Claves para elegir su primer auto

Comprar el primer auto es una etapa de la vida que genera emociones de todo tipo. Por un lado la emoción de uno de los primeros logros de la vida, por otro lado el miedo y la preocupación por lograr una buena compra.

Para evitar el miedo a equivocarse debemos planear con mucho cuidado la compra, aprovechando los recursos disponibles que nos permite la conectividad. Diversas páginas donde puede consultar modelos y precios, páginas como Pruebaderuta.com que le brindan la información de los modelos nuevos y un punto de vista sobre los autos.

Lo más importante es dedicar el tiempo necesario para revisar y analizar muy bien todas las opciones. No se deje llevar por las emociones y tenga en cuenta las siguientes claves para elegir su primer auto.

Características que debería tener el auto

Analizando el perfil de quien adquiere el auto por primera vez encontramos una proporción alta de quienes están aprendiendo a conducir. Entonces surge la duda que define lo más importante a la hora de comprar el auto y es lo primero que debemos tener en cuenta.

¿Auto nuevo o usado?

Lo primero que debemos decidir es si queremos comprar un auto nuevo (de concesionario) o un vehículo usado.

Esta primera decisión depende no sólo del presupuesto que tenemos destinado para la compra, sino también de lo que estamos buscando: funcionalidad, inversión a largo plazo, ahorro, cumplir un capricho, tener garantía de que no se va a descomponer, etcétera.

En todo caso si decide comprar auto usado o nuevo considere siempre tener en cuenta las siguientes recomendaciones.

Un auto de baja potencia

Para empezar es aconsejable elegir un auto con una potencia acorde a las necesidades de movilidad. Para una persona que solo lo utiliza en la ciudad, un city car o auto compacto es ideal, la potencia de estos oscila entre los 70 y los 90 caballos. Para aquellos que requieren un auto para un uso urbano con recorridos fuera de la ciudad y tramos de autovías es mejor elegir un vehículo del segmento B, entre los 85 y 150 caballos. Un auto que le permita transitar por vías de montaña y alguna que otra destapada de nuestra topografía colombiana. Ya habrá tiempo de conducir autos más potentes, pero hay que aprender primero.

En cuanto a combustible, la mayoría se inclina por uno de gasolina, el diésel puede ser mucho más sensible.  ¿Y turbo? Hoy en día, los autos con turbo son cada vez más comunes y ya no son tan bruscos en reacciones como hace unas décadas.

Un auto de segunda

Hay quienes opinan que es mejor empezar por un auto nuevo desde el principio, un aspecto que además lleva a la persona o más bien la obliga a será más cuidadosa. Otros por el contrario se inclinan por un auto de segunda, al principio es más fácil darle algún golpe, sobre todo estacionando.

Todo depende del costo de oportunidad, para algunos es más fácil adquirir un crédito para un automóvil nuevo. Sin embargo tiene la desventaja de la depreciación que sufre con el tiempo sumado a los altos costos de financiación.

Si toma la decisión de comprar el auto de segunda debe tener en cuenta el historial de mantenimiento del vehículo y la procedencia del mismo. Sin embargo será mucho más barato asegurar un auto de segunda mano, no recibe por completo la depreciación de la compra, por el costo puede librar en menos tiempo la deuda, por un valor promedio puede adquirir un vehículo con un equipamiento mayor al que puede acceder en un vehículo nuevo, entre otras que podrían ser importantes a la hora de tomar una decisión.

No recomendamos comprar un auto demasiado viejo, ya que no cuentan con los elementos de seguridad activa y pasiva mínimos para un conductor que empieza a adquirir experiencia.

Un auto de bajo costo de mantenimiento

Voy a hacer uso de un adagio popular “el que tiene plata para el whisky, tiene para el hielo”. Adquirir el auto puede ser sencillo, pero tenga en cuenta  el costo de los mantenimientos.

Para empezar siempre es mejor comprar un auto comercial, evitar autos demasiado raros, los autos de serie suelen tener repuestos más económicos y mano de obra calificada de fácil acceso. Un auto raro es un problema a la hora de encontrar piezas de recambio, la disponibilidad de repuestos es menor y su costo es mayor.

Auto a la medida

Teniendo en cuenta las excepciones, quien apenas va a comprar su primer auto no suele tener cargas familiares y no necesita un auto muy grande. Además un auto muy grande puede generarle problemas a la hora de conducir.

Si lo va a usar para viajar, mejor un compacto porque tienen más aplomo en carretera. Si lo usa en trayectos más urbanos, un auto familiar es más que suficiente.

Un auto de caja manual

Cada vez hay mejores cambios automáticos, pero recomendamos que el primer auto sea con cambio manual por varias razones. Para empezar, si un día se ve obligado a llevar otro auto que no sea automático, no será una tortura.

Además, tiene un control mayor sobre lo que quiere hacer con el auto y entiende mejor cómo funciona. Y por si fuese poco, un cambio manual obliga a prestar más atención a la conducción y tendrá menos distracciones por pasividad de conducción.

El auto y la tecnología

Elementos de seguridad como el ABS, los airbags o el ESP no deberían faltar en el auto si no son un problema económicamente, por lo que no se fije en un auto demasiado antiguo. Ojo con la fiabilidad y la relación entre el precio y equipamiento.

Hay cosas innecesarias y que no le van a ayudar a aprender a conducir, como los sensores de reversa, sensores de luces y de lluvia. Son elementos completamente útiles estamos totalmente de acuerdo, pero en el primer auto no son los más convenientes porque en lugar de aprender lo que le enseñaron en la escuela de conducción todo se iría al traste y perdería la posibilidad de apropiar estos conceptos de seguridad que debemos tener todos los conductores como aprender a estacionar o poner las luces de forma adecuada.

El auto de un familiar

Podemos tomar en cuenta este título desde dos ángulos, uno es cuando heredamos de mamá el auto, luego el de papá que es un poco más potente o tal vez el de el abuelo o el tío que es una reliquia (en cuyo caso debe evaluar si es seguro o fácil de mantener) todo esto mientras tiene la posibilidad de comprar su propio carro.

O desde un segundo ángulo que es el de  comprar el auto a un familiar que lo tienen en venta, donde tiene diferentes ventajas en cuanto al pago, a la seguridad en cuanto a la procedencia, hábitos de mantenimiento entre otras facilidades.

Calculadora en mano

Este es fundamental, tenga en cuenta su presupuesto y el valor que puede pagar mensualmente para su manutención. Así podrá definir que se adapta a usted, un auto nuevo, cero kilómetros o uno de segunda. La financiación es de lo primero de lo que debe hablar con el vendedor cuando se interese por un vehículo.

Puede financiar su auto hasta el 100% estableciendo las cuotas que mejor se adapten a las circunstancias, pero es importante comparar ofertas y revisar los requisitos: no se salte la letra menuda. Por supuesto, no olvide incluir en los cálculos los seguros, el mantenimiento y los gastos.

El precio

Los concesionarios tienen un margen de ganancias de entre el 10 y el 20%, por lo que puede intentar reducir el coste del mismo en caso de comprar un auto nuevo. También puede intentar negociar el valor del auto usado junto con el valor de los impuestos y/o los gastos de traspaso.

Esperamos que todos estos consejos sean de gran utilidad a la hora de comprar su primer auto. Si tiene algún otro consejo para tener en cuenta o nos quiere contar su experiencia con el primer carro ¡adelante! Déjenos su opinión en los comentarios.

Entradas relacionadas

Comentar