Software automotriz y propiedad intelectual

El valor de los autos en Colombia está en aumento, el dólar aumenta el costo de las importaciones y ni hablar de los costos de mantenimiento, los costos de los repuestos, sumemos el valor del impuesto de rodamiento, del soat y de la póliza todo riesgo pero ¿qué pensaría  si después de toda esa inversión usted no fuera completamente el dueño de su auto? Desde hace un tiempo General Motors  en California Estados Unidos libra una batalla jurídica donde sus abogados sostienen que los programas de las computadoras de los autos les pertenecen y que los compradores de los autos solo pueden ser propietarios de la licencia.

Esto quiere decir que uno es dueño del carro pero no de los programas, o sea que va a pasar lo mismo que pasa con los computadores, que nos venden el Hardware y tendremos que pagar por la licencia del Software.

Ahora yo me hago una pregunta, ¿será que también nos sorprenden con virus para los ordenadores de los autos? No está muy lejos que los autos ahora estén en  internet, y de que seamos víctimas de estos, adicional a tener que montarle antivirus al automóvil.

Ahora, para que el auto funcione vamos a depender de la licencia del software y necesariamente del concesionario y de la marca.

Es una noticia controversial que tocará a muchos usuarios del automóvil, que aún no es una realidad, pero el resultado que salga de los estrados californianos y si se piensa en los efectos que esto pueda llegar a tener en las diferentes marcas a nivel internacional y su aplicación tiene  jurisprudencia a nivel mundial, nadie podría tratar de intervenir la parte electrónica del auto, sin incurrir en delitos de índole informático y de propiedad intelectual.

Los automóviles ya no solo traen el computador para la inyección, sino que varios de los sistemas del auto actualmente se controlan por estas unidades, tenemos unidad central para los frenos, para la caja, unidad para controlar el sistema de seguridad, el encendido del auto, sin estos programas seria inoperable un automóvil, así que el verdadero impacto esta dado en todo lo que atañe el funcionamiento del vehículo, razón por la cual se castigaría la intervención de los mismos por personas ajenas a la marca así que cualquier intervención fuera de la marca bloquearía los sistemas.

El argumento que tiene GM es precisamente este, que los talleres que no son especializados realizan intervenciones que afectan la seguridad de los ocupantes, como la desactivación deliberada de ABS, Airbag y otras funciones, ya que al no detectar y poder solucionar la falla recurren a la suspensión de la parte causante.

GM mantiene su posición sobre los derechos de autor y esta decisión puede ampliarse hacia todas las marcas, ¿cuál será la posición que se dé en los estrados judiciales? y ¿quién tendrá la razón?, ¿a dónde vamos a llegar con este litigio? Lo cierto es que los autos ya casi se conducen solos, que la informática aplicada a la mecánica cada vez es mayor y es una realidad con la que pronto nos tendremos que enfrentar.

Entradas relacionadas

Comentar