Verdades sobre el ahorro en combustible

El aumento constante en el precio de la gasolina causa estragos en la economía de la mayoría de la población mundial que tiene la necesidad de transportarse en auto. Sobre este importante tema hay una serie de verdades y mentiras sobre el ahorro en combustible que es bueno conocerlas.

Existen algunas ideas equivocadas en relación a muchas cosas que debemos hacer para ahorrar combustible. A continuación recopilamos algunas realidades que giran alrededor de esta acción que toca el bolsillo de los conductores.

Los autos pequeños son ahorradores de combustible

Los autos compactos suelen tener motores más pequeños que tienen una demanda menor de combustible, aunque en realidad lo que hace que un vehículo gaste poco no es solo el tamaño, influyen los materiales y el diseño de la carrocería. En la actualidad encontramos vehículos más grandes con consumos menores apoyados en sus avances en aerodinámica, materiales de construcción y diseño.

Se gasta más gasolina con el aire acondicionado encendido

Esto obedece a que se agrega un trabajo mayor al motor y por tal motivo aumenta el consumo de carburante. Es recomendable mantener los vidrios cerrados cuando conducimos a altas velocidades, si viaja con el aire acondicionado encendido puede ser mejor el rendimiento al de viajar con los vidrios abiertos donde aumenta la resistencia del viento aumentando el consumo. Por otro lado en la actualidad en autos de gama media alta, el sistema de climatizador puede ser de gran utilidad a la hora de ahorrar combustible, todo acompañado de nuevas tecnologías que permiten reducir la carga que el compresor ejerce sobre el motor, liberando un porcentaje que reduce el consumo de combustible.

Las transmisiones manuales son más ahorradoras

Si bien esta creencia era cierta, ha perdido peso en los últimos años producto del desarrollo de versiones automáticas más perfeccionadas y eficientes. De hecho, los vehículos con cajas automáticas pueden llegar a ser más ahorradores que los de caja mecánica.

Un motor necesita más combustible para arrancar que para detenerse

Los sistemas de inyección de combustible permiten a los motores un arranque bastante eficiente, especialmente cuando han sido previamente ‘calentados’ con el motor en ralentí.

Cabe más gasolina si muevo el carro de lado a lado

Es una práctica muy particular que utilizan algunos conductores de servicio público y algunos taxistas. Aquellas personas que mecen el lado de lado a lado una vez que la bomba de combustible se ha detenido en realidad hacen un esfuerzo en vano, dado que la gasolina es un líquido, no es polvo que se acomoda conforme se mueve el recipiente, los líquidos tienden a ocupar el espacio y tomar la forma donde se les vierte.

La presión de aire de las llantas influye en el ahorro de combustible

La presión inadecuada acelera el desgaste de la banda de rodadura y aumenta el gasto de combustible por lo menos en un 5%. Revisar la presión de todas las llantas regularmente es lo más recomendable.  Por lo menos  cada semana, cuando las llantas estén frías y usando un calibrador confiable.

Con el combustible premium, el auto consume menos

Esto no es cierto. Si es que el fabricante no lo recomienda, por más top que sea el combustible, este detalle no mejorará el rendimiento de su vehículo. Lo que determina el consumo es la relación peso potencia, la aerodinámica y los factores medioambientales.

Entradas relacionadas

Comentar