Cómo evitar ser engañado al comprar un auto de segunda mano

comprar auto usado

Cuando usted decide comprar su primer automóvil, lo más común es que lo compre de segunda mano. Teniendo en cuenta que el precio es muy reducido y que, si sabe buscar bien, puede encontrar coches que duran muchos años, es lógico comenzar comprando un coche con varios años de uso.

El problema es que comprar un auto de segunda mano no es fácil. La oferta es muy amplia, hay vendedores de todo tipo, decenas de lugares a los que ir a comprar y mil detalles que revisar. Si no tiene cuidado, podrían acabar vendiéndole un coche con fallos de motor o haciéndole sobrepagar por un vehículo que podría haber encontrado más barato.

¿Quiere que no le ocurra nada de esto? Entonces continúe leyendo y con nuestra guía para comprar un auto de segunda mano evitará que le engañen.

1. No tenga prisas

Las prisas siempre son malas compañeras, y en el mundo de la reventa de coches usados lo son aún más. Cuando contacte con un vendedor, salvo que haya localizado una ganga irrechazable, nunca compre tras el primer o segundo contacto.

Los vendedores suelen utilizar siempre la misma técnica para crear urgencia. Seguro que le suena la siguiente frase:

"Hay alguien a punto de comprar mi coche, por lo que si no se decide rápido puede que mañana ya lo haya vendido"

La realidad es que en la mayoría de ocasiones esa frase será mentira. El vendedor suele tener prisa por quitarse su auto de encima, por lo que utilizará este tipo de frases para crear urgencia y no dejarle tiempo prudencial para buscar otros modelos mejores que el suyo.

Además, tampoco es bueno tener prisas por cualquier otro motivo como las vacaciones. Planee su compra con tiempo y no deje para última hora el momento de adquirir su auto de segunda mano.

2. Pregunte por el uso del vehículo

A la hora de comprar un coche usado el vendedor le dará mucha información como el kilometraje, reparaciones, año de fabricación, etc. Pero hay una información que es tan importante como todos esos detalles: el uso que se le ha dado al automóvil.

No tiene el mismo desgaste un coche que se ha utilizado al 100% por ciudad que uno que ha viajado por carretera. Tampoco es lo mismo que el coche haya tenido 2 o 3 dueños que solo haya tenido uno. Cualquier detalle de este tipo le ayudará a valorar el precio y si comprar o no ese auto.

Busque automóviles que hayan circulado más por carretera (menos desgaste), cuyo dueño sea a ser posible de una edad más avanzada (cuidan más el auto por lo general) y que haya tenido el menor número de dueños posibles.

3. Lleve el coche al mecánico

Todos tenemos un amigo mecánico o conocemos la localización de algún taller cercano. Si no tiene ese amigo, el precio por una pequeña revisión del vehículo es muy económica y, a largo plazo, puede suponer evitar cientos de problemas.

Es necesario revisar, al menos, los aspectos básicos del coche, como los neumáticos, frenos, suspensión, cristales o la suspensión. Salvo que usted sea un experto en mecánica, requerirá de la ayuda de otra persona.

Si el vendedor no le permite llevar el coche a una revisión mecánica, descarte automáticamente ese coche. Algo habrá que no quiere que descubra.

4. Pruebe el coche

No compre nada que no haya conducido antes. Al igual que se debe de poder hacer una inspección mecánica, el vendedor debe dejarle conducir durante un buen tiempo el vehículo para probarlo.

Evite conformarse con conducirlo 5 o 10 minutos, hágalo durante al menos media hora. ¿Por qué? Porque podrá comprobar cómo se comporta el motor, si aparecen ruidos extraños o si al circular durante cierto periodo de tiempo algo falla.

Si no entiende demasiado de automóviles, siempre es conveniente que vaya con usted alguien que sí lo haga. Cualquier piloto, ruido o movimiento delicado será detectado por este especialista, mientras que usted podría dejarlo pasar sin darse cuenta.

5. Compare precios

Cuando haya realizado todas las comprobaciones anteriores y diga "este es el coche perfecto", es hora de negociar por el precio. Todos los vendedores, salvo contadas ocasiones, están dispuestos a rebajar un porcentaje su precio.

Peine el mercado y encuentre modelos más baratos y con prestaciones parecidas al que el vendedor tiene, enséñeselos y pídale un precio similar. En caso de que haya que hacer alguna reparación del automóvil, pídale que reste todo del precio o que las haga él mismo antes de venderle el coche.

Para saber si el precio es el adecuado puede visitar concesionarios de ocasión, decenas de portales de Internet o buscar que alguien le tase el vehículo.

Si sigue estos 5 consejos podrá comprar sin preocupaciones. Después, pueden ocurrir mil cosas, pero usted habrá tomado todas las precauciones posibles para evitar ser engañado al comprar un auto de segunda mano.

Entradas relacionadas

Comentar

4 Opiniones
  1. jose prieto dice:

    Señores P de R. Buen día
    Mi pregunta es la siguiente:
    Cómo detectar que a un auto le han bajado el kilometraje ?
    Gracias.JBPrieto

    • Javier Pastor dice:

      Hola José,

      Su duda nos ha parecido tan buena que hemos pensado en hacer un artículo completo sobre ello. Podrá leerlo mañana mismo 🙂

      ¡Muchas gracias por inspirarnos a crearlo!

  2. Gilbert Mauricio García Orozco dice:

    En promedio de uso en un auto particular es de 12000 kilómetros por año, así que puede dividir el kilometraje total en los años de uso, otro indicador es el estado de la tapicería, el paso del tiempo deja huellas en las sillas y tapizados, la palanca de cambios y los pedales. El estado del motor y las reparaciones o sustituciones recientes también dan fe del paso del tiempo.

    • Javier Pastor dice:

      Muchas gracias por su aportación Gilbert, la verdad es que todos esos detalles son muy útiles a la hora de comprar un coche de segunda mano.

      Un saludo