Cómo detectar problemas en el turbo

En ocasiones anteriores hemos hablado de las ventajas del turbo, y  que gracias  a su turbina, el sistema logra aumentar la entrada de aire y por ende la potencia. Con mayor cantidad de oxigeno hay una mejor combustión y se consigue mejorar el rendimiento del motor con un cilindraje más bajo.

Hoy en dia, la gran mayoría de motores diesel vienen con turbo y ha ido incrementando su uso en vehículos de gasolina. Es apenas normal ya que se consigue mejorar las prestaciones sin afectar el consumo de combustible. El gran problema que afecta los turbos es que su turbina gira a más de 200.000 rpm para poder lograr su funcionamiento y su temperatura de trabajo es bastante alta, aproximadamente los 1000 grados centígrados. Por tal razón es mucho más propenso a sufrir averías.

¿Cómo detectar problemas en el turbo?

Humo azul en el escape

Este es uno de los síntomas más frecuentes en el turbo. El eje del turbo gira sobre unos casquetes de bronce que flotan sobre aceite (no existen aun rodamientos que soporten la velocidad del turbo) estos casquetes son herméticos, por lo tanto cuando hay fugas innecesariamente se pasaran a la admisión. Sube el consumo de aceite por esta razón y el color del humo que sale por el escape será de color azul, como si es auto estuviera pasando aceite.  Cuando se estalla de golpe, el humo es más perceptible.

Ruidos extraños

Esto sucede cuando el eje del turbo está mal lubricado, el desgaste por rozamiento puede fracturar los extremos de las alabes de la turbina. Si hay un ruido extraño en el auto, lleva el auto al taller antes de que las partículas lleguen a los cilindros y el daño sea mayor. Si el sonido es más agudo, aumenta o disminuye en función a la velocidad del motor, puede ser que hay una holgura en los casquetes sobre los que va montado el eje, también puede ser por fallas en la lubricación.

Fallo del motor y falta de potencia

El turbo debe trabajar bien limpio y lubricado. Cuando aparece demasiada carbonilla (es un problema más grave en los diésel, puesto que generan más hollín) el sistema suele avisar del agarrotamiento de la “geometría variable”. Cuando pise el acelerador, éste no responderá como es debido (el turbo no entra en funcionamiento y el auto pierde fuerza) ya que la propia electrónica impide que actúe para evitar mayores daños.

Caída en las prestaciones

El control de presión del turbo se realiza mediante una membrana. Si ésta se perfora, la presión de soplado será irregular, se activará el modo de emergencia y el carro no funcionará como es debido. Tiene que acudir al taller cuanto antes.

Silbidos frecuentes

Los manguitos y abrazaderas pueden aflojarse o agrietarse a causa de los constantes cambios de presión. Se puede identificar cuando el motor “silbe” de forma más grave al acelerar. Este sonido es como una especie de aspiración, aunque a veces es tan bajo que el conductor, por el ruido del tráfico o del interior, no lo percibe.

Falla en la lubricación

Los expertos dicen de que la mayoría de estas averías pueden prevenirse con un mantenimiento adecuado del turbo. Las más habituales suelen estar relacionadas con el aceite:

Falta de lubricación

Ocurre cuando la bomba de aceite tiene algún problema o esta obstruida. Cuando ocurre esto, las partes internas se estropean, debido a la fricción. Cuando el nivel del aceite es bajo, debe revisar los manguitos y todos los lugares por donde pueda perder lubricación.

Aceite sucio

El éxito para el cuidado del turbo es un buen mantenimiento, la lubricación es lo mas importante, por tanto, se debe realizar cambio del filtro y del aceite en el tiempo estimado, para evitar impurezas que puedan generar daños en el turbo.

Uso de aceite inadecuado

Es normal que los usuarios intenten mejorar el rendimiento del auto, recurriendo a utilizar diferentes aceites, el aumento en el mercado de aceites semi sintéticos y sintéticos que ofrecen mejores prestaciones con respecto a los demás lubricantes lleva a que el consumidor utilice aceites inadecuados para su motor. Cuando vaya a realizar esta sustitución asesórese de forma adecuada, una limpieza excesiva puede generar mayores partículas que puede afectar directamente el turbo.

Entradas relacionadas

Comentar