¿Por qué sale humo negro por el tubo de escape?

Las causas que pueden provocar este síntoma serán distintas en función de si el auto utiliza como combustible diésel o gasolina. Como bien sabemos el diesel funciona de una forma diferente a la gasolina, basta saber cómo funciona el encendido.

Sin embargo, en ambos caso el humo negro por el tubo de escape  se debe a la misma razón, una mala combustión, ya sea por exceso de carburante o por falta de aire, ocasionando la expulsión de monóxido de carbono por el tubo de escape.

Motores gasolina

Como ya hemos comentado en el párrafo anterior el humo negro se debe a deficiencias en la mezcla, lo que suele provocar un aumento del consumo de combustible e incluso pérdida de potencia en el motor.

No obstante, esto no suele ser frecuente en vehículos actuales que incorporan motor de inyección y catalizador. Aunque si sucede, será recomendable revisar los siguientes puntos del vehículo para determinar qué fallo es el que está haciendo que el auto responda expulsando humo denso y negro por el tubo de escape:

  • El filtro de aire está sucio.
  • Estárter averiado e inmóvil.
  • El nivel de gasolina es demasiado alto en el carburador.
  • La presión de la bomba de gasolina es demasiado elevada.
  • El surtidor principal del carburador tiene holgura.
  • El surtidor de automaticidad está obstruido.
  • El ralentí tiene un reglaje incorrecto.
  • Los conductos de reaspiración de gases del cárter están obstruidos.
  • El distribuidor está mal colocado.
  • Presión inadecuada de la bomba.
  • Inyector tapado.
  • Goteo en el inyector.
  • Filtro interno de combustible obstruido (bombas sumergidas).
  • Filtro exterior de combustible obstruido.

Motores diésel

Por lo general, el humo negro en vehículos con motorizaciones diésel se debe a una combustión incompleta producida por una mezcla parcialmente quemada que hace que aparezcan residuos de carbonilla. Estos residuos se expulsan por el tubo de escape en forma de humo negro o gris oscuro, en función de la densidad de los residuos.

Así pues, cuando apreciemos este tipo de problema en nuestro vehículo será recomendable tener en cuenta que su origen podría estar en alguno de los siguientes fallos:

  • El filtro de aire está sucio.
  • El reglaje de las válvulas no tiene holgura suficiente.
  • Hay una fuga en la válvula de escape.
  • El motor está sobrecargado.
  • Los inyectores están sucios o atascados.
  • El combustible tiene un índice bajo de cetanos.
  • Combustible con demasiados residuos o baja calidad.
  • La presión de los cilindros es baja.
  • La cámara de combustión está sucia.
  • La bomba de inyección tiene un reglaje inadecuado y el caudal de la inyección es excesivo.

Como verá los motivos por los cuales puede salir humo negro por el tubo de escape del auto son muy diversos, aunque principalmente y como ya hemos repetido varias veces a lo largo de esta guía, están directamente relacionados con una mala combustión de la mezcla o por la falta de aire en la misma.

En cualquier caso, si no son capaces de identificar qué elemento puede estar provocando la expulsión de humo negro, siempre es conveniente acudir lo antes posible a nuestro taller de confianza para que puedan realizar una revisión exhaustiva del sistema.

Entradas relacionadas

Comentar