Tecnología en el auto que puede ser innecesaria

Es una realidad los autos han aumentado de forma exponencial su contenido tecnológico, gracias a la miniaturización de componentes, el bajo costo de los mismos y todas las posibilidades que aporta Internet aplicada a los automóviles.

Ante todo este boom surge una incógnita ¿Pero realmente se trata de tecnología útil? Es un asunto que marca la diferencia en el precio, pero, hasta donde es algo necesario. ¿Realmente los conductores utilizan todas las tecnologías que equipan los automóviles actuales?JD power hizo un estudio que reveló datos importantes que relacionaremos a continuación.

El informe DrIVE 2015

En este informe JD Power mide las experiencias de los conductores con características de tecnología en el vehículo durante los primeros 90 días de propiedad.

El informe revela que al menos el 20 por ciento de los propietarios de vehículos nuevos nunca han utilizado 16 de las 33 características de tecnología medidas. Los cinco propietarios de las características más comúnmente informan que "nunca usan" son:

  • Asistentes de búsqueda de negocios, como restaurantes y gasolineras (43%)
  • Router integrado (38%).
  • Sistema de estacionamiento automático (35%).
  • Head-Up Display (33%).
  • Aplicaciones integradas en el equipo de infoentretenimiento (32%).

Al analizar con detenimiento cada uno de los asistentes y notamos que los tres primeros son sistemas que ya encontramos en el smartphone  y ya estamos más habituados a emplear el teléfono y sabemos cómo funcionan.

A cualquiera de nosotros nos resultará más sencillo y rápido buscar un restaurante o gasolinera (incluso utilizando el asistente por voz), usar el móvil como un punto de acceso WiFi para conectar otro dispositivo o usar aplicaciones  con un objetivo específico.

En este sentido, puede influir el hecho de la novedad (la gente lleva apenas tres meses con su vehículo nuevo), pero JD Power también llega a la misma conclusión: el auto que quiere ser móvil no va a ser mejor que un móvil.

Otro de los aspectos por los cuales no se utiliza es la  usabilidad de algunos de estos sistemas de infoentretenimiento deja mucho que desear, incluso para quienes estamos habituados a toquetear aparatos electrónicos.

JD Power señala también a las marcas y a sus vendedores, que no siempre explican a los clientes los sistemas que incorporan el vehículo o la necesidad de activar algunos de ellos. “Los primeros 30 días de uso del automóvil son críticos a la hora de establecer esa relación tecnológica”, señala KristinKolodge, responsable del área en la consultora. Tampoco aprueban Apple o Google pues el estudio indica que los sistemas operativos que las dos tecnológicas han desarrollado específicamente para el automóvil están en el listado de elementos que muchos clientes “no quieren en su próximo auto”. De nuevo la gente prefiere emplear esas cosas en el auto.

Los sistemas más aceptados y demandados son sistemas de seguridad como el aviso de ángulo muerto, la frenada de emergencia, el control de crucero adaptativo o los que diagnostican el estado del auto, si bien vienen integrados y no se gestionan a través de una conexión externa.

A la hora de comprar un auto nuevo es clave equiparlo bien para poder venderlo después en el mercado de segunda mano antes y a un precio más elevado y evitar que se deprecie más. Eso sí, es importante saber cuáles son los elementos de equipamiento más demandados. Por eso, conocer qué utiliza la gente (y qué no) es esencial y este estudio nos da una pista muy importante: apostar por equipamiento de seguridad y solamente por el tecnológico cuando sepamos que nosotros vamos a aprovecharlo.

Entradas relacionadas

Comentar