Tipos de aceite de motor

Conocer los tipos de aceites de motor, su obtención y aplicaciones puede darle luces acerca de una falla o puede ayudarle a evitar que esta se presente. En el artículo de hoy planteamos los tipos de aceites, su obtención, aplicaciones y nomenclatura a fin de que usted esté informado y sepa cual debe utilizar.

En cuanto a lubricantes recuerde siempre seguir las recomendaciones del fabricante, asi como los periodos de mantenimiento y recambio de fluidos y partes susceptibles de mantenimiento y sustitución.

Identificación del aceite

SAE establece once tipos de aceite de motor, que oscilan entre 0W y 60. La W tras el número indica que es un aceite adaptado para emplearse a bajas temperaturas  (por Winter, invierno en inglés).

Podemos dividirlos en dos clases: Seis tipos de aceite de invierno: 0W, 5W, 10W, 15W, 20W, 25W. La cifra la fluidez del lubricante a temperaturas bajo cero (cuanto más baja, más fluidez tendrá el aceite en épocas de frío) y cinco tipos de aceite de verano: 20, 30, 40, 50, 60.

Existen otras variantes, pues no se cambia de aceite en función de la época del año. Los aceites multigrados son aptos para utilizarlos durante los 12 meses del año sin temor a dañar el motor y son los que emplea su auto.

Se denominan con dos números y una letra W y son los que usamos los conductores de todo el planeta. La primera cifra (unida a la letra W) muestra el índice de viscosidad a bajas temperaturas. Es la temperatura mínima a la que un aceite de motor conserva su viscosidad en óptimas condiciones:

Índice de viscosidad Temperatura
0W -35ºC
5W -30ºC
10W -25ºC
15W -20ºC
20W -15ºC

La segunda cifra, muestra el nivel de viscosidad a temperaturas altas, hasta 100-150 °C.

Los aceites multigrados tienen muchas ventajas, ya que además de evitar cambiarlo según la época del año porque mantienen la capacidad de lubricación a bajas y altas temperaturas, es más rápido arrancar en frío (evitando el desgaste del motor) y se consume menos que otros lubricantes.

Aceites de acuerdo al proceso de obtención

Hay también una importante diferenciación de aceites según su proceso de obtención:

Aceites minerales: proceden de la destilación del petróleo en estado puro. Tienen un índice de viscosidad más elevado por regla general.

Aceites sintéticos: Obtenidos directamente en laboratorios. Son los más habituales hoy en día, ya que son capaces de mantener un nivel adecuado en temperaturas muy dispares y ofrecen mejor respuesta en condiciones muy extremas… además de adaptarse mejor a los motores de última generación.

¿Y si uso un aceite con índice de viscosidad diferente?

Si emplea aceites diferentes a los recomendados por el fabricante de su vehículo no es que deje de funcionar, pero si hay variaciones muy grandes respecto al original, sí puede causar problemas:

Índice de viscosidad demasiado bajo: el aceite se volverá tan líquido que se escurrirá sin haber generado la película lubricante entre las piezas del motor para prevenir su desgaste. No podrá evitar tampoco la pérdida de potencia.

Índice de viscosidad demasiado alto: El automóvil consumirá más combustible y el motor podría sobrecalentarse o perder parte de la potencia al no fluir una cantidad suficiente de lubricante por su interior, ya que cuanto más viscoso sea un lubricante más le costará fluir por una superficie.

Entradas relacionadas

Comentar