mitad, retirar con papel periódico
  5. Utilizar una mezcla de agua y vinagre blanco, en un recipiente con rociador, aplicar sobre el cristal y retirar con papel periódico
  6. Un balde de agua, rayador y jabón de barra blanco, se raya jabón y se integra al agua, se toma un trapo se humedece completamente el vidrio, luego se retira con un trapo húmedo y luego uno seco.
  7. Silica gel, este silica gel son unos cristales que vienen en maletas y diferentes envases para absorber la humedad, también se utilizan en la arena de gato. Se introduce una cierta cantidad en una media, se amarra y se ubica oculta pero al aire libre en el vehículo, esta silica absorbe completamente la humedad, el resultado se da a los dos días de aplicar la silica gel.
  8. Utilizar productos que existen en el mercado que evitan que los vidrios se empañen, yo use uno que venden en los centros comerciales para limpiar el auto, que viene en lata y es en espuma, realmente no recuerdo el nombre, es para lavar el auto en seco, yo solo lo utilizaba para limpiar los vidrios, el resultado es optimo, resbalan las gotas por el vidrio.

En este tipo de remedios caseros tiene mucho que ver la técnica y los productos, mantener siempre la seguridad y evitar utilizar productos que debiliten el cristal. Espero que este artículo sea de mucha utilidad, si han utilizado alguno de estos trucos, cuéntanos tu experiencia, o si tienen algunos trucos caseros que quieran compartirlos con nosotros, no olviden colocarlos en nuestros comentarios.

Entradas relacionadas

Comentar