Soluciones para que el invierno no estropee su auto

La mecánica de los automóviles actuales puede funcionar a la perfección entre los -25 grados y los 45 grados centígrados.  Sin embargo no hay que confiarse, la mayoría de las averías que se producen en los automóviles se dan en las épocas frías y bajas temperaturas.

El efecto del invierno puede contrarrestarse con algunos cuidados para la época invernal. Un plan de mantenimiento adecuado siguiendo los parámetros del fabricante es ideal para conservar el auto a temperaturas extremas.

Batería

Es uno de los elementos del automóvil más susceptibles a los cambios en la temperatura ambiental. En época de invierno debe recibir atención y revisión para evitar una descarga profunda que le lleve a cambiar la batería. Para no tener que cambiarla antes de tiempo, procure no dejar luces encendidas y que el auto duerma resguardado de la humedad.

Aceite

Si no está en buen estado o no es adecuado para bajas temperaturas, puede llegar casi a congelarse y se vuelve mucho más denso. Es difícil de detectar, pero lo notará porque al auto le costará arrancar más de lo habitual. No acelere fuerte, y deje el motor al menos cinco minutos a ralentí antes de iniciar la marcha. Sustituya el aceite por el  adecuado.

Anticongelante

Si el líquido refrigerante contiene poco anticongelante y, si las temperaturas son muy bajas, se congela. Aumentará su volumen y reventarán las partes internas del motor, manguitos y la avería es costosa. En importante cambiar el líquido, como mucho, cada tres años ó 60.000 km. Pida en cada revisión que comprueben que el sistema de refrigeración está en buen estado.

Alimentación

El motor gira pero no prende. Si no logra arrancarlo ni siguiendo el último de los consejos de cómo arrancar un auto en frío, (empujándolo o dejándolo caer por una pendiente), no lo repita. Puede saturar al catalizador con gasolina sin quemar, y  se puede dañar. Lo normal es que esto se deba a un fallo de alimentación o encendido. Con un buen mantenimiento no tendría por qué ocurrir.

Electrónica

¿El motor falla? Algún elemento electrónico (un sensor o una conexión) puede haberse humedecido. Normalmente eso se seca y ya está, pero si necesita usar el auto, es mejor que acuda a un garaje para que lo sequen cuanto antes. Puede que las bujías lancen mal las chispas, o en un momento poco adecuado.

Aire

No hay forma de evitarlo. Se ha estropeado. Puede bajar las ventanillas de vez en cuando para que el aire frío se desempañe, pero tendrás que ir al taller a que reparen el sistema de ventilación.

Termostato

¿No funciona bien y el motor no alcanza su temperatura normal o se calienta en exceso? Cambiando el termostato cada cinco años se soluciona el problema. Si se calienta, la aguja de la temperatura subirá más de lo normal, deténgase de inmediato. Si no alcanza su temperatura, podrás continuar, pero consumirá hasta un 20% más.

Juntas y carrocería

¿Las juntas de goma de las lunas, puerta se endurecen y degradan y acaba filtrándose el agua dentro del auto? Avisamos: es normal en un auto de más de 10 años.

Luces

¿En invierno las bombillas convencionales se funden con más facilidad? Sí. Y los faros también se ensucian más por el barro. Es muy complicado, pero puede aprender a cambiar las bombillas usted mismo (depende del modelo de auto) y ahorrarse el dinero del taller.

Freno de mano

No suele ocurrir, pero a veces con las bajas temperaturas se forma escarcha, que hará que las pastillas de freno se queden pegadas al disco de freno.

Entradas relacionadas

Comentar