Qué es el valor venal de un coche

valor venal

Si alguna vez ha escuchado las palabras "valor venal" y no sabe muy bien qué significan, ha llegado al lugar correcto. Podría haberla escuchado a la hora de comprar un coche de segunda mano, por parte de su aseguradora o a la hora de vender su propio coche.

Veamos qué es el valor venal y qué importancia tiene, ya que es un concepto que debemos conocer si tenemos un coche (sobre todo si tiene cierto número de años).

Definición de valor venal

El valor venal de un coche es la cantidad de dinero que puede conseguir por un automóvil cuando es vendido.

En otras palabras, es el precio que su coche puede llegar a alcanzar si es puesto en el mercado de segunda mano.

Este precio dependerá de diferentes factores como la antigüedad, estado, uso, kilometraje e incluso de la ley de demanda y oferta que exista de su modelo. Las variables son tantas que es difícil resumirlas todas aquí.

Por supuesto, este valor jamás podrá ser equivalente al valor nuevo de un coche, ya que con que el vehículo salga del concesionario ya valdrá mucho menos.

Por otro lado, el valor venal también es un concepto muy importante a la hora de tratar con una aseguradora. ¿Por qué? Porque en caso de siniestro vial (el coche no puede volver a ser utilizado), el valor venal es la cantidad de dinero que le dará su aseguradora a cambio de su coche.

¿Cómo se calcula el valor venal?

Para calcular el valor venal tendrá que ver cuál es la legislación vigente en su país. Por ejemplo, en España se puede determinar a través de unas tablas ofrecidas por el Ministerio de Hacienda (en la actualidad está vigente la Orden HAP/2367/2013).

Aun así, esos documentos suelen ser una locura de páginas y páginas (ese tiene más de 500) y calcular el valor venal puede ser un suplicio. Para que se hagan una idea, teniendo en cuenta que la tabla tiene en cuenta la fecha de primera matriculación del vehículo, el valor venal de su coche será el siguiente según los años de antigüedad:

  • 0-1 año: 100%
  • 1-2 años: 84%
  • 2-3 años: 67%
  • 3-4 años: 56%
  • 4-5 años: 47%
  • 5-6 años: 39%
  • 6-7 años: 34%
  • 7-8 años: 28%
  • 8-9 años: 24%
  • 9-10 años: 19%
  • 10-11 años: 17%
  • 11-12 años: 13%
  • 12-13 años: 10%

Esas tablas varían según el país en el que esté, pero normalmente los valores son parecidos y se puede hacer una idea. Tenga también en cuenta que si el coche ha tenido algún uso especial (taxi, autoescuela o alquiler por ejemplo) el valor venal se verá reducido.

¿Qué tiene que ver el valor venal con el valor de reposición?

El valor venal es a veces confundido con el valor de reposición, aunque realmente no sean lo mismo.

El valor de reposición o valor de mercado es el valor del coche en caso de ser comprado en el instante posterior a un siniestro vial. En él se incluyen todas las características, antigüedad y accesorios incluidos en la póliza del seguro.

Para que las diferencien, el valor venal sería el valor del coche justo antes del siniestro y el valor de reposición el valor del mismo después de este y con las condiciones acordadas con su seguro.

Es importante definir, a la hora de contratar un seguro, si en caso de siniestro vial, el coche será "pagado" por su valor venal o su valor de reposición.

¿Cuál es el valor venal de su coche?

Ahora que ya sabe qué es el valor venal y cómo calcularlo, ¿se anima a compartir el valor venal de su vehículo con nosotros? Nos encantaría conocerlo y ver cómo ese valor varía en diferentes países.

Entradas relacionadas

Comentar