¿Es verdad que al cambiar un amortiguador debo cambiar el del lado contrario?

Esta pregunta genera un debate muy grande entre las persona. Hace poco libré uno en un taller sobre el mismo tema. Si por alguna circunstancia, ya sea por desgaste o por un choque, se daña un solo amortiguador algunos recomiendan cambiar el del lado contrario.

¿Ustedes que opinan, será que si toca cambiar la pareja de amortiguadores? O solo es una estrategia de las marcas para  facturarnos. El día de hoy vamos a seguir el debate: ¿en el evento que se requiera cambiar un amortiguador se debe cambiar la pareja?

El debate

Hace poco sufrimos un accidente al estacionar el auto en una bahía, en la parte delantera había una piedra que vimos al estacionar, pero que olvidamos al salir. Al retirar el auto dimos reversa levemente y había un vehículo estacionado en la parte posterior (mal estacionado) y calculamos para salir por la parte delantera olvidando la dichosa “piedrita”y al pasar sentimos un estruendo y los baberos plásticos del paragolpes y el estribo quedaron averiados.

Al llevar el auto hacia la casa percibimos un ruido al girar la dirección que se iba ajustando y reduciendo el radio de giro. Teniendo en cuenta los daños procedimos a avisar del siniestro a la aseguradora donde nos asignaron un taller de la marca.

Los daños

En la parte de carrocería quedó afectado el estribo derecho, el guardafango, los boceles plásticos de estribo y paragolpes. En cuanto a la parte mecánica, fue necesario cambiar la suspensión del lado derecho (amortiguador, tijera) y la caja de la dirección.

Teniendo en cuenta esta situación la aseguradora únicamente cambia lo que se afecta en el siniestro. Sin embargo el taller puede recomendarle al cliente cambiar el amortiguador del lado contrario.

La controversia

Al llegar a retirar el carro al taller pregunté el valor del amortiguador derecho y el jefe de taller me dijo que no era necesario que el amortiguador que se dañó era solo el derecho, que eso solo era un mito y una estrategia para cobrar repuestos, que él no creía en eso.

Los argumentos

El primer argumento es que por simetría de desgaste debe siempre cambiarse los amortiguadores en parejas, delanteros o traseros para que el desgaste sea uniforme. El segundo argumento es que el amortiguador nuevo daña al amortiguador usado, debido a que tiene una carga diferente y va a superar la carga del amortiguador viejo forzándolo a estallarse.

En conclusión, el amortiguador no se cambió en el momento ya que no presentaba fugas y quisimos saber que tanto tiempo podía durar el amortiguador, es difícil establecer el momento justo en el que va a fallar, pero lo más seguro es que falle, todo depende del modelo del auto. Al mes de la reparación el amortiguador se estalló y tocó realizar el cambio.

Entradas relacionadas

Comentar