Buena actitud al conducir

Debemos mantener una buena actitud al conducir, no debemos dejarnos llevar por las emociones y el estrés que se vive por cuenta de la gran cantidad de vehículos, vías en mal estado, reparaciones de vías, alcantarillado y la mala actitud de muchos conductores de aquellos que conducen de forma imprudente.

La habilidad para entender y compartir las emociones y los pensamientos de los demás es esencial al conducir un carro. Desde el momento en que se ubica detrás del volante asume una gran responsabilidad con quienes lo acompañan en el vehículo y con los demás actores de la vía, como ciclistas, motociclistas y peatones. Con todos tendrán que empatizar para evitar conflictos en las vías y garantizar la seguridad.

Conducir

No es solo usar un carro para trasladarse de un lugar a otro. También es una actividad que consiste en asumir que hay otros conductores que tienen intenciones y comportamientos distintos que usted debe anticipar. Es por ello que tener y generar empatía es la forma más eficiente de prevenir accidentes de tránsito.

Se trata de salir a la calle entendiendo que si no busca comprender los movimientos y las acciones de una gran cantidad de personas, si no se esfuerza por ser un conductor de buena actitud, podría poner en riesgo la seguridad de todos.

Conductor amable

Se trata de comprender que todos pensamos de forma diferente y actuamos de forma diferente frente a situaciones de tipos personal y social. Usted debe ser capaz de anticipar estos comportamientos así no esté de acuerdo. Así el de adelante no le indique o realice alguna acción en contra de las normas de transito. El hecho de convivir todos los días frente a estas circunstancias le permiten adquirir habilidades que le hacen sortear cualquier maniobra.

Sin embargo una buena actitud frente a los demás puede ayudar, una sonrisa, una mirada o una palabra amable. “Se amable, pues cada persona está librando una dura batalla” platón.

Un conductor amable

  • Maneja su carro y analiza las acciones de los otros conductores, está pendiente de lo que estos realizan y no comete imprudencias.
  • Le preocupan los problemas que afectan a un conductor en la vía y se detienes a ayudarlo.
  • No hace señales de cambio de luces o toca la bocina solo para presionar a otro conductor, peatón o motociclista.
  • Lleva siempre la documentación de carro o moto y la tienes al día para no ejecutar infracciones.

Recomendaciones

Respeto: una de las características de la buena actitud al conducir es el respeto por las normas y señales de tránsito. Cumplir con esto le evitará inconvenientes viales, accidentes de tránsito e incomodidades con otros conductores.

No obstaculizar: no se convierta en un obstáculo para los demás. Antes de hacer algo indebido como estacionarse sobre una cebra, pararse en plena vía, estacionarse en sitios no permitidos o adelantar a otro vehículo por el lado incorrecto, piense en la molestia que causarás y en su propia seguridad.

Tolerancia: cada conductor y peatón tiene una conducta propia y no puede controlarlo, pero sí puede ser tolerante y no reaccionar impulsivamente ante las fallas de los demás.

Controle sus emociones: El afán del día a día, las bocinas y el mal comportamiento en general de los conductores elevan el nivel de estrés. Escuche música suave, respire profundo y ponga la mejor actitud a la situación.

No exceda la velocidad: conducir a altas velocidades impide tener una mayor percepción de lo que ocurre en la vía. Según estudios desarrollados en varios países de Latinoamérica, la velocidad es responsable del 40 % de las muertes en accidentes de tránsito. Trate de movilizarte siempre dentro de los límites permitidos.

Amabilidad: recuerde que comparte la calle con otros conductores de carro, peatones, ciclistas y motociclistas, por tanto, no pretenda ser el dueño de la vía. Ceda el paso, apoya al conductor o peatón que lo requiera y frena en los pare y las cebras. Todos tenemos los mismos derechos de movilizarnos dentro y fuera de la ciudad, independientemente del medio que utilicemos.

Educación: Sea educado y cívico, permita que los demás conductores y peatones transiten de forma libra, así como usted tienen el mismo derecho. Demuestre su educación aunque los demás con sus actos no la demuestren y por ultimo sea un ejemplo positivo de la movilidad.

Entradas relacionadas

Comentar