Autostop: peligros y ventajas

El autostop o “hacer dedo” es una de las técnicas de transporte gratuito más antigua de la historia. No se trata de algo novedoso pero sí es cierto que ha cobrado fuerza de nuevo en los últimos años junto con el uso compartido de coches por varias personas.

Y usted, ¿cuántos adultos ve en medio de una carretera con el dedo levantado y con un cartel colgado en el que puede leer el destino al que se quiere dirigir? Son muchos los que optan por esta modalidad de transporte basada en la solidaridad de los conductores, así que vamos a tratar de aclarar cómo se practica, cuáles son sus ventajas y cuáles son sus peligros.

Trucos para hacer autostop

Básicamente, el autostop consiste en colocarse en una calzada por la que pasen un gran número de coches y levantar el dedo pulgar cada vez que pase un vehículo que se dirija en la dirección que deseamos.

Uno de los trucos fundamentales para obtener resultados positivos con este tipo de transporte es el de colocarse en la calzada que deben tomar los vehículos para llegar a nuestro destino, es decir, situarse en un lugar de paso por el que los vehículos tienen que circular para llegar al destino elegido. Eso sí, asegúrese de que el lugar es espacioso para que el vehículo que le recoge pueda parar sin impedir el resto de circulación.

Una forma de llamar la atención de los conductores es colocando un cartel con las letras bien marcadas en el que escribamos dónde queremos ir y un “Por favor” o un “Please” bien grandes. Levantar el dedo también es fundamental pero siempre con cuidado de hacerlo en un lugar de la calzada que no represente un peligro para la circulación normal.

Otro truco para llamar la atención de los conductores es el de colocarse un gorro llamativo o prendas coloridas para no pasar desapercibido en la calzada.

Por último, ni que decir tiene que un buen aseo e higiene son fundamentales para no incomodar al conductor una vez que subamos a su vehículo, además de adaptarse a sus normas: si el conductor no quiere hablar o no quiere que fume en su auto, lo normal es que usted se adapte para llegar a su destino sin ningún problema.

Ventajas del autostop: por qué hacer autostop

Hacer autostop es muy común en ciertos países de Europa y del resto del mundo y, aunque debe tenerse precaución, se trata de una forma de transporte fácil y rápido que cualquiera puede utilizar. ¿Quieren saber cuáles son las ventajas de hacer autostop? Se las enumeramos:

  • Coste 0: esta es una de las ventajas principales de hacer autostop y por eso es una práctica tan extendida entre los jóvenes, mochileros o no, que quieren ahorrarse unos dólares o unos euros en su viaje.
  • Socialización: hacer autostop es una muy buena forma de conocer gente nueva. Es más, en muchos casos se intercambian teléfonos o el propio conductor, habitante del destino al que usted se dirige, le invita a conocer su hogar, cenar con su familia e incluso dormir en su casa. ¡Es cuestión de tener buena suerte!
  • Rapidez: hoy en día es más fácil que un coche pare a recogerle mientras hace autostop y más si su apariencia física no denota dejadez, estado ebrio o similares. Por eso, es un sistema de transporte que además de ser gratuito es rápido.

Peligros del autostop: qué debe tener en cuenta

Es obvio que subirse a un auto de un extraño representa cierto riesgo dado que no conocemos a la persona en cuestión. En el caso de las mujeres, por muy machista que pueda parecer, se han producido un gran número de casos que, lamentablemente, no han terminado de la forma que deberían y que han llegado a salir en las noticias. Por eso, no se recomienda en ningún caso que una mujer haga autostop sola.

Los hombres también pueden verse expuestos a situaciones arriesgadas derivadas del uso del autostop como medio de transporte. Por eso, es fundamental que si el vehículo o el conductor no nos inspira confianza lo rechacemos y sigamos esperando al siguiente. ¡No suba si no quiere subir!

Con la debida precaución no tiene que suceder nada malo, pero sí sucederá lo que esperamos: llegar a nuestro destino de forma rápida y sin pagar. Es una experiencia que debe vivirse, al menos, una vez en la vida así que le invitamos a hacer autostop en alguno de sus viajes.

Entradas relacionadas

Comentar