Historia de Peugeot: los pioneros del automóvil

historia peugeot

La marca francesa de Peugeot ha destacado por ser una de las primeras pioneras, tanto en el final del siglo XX como en la actualidad. Es una marca que, a pesar de tener unos comienzos difíciles, se ha asentado en Francia, Europa y en el mundo.

Su conocida tendencia por nombrar a todas sus series con números, en los cuales un cero está entre las tres cifras, y el característico león de su frontal son su seña de identidad.

¿Quiere saber cuál es el origen de esta marca, la historia de Peugeot y cómo llegaron a ser una de las más importantes del mundo? Conozca su historia.

Comienzos difíciles

La aventura de Peugeot comienza en 1815 de la mano de Jean-Pierre Peugeot y Jacques Maillard-Salins. Ambos fundan una empresa que trabaja el acero y en el que, sobre todo, vendían sierras y relojes.

No era un gran negocio y el inicio fue bastante poco esperanzador. Tuvieron muchos problemas económicos, necesitaron ayuda de otros socios capitalistas y durante más de 60 años la empresa estuvo a la deriva con todo tipo de problemas. En 1890, el dueño de la compañía (Armand Peugeot) conoce a Gottlieb Daimler de Mercedes-Benz, el cual le ayuda a crear el Peugeot Type 3, primer coche de la marca.

A pesar de haberlo creado, tampoco es que el coche vendiera mucho. De hecho, los dos dueños de Peugeot rompen su amistad y unión en la empresa (Armand y Eugéne Peugeot) en 1896, ya que Eugéne no cree en los automóviles, por lo que Armand se queda al cargo de la empresa prometiendo no interferir en el negocio del acero.

peugeot bebe

Nacimiento de la Sociedad de Automóviles y Bicicletas Peugeot

Armand fundó la Sociedad de Automóviles y Bicicletas Peugeot y uno de los primeros coches creados fue todo un éxito: el BeBe. Triunfó en el salón de París de 1904 y gracias a su motor, que alcanzaba los 40 km/h, vende más de 400 unidades en solo un año.

Sin embargo, ocurre algo inesperado: Eugéne Peugeot, que había prometido no interferir en los negocios de Armand si él hacía lo mismo, crea su propia marca de automóviles llamada Lion-Peugeot. Su disputa terminó en 1910, en la cual se volvió a refundar la Sociedad con todo aclarado.

peugeot quadrilette

La Primera Guerra Mundial

Antes de la I G.M. todo iba de maravilla para Peugeot. Su nuevo BeBe León se vendía muy bien, habían construido una nueva fábrica y la empresa francesa parecía no parar de crecer. Cuatro fábricas, más de 10.000 vehículos creados y un 50% de producción propia en Francia. Sin embargo, la guerra estalla y los problemas crecen.

Tras pasar la guerra, las deudas asfixian a la marca y tiene que dividirse en dos nuevas divisiones (una de bicicletas y otra de automóviles). Se busca crear un vehículo pequeño y económico anti-crisis, con lo que surge el Quadrilette. Es un heredero del BeBe, con un consumo muy pequeño y que triunfó y sacó de la "pobreza" de nuevo a la marca francesa.

Se puede decir que, a partir del Quadrilette, Peugeot entra en la escena internacional de marcas de automóvil de renombre.

peugeot 201

Años de crecimiento

Entre 1931 y 1936 la marca francesa crece sin parar y comienzan a crear la característica serie de coches de tres dígitos. Nacieron los Sport Type, Type 172, Type 177, Type 183 y Type 190 antes de los 30, colaborando en ocasiones con Audi.

Otro punto de inflexión fue la creación del Peugeot 201, al que bautizaron como el "nuevo Quadrilette". Se buscaba vender un coche barato para salir de la crisis del 29 y este robusto automóvil, que comenzó la serie de tres dígitos con un cero en el centro, triunfó en la sociedad.

Tras el 201 nacieron el 301 (parecido al 201 pero más largo y rápido), el 601 (motor de 6 cilindros) y el 401, disponible en muchas opciones y para segmentos más altos del mercado. La marca evolucionó más y más, cambiando de estilo en el Salón de París de 1935, en la cual exhibió un módelo épico: el Peugeot 402, un vehículo de alta gama y cuya silueta permanecería en toda la marca para siempre.

peugeot 203

Sobreviviendo de nuevo a la guerra

Tras la II Guerra Mundial parecía que Peugeot ya tenía dos "deberes" hechos. El lanzamiento del Peugeot 203, un total éxito, y su presentación de nuevo en el Salón de París hace que el coche llegue a ser tan vendido que la producción no puede dar abasto. Su motor de cuatro cilindros, cambio de cuatro velocidades y culata en V tendrían algo que ver.

El 203 es tan exitoso que hasta 1955 no se produce ningún otro modelo. En ese año nace el Peugeot 403, de un estilo clásico y que ya alcanza casi 140 km/h. Aun así, el 203 sigue siendo el rey con más de un millón de ventas.

La marca aumentaría su gama de vehículos con el nacimiento el Peugeot 404 y el 204, cuya principal evolución con respecto al mercado fue la tracción delantera y el amplio espacio interior del coche. Además, la gran subida en todos los aspectos de la marca lleva a juntar todas las empresas de Peugeot en una: Peugeot S.A.

Compra masiva y colaboraciones

En los años 70 Peugeot quiere seguir creciendo y, para conseguirlo, decide firmar un acuerdo con Renault y Volvo para crear motores de mayor calidad. Y no solo eso, sino que compra Citroën, pasando el grupo a llamarse PSA Peugeot-Citroën, y todas las filiales europeas de la marca Chrysler (Poissy, Ryton y Villaverde).

A pesar de que lo más importante de esta época fuera su actividad empresarial, hasta 4 modelos nuevos salieron a la luz: el 104, 604, 305 y 505.

peugeot 205

Peugeot 205: el salvador

La compra masiva de filiales y empresas lleva a Peugeot a una situación muy delicada, ya que el dinero empieza a escasear. Sin embargo, llegó un salvador para arreglarlo: el Peugeot 205.

Este vehículo se convierte en un Top 5 de ventas de la década de los 80 y consigue vender más de un millón de unidades en tan solo dos años. Es tan popular que se crean dos versiones más del mismo (GTI y Turbo 16) para competir en carreras, ganando hasta 2 veces el Rally París Dakar. Este coche es uno de los emblemas de Peugeot, que lo produjo durante más de 15 años y vendió hasta 5,3 millones en todo el mundo.

peugeot 206

Llega el número 6

Los '90 son la década en la que Peugeot ataca un nuevo número: el 6. Llegan el 106, 306 y 406 a la marca, destacando sobre todo el segundo. La competencia con el Volkswagen Golf y el Renault 19 era muy dura, pero el Peugeot 306 aguantó y consiguió volver a ser líder en ventas en más de una ocasión.

En estos años también llegó el Peugeot 206 (1999), que se vendió hasta 2012 y cuyo motor diésel de bajo consumo atrajo a muchos compradores. También fue el coche que hizo volver a la marca a competir en Rally y a crear un modelo GTI.

Desde aquellos años hasta ahora Peugeot ha destacado por ser una marca muy dedicada a la mejora ecológica de sus vehículos. Tecnologías como el Stop&Start, los coches híbridos o la cantidad de coches que llevan de serie el e-HDi hacen que sea una de las marcas más ecológicas del mercado.

Su evolución no frena ahí, ya que en 2010 presentó el Peugeot EX1, un coche 100% eléctrico que batió records de velocidad. A él se unieron el Peugeot RCZ y Peugeot iOn.

Modelos míticos de Peugeot

  • Peugeot BeBe
  • Peugeot Quadrilette
  • Peugeot 201
  • Peugeot 203
  • Peugeot 205
  • Peugeot 206
  • Peugeot 306

Entradas relacionadas

Comentar