¿Son mejores los frenos modernos con ABS, EBD y BAS?

El sistema de frenado es de vital importancia para la seguridad del automóvil. Hoy en día es muy común escuchar  sistemas que complementan el frenado como el ABS, EBD y BAS, pero la duda es ¿Cuál es el beneficio que aportan estos sistemas al frenado?

Sin embargo las siglas que aporta cada sistema pueden darnos unas luces de como actúa cada uno de estos sistemas y las ventajas que le aporta en seguridad durante la frenada, además de la eficiencia la seguridad que aportan puede ser fundamental para evitar un accidente.

Hoy vamos a trabajar los diferentes sistemas con los que cuentan los vehículos modernos para asistir la frenada y en que mejoran el sistema de frenos.

ABS: Sistema de frenos antibloqueo

El objetivo principal del ABS es evitar precisamente que los frenos se bloqueen durante una frenada de emergencia, evitando la perdida completa del control sobre el vehículo. Para evitar que esto ocurra, unos sensores envían una señal al modulo de control durante la frenada, reduciendo la presión sobre los frenos de forma intermitente para evitar que se bloqueen las ruedas al frenar. Una de las grandes ventajas del ABS es que el conductor puede maniobrar la dirección incluso cuando la frenada es de emergencia.

EBD: Distribución de la fuerza de frenado electrónica

El sistema EBD funciona como un complemento del ABS. Este sistema reparte la fuerza de frenado entre las ruedas delanteras y traseras logrando que la frenada sea más eficiente, a la vez que impide que una rueda se sobrecargue mientras los otros quedan inutilizados. De esta forma logra repartir la fuerza de frenado tomando la misma señal del ABS.

BAS: Asistencia al frenado de emergencia

El sistema BAS por su parte es el que asiste el frenado de emergencia que funciona combinado con el ABS. Entra en juego cuando detecta que el conductor está frenando de emergencia por la velocidad con la que quita el pie del acelerador y presiona el freno con gran intensidad. Cuando esto ocurre, el sistema automáticamente aplica la máxima potencia y de forma constante al sistema de frenos hasta que el vehículo se detiene.

Aunque parezca algo muy sofisticado, su funcionamiento es relativamente sencillo, y se ha instalado por cerca de veinte años. Es fácil entender su función, y su operación viene de la aeronáutica.

Más sobre el EBD

Se puede decir que es un subsistema del ABS, aunque hay sistemas menos avanzados  de hace un tiempo, que no necesariamente lo tienen. Lo que hace es distribuir con más precisión la fuerza de frenado hacia las ruedas traseras en función del peso y la adherencia, gracias a la electrónica que ubica el hardware con que opera, en la unidad ECU del ABS, donde obviamente trabaja en conjunto con éste.

¿Por qué distribuye la fuerza de frenado hacia y entre las ruedas traseras?

 Cuando se frena, hay una transferencia de peso hacia adelante, con lo que el agarre de las ruedas delanteras aumenta, y proporcionalmente disminuye el de las traseras. Si le llega más fuerza de frenado a las llantas traseras, se bloquearán con la consecuente pérdida del control porque el auto inevitablemente se va de cola (sobreviraje). La proporción repartida normalmente entre el frente y atrás está entre el  70 – 80% adelante y el  30 – 20% para atrás.

Para enviar la correcta presión de frenado a las llantas traseras se usaba un limitador que no es otra cosa que una válvula mecánica que va en la parte trasera, y que reacciona ante la variación de altura por carga de baúl, platón, o pasajeros adicionales en los puestos traseros, limitando la presión enviada atrás, para evitar la salida de la cola y la pérdida del control.

El EBD la reemplazó, con un trabajo muchísimo más efectivo gracias a la electrónica. Así no solamente deja pasar la fuerza de frenado hacia atrás con más precisión (se demora menos en ejecutar) y cantidades más exactas (fuerza), sino que además es sensible ante la pérdida de adherencia de cualquiera de las ruedas traseras: esto último no era una operación de la antigua válvula limitadora.

Con todas esas cualidades, garantiza una maniobra de frenado más segura, especialmente en curvas donde las velocidades de las  ruedas traseras son diferentes, también porque reparte con precisión la fuerza entre éstas; la válvula limitadora lo hacía con las 2 ruedas traseras, pero sin diferenciar presiones entre sí. Está por demás concluir, que un auto es mejor cuando lleva el sistema EBD.

Para el año 2017 empieza a regir la resolución que exige el ABS como sistema obligatorio para los vehículos que circulen en Colombia. Sin embargo revisando los vehículos nuevos de las diferentes notas que hemos trabajado, el ABS es un equipo de serie en los nuevos modelos que se ofrecen en el país con algunos productos que ya vienen con EBD y BAS equipado en los segmentos Premium. Lo que supone que la seguridad ya no es un accesorio sino  un elemento de protección a la vida de quienes hacen uso de los automóviles.

Entradas relacionadas

Comentar